Significado de Combustible fósil

Qué es Combustible fósil:

El combustible fósil es un recurso energético no renovable que se genera a partir de la descomposición de materia orgánica proveniente de restos animales y vegetales. Al combinarse con el oxígeno, la materia orgánica produce energía. El petróleo, el carbón y el gas natural son combustibles fósiles, así como sus derivados.

Para que se formara combustible fósil, fue necesario que la materia orgánica cumpliera con un proceso natural de transformación, que conllevó, primero, la fosilización de la materia, luego la descomposición y la sedimentación. Este proceso llevó millones de años, y fue posible debido a que en aquellas eras, las proporciones de oxígeno, dióxido de carbono y otros gases disponibles en la atmósfera eran distintas a las actuales.

Tipos de combustible fósil

Petróleo

Se trata de un líquido oleoso y pesado compuesto por carbono e hidrógeno. Se forma a través de la sedimentación de restos orgánicos, a cientos de metros de profundidad de la tierra, gracias a la presión y las altas temperaturas que afectan la biomasa.

Es muy valorado porque de él no solo se extraen combustibles de diferentes tipos tras el refinamiento, sino materiales para la industria.

Entre sus productos derivados están: gasolina, gas licuado de petróleo, lubricantes, parafinas, asfalto, fibras sintéticas, plásticos, cosméticos, etc.

Vea también Gasolina.

Gas natural

El gas natural se compone de carbono, hidrógeno y metano. El gas se desprende del petróleo, de manera que sus yacimientos son cercanos a este. Este gas es inodoro, es decir, no tiene olor. Como el gas es altamente tóxico e inflamable, en el proceso de extracción se le añade un aroma para identificar una fuga eventual.

Carbón

El carbón es una roca sedimentaria formada por restos vegetales acumulados en zonas pantanosas o marinas de poca profundidad. Los restos vegetales involucrados son tan variados que da lugar a diferentes tipos, tales como turba, lignito, hulla y antracita. Su composición química es, esencialmente, azufre, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Vea también:

Usos del combustible fósil

El combustible fósil es la fuente principal de energía que se utiliza en la actualidad, tanto en el ámbito público como casero. De este depende:

  • El combustible para maquinarias industriales de todo tipo;
  • El combustible para transporte;
  • Calefacción/climatización de ambientes;
  • Cocina.

Impacto ambiental del combustible fósil

Los procesos de extracción y refinamiento del combustible fósil pueden ser altamente contaminantes. Por ejemplo, durante los procesos de extracción de petróleo pueden tener lugar derrames en el agua, que no solo la contaminan sino que causa la destrucción de las especies de ese hábitat. Otro ejemplo son las explosiones de las canteras de gas, que muchas veces no pueden ser controladas y continúan ardiendo y produciendo emisiones de dióxido de carbono.

También el uso cotidiano de estos combustibles tiene un impacto en el medio ambiente, especialmente los derivados del petróleo, como la gasolina o el gasóleo (diésel). La maquinaria movilizada por estos combustibles aumenta la concentración de gases como el dióxido de carbono en la atmósfera, intensificando el calentamiento global y favoreciendo el efecto invernadero.

Vea también:

Fecha de actualización: 20/08/2019. Cómo citar: "Combustible fósil". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/combustible-fosil/ Consultado: