Significado de Deflación

Qué es Deflación:

La deflación se refiere al descenso del nivel general de los precios en una economía. La palabra proviene del francés déflation, que a su vez procede del inglés deflation.

La deflación se produce como consecuencia de una situación en que la oferta excede a la demanda, lo cual provoca que los productores se vean obligados a bajar los precios de los productos y servicios. La deflación, en este sentido, es lo opuesto a la inflación.

Vea también Inflación.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), podemos considerar una situación de caída de los precios como una deflación si esta se mantiene durante al menos dos semestres consecutivos.

El problema de la deflación es que la caída de los precios termina también afectando los salarios y la producción, todo lo cual, sumado, puede dar lugar a una recesión que perjudica gravemente el crecimiento de una economía.

Vea también Recesión.

¿Por qué ocurre esto? Pues porque las deflaciones hacen que el consumo se estanque, que los productores produzcan menos, lo cual a su vez implica que prescindan de algunos de sus trabajadores y haya despidos de trabajadores, situación que a su vez repercute en que haya menos consumo y, en consecuencia, un exceso de oferta, todo lo cual se convierte en un círculo vicioso que se conoce como espiral deflacionista. En este sentido, las consecuencias de la deflación son más temibles que las de la inflación.

Un ejemplo de deflación fue la Gran Depresión que tuvo lugar en Estados Unidos entre 1929 y 1933 como consecuencia del colapso del sistema financiero.

Ventajas y desventajas de la deflación

Ventajas

  • El poder adquisitivo de las personas aumentará si los salarios se mantienen estables.
  • Las empresas podrían optar por invertir más en bienes de capital.
  • Estimula el ahorro.
  • Hay más disponibilidad de dinero para préstamos.
  • Se producen bajadas en los tipos de interés.

Desventajas

  • Las empresas podrían empezar a invertir menos en trabajadores, disparando el desempleo.
  • La caída de los precios también puede afectar los salarios, el empleo y la producción.
  • El consumo tiende a estancarse: se produce menos porque se consume menos y, en consecuencia, ocurren despidos.

Deflación e inflación

En economía, es conveniente diferenciar entre dos procesos totalmente opuestos como lo son la inflación y la deflación. La inflación es la subida generalizada de los bienes de consumo, lo que a su vez trae como consecuencia la pérdida del poder adquisitivo. La deflación, en cambio, supone la bajada generalizada de los precios y un aumento del poder adquisitivo.

Ambas, sin embargo, si se agudizan, pueden tener consecuencias nefastas para la economía, como la inflación galopante o la hiperinflación en el caso de la primera, o una espiral deflacionista que puede conducir a la economía a la recesión, en el caso de la segunda.

Fecha de actualización: 24/07/2017. Cómo citar: "Deflación". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/deflacion/ Consultado: