Significado de Dios aprieta pero no ahorca

Qué es Dios aprieta pero no ahorca:

El dicho “Dios aprieta pero no ahorca”, conocido en algunos países hispanos como “Dios aprieta pero no ahoga”, es un refrán popular que exhorta a las personas a confiar en la providencia cuando se ven agobiadas por las necesidades.

En este sentido, el refrán invoca a la aceptación o conformidad, siempre acompañadas por una actitud esperanzada.

Para quien invoca el refrán, aun cuando los males parezcan muchos, Dios siempre provee de aquello que es necesario para seguir adelante. Por ello, la actitud de confianza en la divina providencia es esencial para enfrentar las dificultades.

De acuerdo a la fe popular, algunas situaciones difíciles son permitidas por Dios como recursos para llegar al autoconocimiento y a la sabiduría. Pero, estas circunstancias son temporales y Dios siempre acaba por librar a sus hijos de la hora oscura en el momento más inesperado.

Algunas expresiones equivalentes o semejantes pueden ser las siguientes: “No da Dios más nieve que la lana detiene”; “Dios da el frío conforme la ropa”; “Dios, que da la llaga, da la medicina” y “Dios escribe derecho sobre líneas torcidas” (Dios escribe recto con renglones torcidos).

En un sentido contrario, los refranes “Da Dios almendras al que no tiene muelas” o “Dios le da pan al que no tiene dientes” se refiere al disgusto que produce que personas sin criterio, desaprovechen las oportunidades maravillosas que tienen ante sí.

Vea también A Dios rogando y con el mazo dando.

Fecha de actualización: 14/06/2019. Cómo citar: "Dios aprieta pero no ahorca". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/dios-aprieta-pero-no-ahorca/ Consultado: