Significado de Impuesto

Qué es el Impuesto:

Impuesto es el tributo, exacción o la cantidad de dinero que se paga al Estado, a la comunidad autónoma y/o al ayuntamiento obligatoriamente. La obligatoriedad de los impuestos está establecida sobre las personas naturales o jurídicas. Estos tienen como propósito contribuir con la hacienda pública, financiar los gastos del Estado y otros entes, así como los servicios públicos.

Entre los servicios públicos, están la construcción de infraestructuras (eléctricas, carreteras, aeropuertos, puertos), prestar los servicios públicos de sanidad, educación, defensa, sistemas de protección social (desempleo, prestaciones por invalidez o accidentes laborales), etc.

La reglamentación de los impuestos se denomina sistema fiscal o fiscalidad.

Clases de impuestos

Existen diferentes tipos de impuestos, que se clasifican como impuestos directos, indirectos y progresivos.

Impuestos directos

Son aquellos que se aplican de manera periódica e individual a las personas físicas o jurídicas sobre sus bienes e ingresos económicos. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Impuesto sobre la renta;
  • impuesto sobre el patrimonio;
  • contribución rústica y urbana (o impuesto sobre bienes inmuebles);
  • impuesto de sucesiones;
  • impuestos sobre la posesión de vehículos (Impuesto de la tenencia o uso de vehículos, Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica);
  • impuestos de animales, etc.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es el tipo de gravamen que una persona debe pagar cada año a la hacienda pública por el conjunto de sus ingresos.

Impuestos indirectos

Los impuestos indirectos son aquellos que se aplican a los bienes de consumo o a los servicios, los cuales se añaden al precio de las mercancías. Es el caso del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

El IVA es el tributo básico de la imposición indirecta, que incide sobre el consumo y se exige con ocasión de la entrega de bienes, las transacciones y las prestaciones de servicios, realizadas en el desarrollo de una actividad empresarial o profesional, así como en las imputaciones de bienes.

Vea también IVA.

Impuestos progresivos y regresivos

Los impuestos progresivos son aquellos que para calcularlos se aplica un porcentaje, una tasa o un tipo impositivo, que crece más que proporcionalmente al aumentar la base, por ejemplo, la renta.

Los impuestos regresivos son aquellos cuyos tipos decrecen al aumentar la base sobre la que se aplica.

Impuestos objetivos y subjetivos

Se llaman impuestos objetivos a aquellos que gravan sobre la riqueza de un individuo sin tomar en cuenta las circunstancias económicas y personales del mismo.

Por el contrario, los impuestos subjetivos son aquellos que se atenúan o modalizan de acuerdo a las circunstancias de los individuos. Por ejemplo, aquellos casos en que una persona debe pagar impuesto sobre la renta, pero el monto total se reduce en virtud de su carga familiar, la presencia de alguna discapacidad, etc.

Impuestos instantáneos e impuestos periódicos

Los impuestos instantáneos son aquellos que se pagan como un acto único, devenido de un servicio específico. Por ejemplo, la compra de un inmueble.

Los impuestos periódicos son todos aquellos que se pagan regularmente y de manera indefinida. Un ejemplo de ellos es el impuesto sobre la renta (ISR).

Vea también:

Fecha de actualización: 07/02/2019. Cómo citar: "Impuesto". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/impuesto/ Consultado: