Significado de Nadie es profeta en su tierra

Qué es Nadie es profeta en su tierra:

“Nadie es profeta en su tierra” es un refrán de origen bíblico que aplica cuando las personas deben abandonar su hogar y su tierra para alcanzar una buena reputación. Suele ocurrir que cuando una persona, dentro de su propio entorno, intenta destacar o, incluso, intenta aconsejar en función del bien común, no es valorado por su comunidad o no alcanza a reunir los medios para ser escuchado.

Así, de acuerdo con la lógica de este refrán, si una persona quiere ganar un cierto respeto y reputación, debe emprender camino fuera de su lugar de origen, tal como en los tiempos antiguos lo hacían los profetas, que viajan de pueblo en pueblo para transmitir su mensaje. También es este caso se aplica el uso popular del refrán.

De acuerdo con el evangelio de San Lucas, la frase es atribuida al mismo Jesús de Nazaret. Después de haberse preparado por 40 días en el desierto, Jesús regresó a su pueblo, leyó las escrituras en la sinagoga, como de costumbre, y anunció su cumplimiento. Los asistentes, que lo conocían desde pequeño, tomaron sus palabras como una herejía y lo llevaron afuera para tirarlo al despeñadero.

Tras el episodio, Jesús dijo “Nadie es profeta en su tierra” y escapó de entre la multitud enardecida. A partir de allí, salió a predicar y sanar enfermos a Cafarnaúm, donde fue escuchado y respetado (Evangelio de San Lucas, capítulo 4, versículo 24).

Un refrán equivalente es el que reza: “Nunca el juglar de la tierra tañe bien a fiesta”.

Vea también:

Fecha de actualización: 27/12/2018. Cómo citar: "Nadie es profeta en su tierra". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/nadie-es-profeta-en-su-tierra/ Consultado: