Significado de Muerto el perro se acaba la rabia

Qué es Muerto el perro se acaba la rabia:

El refrán "Muerto el perro, se acaba la rabia" o "Muerto el perro, se acabó la rabia" está relacionado con la idea de causa y efecto. Parte del principio de que eliminado el factor que produce el problema, desaparece el problema mismo.

Este refrán posee un espíritu pragmático, puesto que no solo invita a idear soluciones, sino a cortar los conflictos de raíz, en lugar de limitarse a disipar temporalmente la tensión.

La "rabia" es el nombre popular que recibe una enfermedad incurable llamada hidrofobia, la cual afecta a los perros, y trae como consecuencia un comportamiento agresivo. Parte del problema de la hidrofobia es que puede ser transmitida a los seres humanos por medio de una mordida de un perro infectado.

Al no tener cura y representar una grave amenaza a la salud pública, cuando un perro es infectado se le sacrifica para detener su propagación. Es así que nace el sentido del dicho "Muerto el perro se acaba la rabia".

Si la causa de expansión de un problema está identificada, bastaría entonces con eliminar la causa, bien para prevenir o bien para corregir el entuerto.

Entre las variantes de este dicho se conoce "Muerto el perro se acabaron las pulgas", de uso común en Puerto Rico. Puede vincularse también con expresiones como "A grandes males, grandes soluciones".

Ver también 15 refranes sobre la vida para reflexionar.

Fecha de actualización: 30/10/2018. Cómo citar: "Muerto el perro se acaba la rabia". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/muerto-el-perro-se-acaba-la-rabia/ Consultado: