Significado de Contrarreforma

Qué es Contrarreforma:

Se conoce como contrarreforma la renovación de la Iglesia Católica en el siglo XVI como respuesta para frenar el avance de las doctrinas protestantes en Europa.

La contrarreforma es llamada de esta manera ya que responde a la reforma protestante que comienza Martín Lutero en 1517.

La contrarreforma fue establecida bajo el Concilio de Trento (1545-1563) convocado por primera vez por el papa Pablo III en 1545, luego por el papa Julio III entre 1550 y 1555, y finalmente por el papa Pío IV en 1563.

Características de la contrarreforma

La contrarreforma o reforma católica se caracterizó por abarcar la esfera política y religiosa del momento.

En el aspecto político, la contrarreforma elimina la venta de las indulgencias siendo ella una de las razones por las cuales los gobernadores comenzaron a adherir a la reforma protestante de Martín Lutero.

En el aspecto religioso, la contrarreforma busca reformular la iglesia católica, unir a los cristianos bajo el papado romano y evangelizar los territorios del Nuevo mundo (América).

Con el fin de evitar el avance de las iglesias protestantes, la contrarreforma renueva y fija guías para frenar la corrupción del clero con parámetros comunes para la Iglesia Católica como, por ejemplo, la defensa de la autoridad papal, la capacidad exclusiva de la iglesia y sus representantes para la interpretación de los textos sagrados y la salvación por la fe y las obras de caridad, devoción o penitencia.

Consecuencias de la contrarreforma

La reforma católica del siglo XVI o contrarreforma, crea en el Concilio de Trento referencias para la uniformidad de la Iglesia católica bajo el papado romano.

Algunas de las consecuencias que la contrarreforma crea son, por ejemplo, el poder de la Santa inquisición en América con la reanudación del Tribunal del santo oficio, la censura del conocimiento con la creación del Índice de los libros prohibidos (Index) y la creación de nuevas órdenes religiosas dedicadas a la catequización de los nativos y paganos de los nuevos territorios.

Personajes de la contrarreforma

Los mayores exponentes de la contrarreforma o reforma católica fueron los papas que convocaron las sesiones del Concilio de Trento entre 1545 y 1563: Pablo III, Julio III y Pío IV.

Además, destaca Ignacio de Loyola (1491-1556), fundador de la Compañía de Jesús en 1540 cuya misión principal fue la catequización de América para la unificación de la cristiandad.

Reforma protestante y contrarreforma

La reforma protestante nace debido a la corrupción del clero de la Iglesia católica. En 1517, Martín Lutero publica Las 95 tesis cuyo principal argumento es la negación de la salvación del hombre a través de la compra de indulgencias.

Con Martín Lutero en Alemania, Juan Calvino en Suiza y el rey Enrique VIII en Inglaterra, la Iglesia Católica comienza a perder territorio de influencia sobre Europa por lo que se ve obligada a crear una contrarreforma para mantener su poder.

La contrarreforma es definida en el Concilio de Trento convocado por primera vez en 1545 por el papa Pablo III que reafirma la autoridad del papa, la interpretación de la Biblia por la iglesia y sus representantes, el libre albedrío, el celibato y la creencia en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Vea también Reforma protestante.

Contrarreforma y el barroco

La contrarreforma o reforma católica desarrolla el estilo barroco en el arte. La Iglesia católica utilizó el arte como una forma para difundir la religión católica. El barroco manifestó a través de la exageración y ostentación los misterios religiosos a través de los sentidos.

Además, el arte barroco se aleja de temas paganos y desnudos característicos del Renacimiento. Sus mayores exponentes fueron: el italiano Lorenzo Bernini (1598-1680), Caravaggio (1571-1610) y el belga Pedro Pablo Rubens (1577-1640).

Vea también Barroco.

Fecha de actualización: 28/12/2018. Cómo citar: "Contrarreforma". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/contrarreforma/ Consultado: