7 ejemplos de ética en la vida cotidiana

La ética es la parte de la filosofía que reflexiona sobre el hecho moral, es decir, sobre lo que está bien o está mal. Así, pues, en nuestro día a día, nos ajustamos a ciertos principios o normas que guían u orientan nuestra conducta, y es de este modo que podemos distinguir lo que es bueno de lo que no lo es, lo correcto de lo incorrecto.

La ética puede ser observada en nuestra vida cotidiana en todos los actos, decisiones y comportamientos con los que nos conducimos, bien sea en el trabajo o la escuela, en la forma en que nos relacionamos con nuestros seres queridos o con las demás personas, así como con el medio ambiente.

Es gracias al respeto de todos estos principios y reglas que creamos las condiciones adecuadas para convivir en sociedad. Por eso, a continuación te comentamos siete ejemplos de ética en distintos ámbitos de nuestra vida cotidiana.

1. Ética personal

vida personal

La ética puede aplicarse a la vida personal de alguien, que contempla no solo sus relaciones con la familia, los amigos y la pareja, sino también su relación consigo mismo y la forma en que actúa y toma decisiones en función de sus valores morales fundamentales.

Así, la ética en la vida personal está también atravesada por los sentimientos, las emociones, las sensaciones, los sueños, las ideas y las opiniones de una persona, que son, en definitiva, los que determinan su forma de ser y comportarse en la vida íntima.

2. Ética en la vida profesional

vida profesional

En el ámbito laboral, la ética profesional está contenida en los códigos deontológicos que regulan la actividad profesional, es decir, el conjunto de normas y principios que obligatoriamente deben cumplirse en la práctica de una profesión.

El comportamiento ético, además, dota al profesional de prestigio y reputación, lo hace confiable y demuestra sus capacidades no solo en el plano de la ejecución de sus tareas, sino en la forma de hacerlas, con sujeción a las normas morales.

Vea también 9 ejemplos prácticos de ética profesional.

3. Ética en la escuela

en la escuela

Cuando asistimos a una institución educativa, vamos para formarnos como ciudadanos, en los valores sociales y con los conocimientos de nuestro tiempo.

Por eso, la escuela o la universidad son lugares donde, al relacionarnos con los demás, también aprendemos a comportarnos de manera ética: siendo honestos, respetuosos y leales con nuestros compañeros, reconociendo la autoridad del profesor, y cumpliendo con nuestros deberes escolares.

4. Ética social

social

La ética aplicada a la vida social en general se demuestra en valores como el respeto, la tolerancia, la honestidad, la inclusión y la igualdad. Así, la ética social aparece en todas las relaciones que mantenemos con los otros por distintas razones, que pueden ser económicas, políticas, laborales, ciudadanas o, incluso, circunstanciales.

5. Ética ciudadana

ciudadana

Practicamos ética ciudadana al relacionarnos con respeto y responsabilidad con el otro y con el espacio en que vivimos y que compartimos con otras personas, como la ciudad, el barrio, la calle, incluso nuestra residencia o nuestro piso.

La ética ciudadana observa un conjunto de reglas relacionadas con la forma adecuada de comportarnos en los espacios públicos, no solo respetando los derechos del otro, sino siendo amables y bondadosos con quien los demás.

6. Ética medioambiental

medio ambiente

La manera en que nos relacionamos con el medio ambiente implica ciertas normas éticas, que se basan en el respeto y cuidado de la naturaleza, los animales, los recursos y el equilibrio ecológico de un lugar.

La ética medioambiental está también en la forma en que tratamos los desperdicios que producimos y en la utilización consciente y responsable de los recursos que pone la naturaleza a nuestra disposición.

7. Ética económica

economia

La ética también se manifiesta en la forma en que manejamos nuestros recursos económicos, evitando derrochar, aprovechando de ahorrar, e invirtiendo nuestro dinero en negocios rentables de probidad moral.

La ética en la economía también implica evitar el dinero sucio, proveniente de actividades inmorales como el narcotráfico o la venta de armas, o beneficiarnos de las dificultades de los otros, como quienes practican la usura.

7 ejemplos de ética en la vida cotidiana se encuentra en la categoría: General