Significado de Respeto

Isbel Delgado
Revisión por Isbel DelgadoLicenciada en Comunicación Social

Qué es el Respeto:

El respeto es un valor y una cualidad positiva que se refiere a la acción de respetar; es equivalente a tener veneración, aprecio y reconocimiento por una persona o cosa.

La palabra proviene del latín respectus, que traduce ‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’, de allí que algo que merezca una segunda mirada sea algo digno de respeto.

El respeto es uno de los valores morales más importantes del ser humano, pues es fundamental para lograr una armoniosa interacción social. El respeto debe ser mutuo y nacer de un sentimiento de reciprocidad.

Una de las premisas más importantes sobre el respeto es que para ser respetado es necesario saber o aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades.

El respeto también debe aprenderse. Respetar no significa estar de acuerdo en todos los ámbitos con otra persona, sino que se trata de no discriminar ni ofender a esa persona por su forma de vida y sus decisiones, siempre y cuando dichas decisiones no causen ningún daño, ni afecten o irrespeten a los demás.

Respetar es también ser tolerante con quien no piensa igual que tú, con quien no comparte tus mismos gustos o intereses, con quien es diferente o ha decidido diferenciarse. El respeto a la diversidad de ideas, opiniones y maneras de ser es un valor supremo en las sociedades modernas que aspiran a ser justas y a garantizar una sana convivencia.

Muchas religiones abordan la cuestión del respeto hacia los demás, porque es una de las reglas esenciales para tener una relación sana con el prójimo.

El respeto como valor

Respeto, grupo de personas conversando

El respeto es un valor moral. Los valores morales son principios creados por la sociedad y la tradición con el fin de definir pautas correctas de comportamiento general.

Sin respeto no tendríamos en cuenta la vida, opiniones y creencias de los demás. Todo esto generaría caos y sería un paso atrás para la sociedad. Por eso, cada vez que actuamos con respeto estamos contribuyendo a crear un mundo mucho más justo y amable para vivir.

Respetar al otro solo por el hecho de ser humano, considerarlo un igual aunque se vea, se exprese o piense diferente es una de las más altas expresiones de respeto como valor moral.

El respeto se expresa en diferentes ámbitos: el comportamiento ciudadano, la práctica religiosa, en el apego a las normas democráticas y en el comportamiento en el entorno laboral.

Como valor cívico

El respeto es también un valor cívico. Los valores cívicos son las conductas que se consideran correctas para el adecuado comportamiento ciudadano. Son valores transmitidos por la comunidad y sus instituciones sociales (la familia, la escuela, las leyes).

La reverencia a los símbolos patrios y el cuidado del medio ambiente son ejemplos de respeto como valor cívico.

Como valor religioso

El respeto es un valor religioso esencial en la mayoría de las creencias. Los valores religiosos son los principios que guían la conducta de las personas que siguen una religión o dogma determinado.

Estas normas por lo general están descritas en textos sagrados o fundamentales para dicha creencia, como es el caso de la Biblia, para los cristianos o la Torá, para el judaísmo. Suelen coincidir con valores universales como el respeto, la compasión, la obediencia y el amor.

“Honrar a los padres”, “respetar al prójimo”, el respeto a Dios y a las autoridades (líderes, sacerdotes, predicadores, etc.) son ejemplos de respeto como valor religioso.

Como valor democrático

El respeto es uno de los principios que sustenta la vida en democracia. Los valores democráticos son los que ayudan a construir y mantener un sistema de gobierno basado en la voluntad popular.

Los valores democráticos ayudan a fomentar relaciones equilibradas entre el poder y los ciudadanos y le dan a estos últimos las pautas para establecer una convivencia cívica.

Respetar las opiniones políticas de otros ciudadanos aunque no sean iguales a la nuestra, respetar al adversario político y acatar los resultados electorales son ejemplos del respeto como valor democrático.

Como valor profesional

Los valores profesionales son los principios que una persona aplica en su entorno laboral. Y el respeto es un valor profesional esencial, ya que fomenta relaciones de trabajo basadas en la consideración del otro y de la empresa para la cual trabaja.

Existen unos valores profesionales universales que aplican al ejercicio de cualquier profesión, como la responsabilidad o el compañerismo. Sin embargo, también existen valores profesionales de acuerdo a cada tipo de profesión u oficio. En ese caso, se le llama deontología. Por ejemplo, deontología médica, deontología jurídica, etc.

Un ejemplo de respeto como valor profesional es dirigirse a los compañeros y jefes con educación y buenos modales.

Ejemplos de respeto

Respeto, mano acariciando a una anciana

En la vida cotidiana podemos poner en práctica el respeto de muchas formas. Estos son solo algunos ejemplos:

Respeto a uno mismo

El respeto comienza por la consideración a nosotros mismos. Debemos tratarnos con la misma amabilidad con la que debemos respetar a otros. Solo conociendo el autorrespeto podremos ser capaces de tratar a otros de la misma forma.

Respeto a los padres

El respeto a los padres o cuidadores se expresa en tener consideración hacia ellos, ser amables, educados, cumplir con nuestros deberes y acatar las normas del hogar.

Respeto a los niños y a las personas mayores

Los niños y las personas mayores son grupos vulnerables que necesitan ser tratados con gentileza, paciencia y dedicación. Se respeta a los niños y ancianos escuchando y valorando su opinión, atendiendo sus necesidades y protegiendo sus derechos.

Respeto al medio ambiente

Respetar el medio ambiente es mantener limpios los espacios que utilizamos a diario, como la casa, la escuela, el trabajo y los lugares públicos. Es también poner la basura en su lugar, reciclar y cuidar la naturaleza.

Respeto a las instituciones sociales

Las instituciones sociales son las organizaciones formales o naturales esenciales para la vida en sociedad. El gobierno y la escuela son instituciones formales y la familia es una institución natural.

Respetar las instituciones sociales significa cumplir con las normas que cada una de ellas ha creado. Cuando los ciudadanos cumplen las leyes dictadas por el gobierno, y los niños cumplen con sus obligaciones familiares y escolares están respetando las instituciones.

Respeto a las diferencias

Las personas pueden tener rasgos físicos, creencias, costumbres y tradiciones diferentes a las nuestras. Es justamente esa diversidad la que enriquece a la sociedad, por lo tanto, es necesario tratar con respeto a quienes luzcan, piensen o actúen diferente a nosotros.

Todas las personas somos valiosas y merecemos respeto.

Respeto a las normas

Las normas son códigos de comportamiento que debemos seguir en un lugar determinado. Llegar a la escuela a una hora específica, ser solidarios con los compañeros de clase y hacer silencio en el salón de clases son normas básicas que hay que seguir para lograr una convivencia armónica entre estudiantes y profesores.

Respeto a los símbolos patrios

El respeto a los símbolos patrios se expresa cantando el himno nacional, conociendo la vida de los héroes patrios, honrando la bandera y el escudo nacional, etc.

Los símbolos patrios forman parte de la identidad nacional. Por lo tanto, expresar nuestro respeto es también mostrar consideración por nosotros mismos y por quienes comparten nuestra nacionalidad.

Vea también:

Fecha de actualización: 02/10/2020. Cómo citar: "Respeto". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/respeto/ Consultado:

Isbel Delgado
Revisión por Isbel Delgado
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Central de Venezuela (2006), con posgrado en Periodismo Digital de la Universidad Monteávila (2012).