Significado de Envidia

Qué es Envidia:

La envidia es el sentimiento de pesar ante el bien que posee otra persona, es decir, el desagrado o molestia producidos en alguien ante el bien ajeno. Procede del latín invidĭa, que deriva de invidere (in-, 'hacia dentro' y videre, 'ver'). Así, se asocia a 'mal de ojo' y 'mirar mal'.

Cuando la envidia se generaliza como un rasgo de personalidad, la persona que la siente es llamada envidiosa.

La envidia es considerada uno de los siete pecados capitales. Esto se debe a que la sola idea de que el otro tenga algo bueno, genera sentimientos de aprehensión en el envidioso.

El envidioso sabe que no le corresponde tener aquello o, en realidad, no le interesa tenerlo. Un ejemplo típico es cuando un niño rechaza o descarta un juguete, pero en lo su hermanito lo toma y se divierte, intenta arrebatárselo.

En el lenguaje coloquial, la palabra pelusa puede utilizarse como sinónimo de envidia. Por ejemplo: 'Felipe tiene pelusa de su hermana pequeña'.

Otros términos relacionados, sin ser sinónimos, son: celos, rivalidad, resquemor, resentimiento, codicia, etc. Algunos términos opuestos a la envidia podrían ser conformidad o indiferencia.

En inglés, envidia se dice envy.

Vea también Pecados capitales.

Causas de la envidia

La envidia es un sentimiento natural del ser humano que surge en los contextos de socialización, y no es una reacción consciente o deliberada. Se relaciona más bien con la falta de aceptación propia, que empuja a la persona a compararse con los demás. Así, la envidia expresa un conflicto en la construcción de la autoestima del sujeto.

La envidia no necesariamente tiene que ser negativa. Pero lo será si no es identificada y controlada, ya que puede provocar frustración, ansiedad o búsqueda del mal ajeno.

Una persona buena puede llegar a sentir envidia. Si logra hacerse consciente de su sentimiento y de las razones que lo despiertan, la envidia puede funcionar como un mecanismo de motivación para el mejoramiento personal.

Diferencia entre envidia y celos

A diferencia de los celos, la envidia no implica el deseo de poseer un determinado bien que otro posee, sino simplemente el deseo de que el otro no lo tenga.

En cambio, los celos tienen que ver con el miedo al remplazo o con la convicción de que la persona tiene más méritos que aquella que ha recibido un bien esperado.

Por ejemplo: "Él se la pasa con Carmen en el trabajo y yo tengo muchos celos". "Siento celos por el ascenso de David, ya que yo estoy más calificado".

Envidia sana

De un modo coloquial, se habla de "envidia sana" para indicar que se desea algo de otra persona, pero sin pretender arrebatárselo o sin entristecerse por el hecho de que lo tenga.

Se califica de envidia "sana" porque no genera sentimientos negativos hacia la otra persona y puede, de hecho, convivir con sentimientos de alegría ante el bien del otro.

Por ejemplo: "Mi mejor amigo ha conseguido un empleo espectacular. Siento envidia sana: me alegro mucho por él y espero que algún día yo también lo consiga".

Vea también Antivalores.

Fecha de actualización: 30/04/2019. Cómo citar: "Envidia". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/envidia/ Consultado: