50 defectos de una persona: de los menos molestos a los más graves

Los defectos son las actitudes o comportamientos que resultan desagradables, incómodos, y que de una u otra manera afectan a quienes nos rodean e incluso a nosotros mismos.

Por tanto, los defectos componen un conjunto de características indeseables que se deben evitar y corregir a fin de consolidar mejores relaciones sociales y ser mejores personas. Así se reducen las injusticias, se suman amistades, se puede llegar a diversos acuerdos y vivir en armonía con quienes nos rodean.

Ahora bien, ¿sabes cuáles defectos puedes reconocer en ti? y, ¿cuáles son los defectos que más te perturban de los demás?

1. Mal humor

Hay personas que se caracterizan por estar constantemente de mal humor por diversas razones, bien sean familiares, laborales, personales, entre muchas otras. Sin embargo, a nadie le gusta estar con este tipo de personas porque no tienen sentido del humor y porque su pesado estado de ánimo se contagia en los demás.

2. Mentira

Decir mentiras es uno de los defectos más comunes, incluso, pueden generar grandes conflictos a futuro dependiendo de su grado de falsedad. Las mentiras pueden estar dirigidas tanto a otras personas como hacia nosotros mismos. Por ejemplo, mentir acerca de nuestros miedos o temores por vergüenza a vernos débiles ante los demás.

3. Pereza

Flojera

La pereza o desgano es un defecto que repercute en las responsabilidades de las personas. La pereza es una falta de energía y tedio que conlleva a la poca de voluntad para realizar cualquier actividad. Por ejemplo, tener pereza de limpiar y ordenar nuestra habitación.

4. Torpeza

Este defecto se refiere a la falta de habilidad o destreza que una persona tiene para realizar una actividad de la vida diaria. La torpeza resulta un impedimento y una limitante que puede generar frustración, ya que no se logra hacer algo de manera delicada, correcta o acertada.

Por ejemplo, cuando una persona es incapaz de realizar una actividad grupal porque siempre olvida algún material en casa.

5. Cobardía

Se refiere a la falta de valor y atrevimiento para expresarse o actuar ante cualquier situación que afecte nuestro bienestar o el de quienes nos rodean. Por ejemplo, ser incapaz de reclamarle a un compañero de clase su trato despectivo hacia otro amigo, sin razón o motivo aparente.

6. Desprolijidad

Desprolijidad

La persona desprolija se caracteriza por ser poco cuidadoso tanto con su aspecto como con aquello que hace. Por ello, la persona desprolija se caracteriza por ser desordenada, incumplida, y por hacer las cosas con poco esmero y dedicación. Por ejemplo, entregar un trabajo de clase impreso en hojas sucias y rotas.

7. Irresponsabilidad

No cumplir con los deberes o no ser capaz de asumir los acuerdos o tratos establecidos con anterioridad es un ejemplo de irresponsabilidad. Esto conlleva a la pérdida de confianza por parte de todos aquellos a quienes se les ha incumplido un trabajo o compromiso.

Vea también Irresponsabilidad.

8. Deshonestidad

Las personas deshonestas son aquellas que mienten o engañan a los demás a fin de obtener un beneficio propio y sin medir las consecuencias de sus actos. La persona deshonesta carece de credibilidad. Por ejemplo, ganar algún tipo de competición haciendo trampa.

9. Pesimismo

Se trata de aquellos pensamientos negativos que suelen poner fin a las ilusiones para pensar en lo peor. La persona pesimista siempre destaca los aspectos más negativos o desfavorables de una situación, incluso, puede acabar con la felicidad o alegría de otros. Esta actitud también afecta nuestra manera de actuar. Por ello, es más aconsejable ser optimistas.

Por ejemplo, una persona es pesimista cuando antes de ir a una entrevista de trabajo ya está pensando en que no va a conseguir el puesto vacante.

10. Apatía

La apatía es el desinterés o falta de motivación para realizar las cosas o participar de alguna activad. Este defecto también se relaciona con la falta de vitalidad. Las personas apáticas se caracterizan por no aportar opiniones o paralizarse ante cualquier situación.

Por ejemplo, compartir en una actividad grupal con alguien apático resulta muy incómodo porque se sabe que no va a participar de manera integral.

11. Antipatía

Antipatía

La antipatía se caracteriza porque las personas no se muestran simpáticas o cálidas. Por el contrario, más bien son distantes y poco amistosas. Por ejemplo, hacerle una pregunta a un compañero de clase y que este no te responda aun sabiendo la respuesta correcta.

12. Tacañería

Las personas tacañas son aquellas que evitan gastar dinero, tanto como les sea posible. Esta actitud es bastante incómoda, en especial si se trata de compartir con amigos, familiares o vivir en pareja. Ciertamente, es positivo mantener un margen de ahorro, pero también es negativo no querer pagar casi nada.

Por ejemplo, salir en grupo de paseo y al momento efectuar el pago, negarse a dar el dinero por la cantidad acordada o correspondiente.

13. Egoísmo

Las personas egoístas se caracterizan por querer, únicamente, su propio beneficio y siempre más de lo que ya tienen. Por lo general, los egoístas no acostumbran a compartir sus pertenencias o conocimientos con otros, y cuando no logran su objetivo, pueden llegar a ser rencorosos.

Por ejemplo, cuando dos amigos de clase estudiaron juntos, pero uno logró mayor nota que el otro. El que obtuvo la menor nota se siente molesto consigo mismo y con su amigo porque lo superó.

Vea también Egoísmo.

14. Mezquindad

Es un defecto similar al egoísmo. En este caso, la persona mezquina no acostumbra a practicar la generosidad ni compartir sus bienes con aquellos que necesitan de algún tipo de ayuda o apoyo.

Por ejemplo, el hombre que goza de tener una gran fortuna, pero que es incapaz de prestar su ayuda a ningún necesitado.

15. Orgullo

Se trata de un defecto que puede resultar positivo o negativo según la circunstancia. La persona orgullosa no reconoce sus errores, tampoco le agrada la idea de pedir disculpas y esto dificulta sus relaciones con los demás, ya que puede herir sentimientos o resultar ofensivo por su actitud.

Por ejemplo, negar que se tomó una mala elección desde un inicio, solo por no querer reconocer el error de nuestros actos.

16. Necedad

Es un defecto que se caracteriza por la ignorancia de las personas al no tomar en cuenta los consejos que se les ofrecen a fin de que actúen de mejor manera ante una situación en particular.

La persona necia suele insistir en realizar alguna tarea o actividad sin medir las consecuencias, por lo que muchas veces las cosas pueden salir mal. Por ejemplo, cuando una madre le dice a su hijo que no corra porque se puede caer, sin embargo, el niño sigue corriendo, se cae y se lastima.

Vea también Necedad.

17. Dependencia emocional

Dependencia emocional

La dependencia emocional se relaciona con la baja autoestima y la incapacidad de poder realizar una diversidad de actividades sin el apoyo de otra persona, por lo general, un ser querido. Asimismo, las personas que son dependientes emocionalmente, tampoco son capaces de dar por terminado relaciones tóxicas, más allá de que su felicidad o vida esté en riesgo.

18. Fanatismo

El fanatismo conlleva a actuar de manera irracional y sin medir las consecuencias de lo que se hace. Asimismo, la persona fanática solo toma en cuenta su opinión, ya que considera que son los demás quienes están errados. Por ejemplo, los fanáticos de un deporte, como el fútbol, son aquellos que solo consideran como acertadas sus opiniones y comentarios.

19. Indiferencia

La indiferencia es un defecto que hace que las personas sean indolentes ante la situación que experimentan otros. Es decir, no expresan ningún tipo de sentimiento ante el dolor de los demás o cualquier otra situación que afecte a un grupo en particular.

Por ejemplo, una persona puede ser indolente a la necesidad de otro que está pidiendo algún tipo de ayuda económica para cubrir un gasto médico.

20. Frialdad

Se trata de un defecto que se relaciona con la indiferencia, ya que la persona que se caracteriza por ser frívola tampoco suele conmoverse ante la mala situación o necesidad que experimenta otro. Por ejemplo, actuar de manera distante ante el luto de un ser querido.

21. Negación

Vivir en negación

Se refiere a vivir en negación, es decir, las personas niegan su realidad, son incapaces de aceptar los problemas que tienen, aun siendo conscientes de ello, y por lo que no hacen frente a tales situaciones.

Esta manera de actuar, por lo general, conlleva a más problemas o a agravar la situación actual porque la persona suele decir mentiras al respecto u olvidar aquello que le aqueja. Se trata de un defecto que enfatiza la incapacidad para resolver las dificultades que se nos presentan a lo largo de la vida.

22. Actitud defensiva

Las personas que tienen una actitud defensiva son aquellas que tienen dificultades para aceptar la opinión o comentarios de los demás. Por lo general, se trata de un problema de comunicación que puede terminar en disputas o agresiones.

Por ejemplo, algunos jóvenes tienden a tener un comportamiento defensivo ante otros a modo de exponer su coraje o capacidad para pelear.

23. Dominante

La persona dominante se caracteriza porque le gusta tener el control sobre los demás o algo. Se trata de saberlo todo y de considerarse como la persona responsable y más apta para tomar cualquier decisión cuando sea necesario.

Por ejemplo, cuando en un grupo de amigos uno se destaca por ser siempre quien toma las decisiones de qué van a hacer y cómo, sin tomar en cuenta la opinión de los otros.

24. Intransigencia

Este defecto se caracteriza en que las personas son incapaces de aceptar los comentarios o comportamientos de otros si no los consideran como correctos. Asimismo, tampoco son capaces de reconocer que otro tenga la razón.

Por ejemplo, cuando una figura de autoridad se comporta de manera intransigente sin considerar el por qué una persona actúo de una u otra manera.

25. Soberbia

Se trata de un sentimiento de superioridad que puede generar algún tipo de desprecio ante quienes nos rodean. Asimismo, las personas soberbias tienen grandes dificultades para aceptar sus limitaciones.

Vea también Soberbia.

26. Perfeccionismo

Se trata de un defecto que conlleva al trabajo arduo y continuo porque nunca se ve acabado perfectamente aquello que se hace. Esto genera altos niveles de estrés y angustia, y siempre hay una sensación de insatisfacción con el resultado final, aunque sea correcto.

Sin embargo, también se puede decir que el perfeccionismo puede resultar positivo porque la persona es más exigente consigo misma.

27. Chismorreo

Chismorreo

El chismorreo es un defecto que muchas personas tienen, se trata de hacer comentarios o hablar a espaldas sobre los asuntos personales de terceras personas, generalmente, con malas intenciones. Este tipo de comentarios, incluso, pueden ser falsos ya que no se presta atención a su veracidad.

Por ejemplo, inventar una historia sobre una compañera de clase, y convertirlo en el chisme del salón.

28. Superficialidad

Las personas superficiales son aquellas que están constantemente atentas a su apariencia física y a cómo lucen los demás. Esto incluye, no solo vestimenta y accesorios, sino dinero y demás lujos.

Este defecto conlleva al narcisismo y a ser poco críticos, incluso, demuestra baja autoestima. Por ejemplo, la superficialidad se puede notar en aquellas personas que siempre están atentas a aquello que lucen y en cómo lo hacen para hacerse notar.

29. Consumismo

Este defecto se relaciona con el hecho de consumir un sinfín de bienes o servicios de los cuales, en realidad, poco son realmente necesarios en nuestro día a día. El consumismo genera un gran gasto de dinero y puede convertir a las personas en superficiales.

Por ejemplo, comprar el último teléfono móvil que salió a la venta aunque el que tengamos esté en buenas condiciones y funcione correctamente.

30. Envidia

Es un sentimiento que genera desdicha o tristeza por no poder hacer lo que otros hacen o por no tener lo que otros poseen, bien se trate de bienes materiales, dinero, parejas, amistades, puesto de trabajo, viajes, entre otros. Este defecto, además, impide que las personas sean felices o disfruten de aquello que ya tienen o han conseguido con su propio esfuerzo.

Vea también Envidia.

31. Crítica destructiva

Las críticas pueden ser tanto constructivas como destructivas. Las primeras tienen como intención ayudar a los demás a mejorar. Las segundas son aquellas que en vez de aportar algo positivo, hacen daño.

La crítica destructiva se vale de comentarios negativos a fin de hacer sentir mal o afectar a otra persona. Por ejemplo, criticar la manera en que otro realizó un trabajo en particular.

32. Manipulación

Este defecto está relacionado con la manipulación mental que una persona ejerce sobre otra. Por lo general, es algo bastante negativo, ya que el manipulador busca influenciar las acciones y mente de la víctima, distorsiona la realidad y se vale del chantaje. Por ejemplo, en las relaciones tóxicas la manipulación es muy común.

33. Arrogancia

Se refiere a un sentimiento de superioridad ante los demás. Ser arrogante conlleva a sentirse superior al resto, de allí que la persona actúe de manera soberbia, prepotente y sea irrespetuosa.

Vea también Arrogancia.

34. Deslealtad

Este defecto puede acabar con amistades o relaciones amorosas y se relaciona con la traición. La persona desleal antepone sus intereses personales a cualquier compromiso adquirido con sus seres queridos, por lo tanto hiere sentimientos y genera malestar.

35. Avaricia

Las personas avaras no se conforman con aquello que tienen, siempre quieren más y más porque no logran satisfacer sus necesidades de poseer mayor cantidad de bienes monetarios o materiales, los cuales tampoco acostumbran a compartir con otros.

Vea también Avaricia.

36. Agresividad

Defectos de una persona

Las personas agresivas se caracterizan por enfadarse rápidamente y actuar de manera violenta. Muchas veces ni siquiera son receptivos a las críticas o comentarios de otros, a quienes suelen responder de manera irrespetuosa y hasta con amenazas.

37. Intolerancia

Se relaciona con la imposibilidad de aceptar la diversidad de opiniones, creencias, formas de actuar, entre otros. La persona intolerante se caracteriza por no aceptar las diferencias que tiene con los demás sin que esto signifique un problema o dificulta en sus relaciones.

Vea también Intolerancia.

38. Conservadurismo

Ser una persona conservadora puede ser considerada un defecto, ya que hace referencia a la negación o miedo de aceptar los cambios. Ante todo se defienden las tradiciones y se cuestionan o rechazan los nuevos estilos de vida que irrumpan con lo infundido una generación tras otra.

Por ejemplo, en una familia de médicos, que algún descendiente decida ser carpintero puede ser considerado como algo errado.

39. Egocentrismo

Se refiere a la persona que solo piensa en sí misma y en su propio beneficio. Es decir, no toma en cuenta e ignora a quienes le rodean o le acompañan, de hecho, siempre quiere ser el centro de atención, lo que resulta muy molesto para el resto.

Vea también Egocéntrico.

40. Corruptibilidad

Se refiere a los actos de corrupción e incorrectos que las personas llevan a cabo a fin de obtener un beneficio particular como, traiciones, sobornos, violar la ley, eliminar las garantías de un acuerdo, no declarar impuestos, entre muchos otros. Por ejemplo, cuando el dueño de una empresa evade impuestos para obtener mayores ingresos.

41. Autoritarismo

Este defecto se refiere a las personas que tienen exceso de autoridad, de allí que actúen bajo la intolerancia y la frivolidad. La persona autoritaria cree que siempre tiene la razón y que sus órdenes deben ser cumplidas sin discusión alguna. Por ejemplo, un jefe intolerante no acepta que un subordinado le haga ningún tipo de corrección o sugerencia.

42. Incompetencia

Este defecto tiene que ver con la falta de capacidad para ejercer alguna función o para realizar una tarea. La incompetencia puede conllevar a grandes problemas tanto personales como grupales. Por ejemplo, una persona incompetente no puede hacerse cargo de la administración de una empresa, porque la llevaría a la quiebra.

43. Cinismo

El cinismo es un defecto que conlleva a la violencia, de allí que sea bastante negativo. La persona que se caracteriza por ser cínica miente, roba, es egoísta y también agresiva, por tanto acostumbra a tomar actitudes negativas. Por lo general, no se arrepiente de sus actos. Por ejemplo, un cínico no tiene vergüenza de asumir que mintió por obtener un beneficio propio.

Vea también Cinismo.

44. Racismo

El racismo es un defecto bastante negativo porque implica intolerancia y un sentimiento de superioridad de un ser sobre otro. La persona racista puede infundir el odio y las agresiones, sin motivos, sobre todos aquellos que considere inferiores o diferentes a su condición.

Por ejemplo, no responderle el saludo a alguien porque sus rasgos físicos denotan que tiene un origen étnico diferente al nuestro.

Vea también Racismo.

45. Ira

Hay personas que rápidamente despiertan su ira tras cualquier evento o circunstancia. La ira conlleva a acciones violentas que generan daño. Se trata de un descontrol de fuertes sentimientos. Este defecto es bastante grave, incluso, es condenado por la sociedad, por lo que debe ser controlado y mejorado.

Vea también Ira.

46. Rencor

Se trata de un defecto que conlleva al resentimiento por haber sufrido algún tipo de ofensa o daño de tipo moral o físico. Las personas pueden guardar rencor por mucho tiempo, lo que es perjudicial porque puede generar algún tipo de acción vengativa.

Por ello, recordar constantemente aquello que nos hizo sufrir o perjudicó es algo negativo que afecta tanto nuestra salud mental como las relaciones sociales.

47. Celos

Celos

Las personas celosas son aquellas que se sienten amenazadas y creen que pueden perder a su pareja, amistad o ser querido, por tanto actúan de manera desesperada y tras una serie de emociones pueden llegar a sentir ansiedad, ira, miedo, tristeza, entre otros.

En realidad muchas veces los celos surgen de las inseguridades que cada individuo tiene o son infundidas por terceros. De allí que exista la necesidad de poseer a esa otra persona a toda costa.

Por ejemplo, una hermana celosa puede hacer que su hermano discuta con su novia sin necesidad, gracias a que dijo alguna mentira que afectó la estabilidad de la pareja.

48. Maquiavélico

Se denomina como maquiavélicas a las personas capaces de realizar cualquier cosa a fin de obtener lo que desean. Por lo general se trata de personas que tienen muchas habilidades y son astutas para engañar o manipular a otros. Simulan ser buenas personas cuando no lo son.

Por ejemplo, un compañero manipula a otro para que discuta con su jefe y luego sea suspendido. De tal hecho, esa persona pierde su trabajo y el cargo vacante es dado a la persona maquiavélica.

Vea también Maquiavélico.

49. Venganza

Este es un defecto bastante negativo, la venganza se trata de una respuesta cargada de violencia que va en contra de cualquier valor moral o ético. La venganza surge de un sentimiento de humillación, pérdida o dolor tras haber experimentado un grave acontecimiento. Sin embargo, es una respuesta negativa que puede llegar a ser destructiva.

50. Crueldad

Es uno de los peores defectos. La persona cruel puede realizar de manera intencional una serie de acciones que generen sufrimiento, dolor o daño a otro ser, ya que puede tratarse tanto de una persona como de un animal. Este tipo de individuos no suelen arrepentirse de sus actos y son conscientes del daño que hacen.

Fecha de actualización: 05/09/2019. Cómo citar: "50 defectos de una persona: de los menos molestos a los más graves". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/defectos-de-una-persona/ Consultado: