Categorías gramaticales

Las categorías gramaticales son las divisiones que se establecen al clasificar las palabras de un idioma, en base a la función que realizan.

Las palabras cumplen distintas funciones dentro de una oración. Las funciones pueden indicar el autor de una acción, la acción en sí misma, pueden sumar, aportar características, determinar al nombre, sustituirlo, etc. Por tanto, el criterio para incluir a una palabra en una u otra categoría es dicha función.

En total existen 9 categorías gramaticales:

  1. Sustantivos o nombres
  2. Adjetivos
  3. Pronombres
  4. Verbos
  5. Adverbios
  6. Preposiciones
  7. Conjunciones
  8. Artículos
  9. Interjecciones

Sustantivos o nombres

Los sustantivos son las palabras con las que nombramos personas, objetos, cosas o ideas. En general, todo aquello que tiene una entidad propia.

En una oración el sustantivo puede ser el sujeto, el que realiza la acción o se ve afectado por ella.

Existen diferentes tipos de sustantivos: masculinos, femeninos o ambiguos, propios o comunes, concretos o abstractos, singulares o plurales.

Ejemplos

  • Algunos de los bailarines menos preparados llegaron antes a la función.
  • Esta tarta está deliciosa.
  • El portero ha rozado la pelota con los dedos.
  • ¡Cómprame un bolso rojo!
  • Quizá yo suba por la escalera.

Adjetivos

Los adjetivos son palabras que aportan información adicional sobre un sustantivo. Lo califican. En una oración el adjetivo suele aparecer antes o después del nombre.

Existen diferentes tipos de adjetivos: calificativos, demostrativos, posesivos, determinantes, indefinidos, numerales y gentilicios.

Ejemplos

  • Algunos de los bailarines menos preparados llegaron antes a la función.
  • Esta tarta está deliciosa.
  • El portero ha rozado la pelota nueva con los dedos.
  • ¡Cómprame un bolso rojo!
  • Quizá yo suba por la escalera trasera.

Pronombres

Los pronombres son palabras que sustituyen al nombre dentro de una oración. De esta forma un pronombre identifica cualquier sustantivo, indicando también su género y número.

Existen diferentes tipos de pronombres: personales, reflexivos, recíprocos, posesivos, demostrativos, relativos, numerales, cuantitativos, indefinidos, enclíticos, interrogativos y exclamativos.

Ejemplos

  • Algunos, los menos preparados, llegaron antes a la función.
  • Esta está deliciosa.
  • Él ha rozado la pelota con los dedos.
  • ¡Cómpramelo!
  • Quizá las suba por la escalera.

Verbos

Los verbos indican la acción principal de una oración. Pueden ser activos o pasivos y se encontrarán siempre en un modo y tiempo determinado.

Los modos verbales indican si la acción es real, hipotética o si se está llamando a dicha acción. Estos son tres: indicativo, subjuntivo o imperativo. El indicativo es el más habitual y el más usado tanto en lengua escrita como hablada.

A su vez, los tiempos verbales son también tres e indican si la acción tuvo lugar en el pasado, está teniendo lugar en el presente o está por realizarse en el futuro. Estos tiempos se subdividen, a su vez, en seis formas distintas cada uno de ellos.

Ejemplos

  • Algunos de los bailarines menos preparados llegaron antes a la función.
  • Esta tarta está deliciosa.
  • El portero ha rozado la pelota con los dedos.
  • ¡Cómprame un bolso rojo!
  • Quizá yo suba por la escalera.

Adverbios

Los adverbios son palabras que complementan al verbo, aportando información relevante para la acción. Indican circunstancias de modo, tiempo, espacio, cantidad, etc.

En total, los diferentes tipos de adverbios son: de modo, de tiempo, de lugar, de cantidad, de afirmación, de negación y de duda.

Ejemplos

  • Algunos, los menos preparados, llegaron antes a la función.
  • Esta tarta siempre está deliciosa.
  • Él ha rozado la pelota ligeramente con los dedos.
  • ¿Acaso me comprarás el bolso rojo?
  • Quizá suba todas las cajas por la escalera.

Preposiciones

Las preposiciones son palabras que indican qué relación tienen otras palabras dentro de una oración. Por lo general la relación entre sustantivos, adjetivos, verbos o adverbios.

Las preposiciones pueden ser de lugar, de causa, de tiempo, de finalidad, de compañía, de modo, de instrumento, de privación o de oposición.

Ejemplos

  • Algunos, los menos preparados, llegaron antes a la función.
  • Con esta crema la tarta está deliciosa.
  • La pelota ha chocado contra sus dedos.
  • Me he quedado sin el bolso rojo.
  • Quizá suba todas las cajas por la escalera.

Conjunciones

Las conjunciones son palabras que unen diferentes elementos de la oración. Existen dos grandes tipos: coordinantes o subordinantes.

Dentro de las oraciones coordiantes existen a su vez tres tipos: las copulativas, las disyuntivas y las adversativas. Mientras que las subordinantes pueden ser consecutivas, causales, finales, concesivas, temporales y condicionales.

Ejemplos

  • Algunos, los menos preparados y los más experimentados, llegaron antes ala función.
  • La tarta está deliciosa, pero me gustó más la del año pasado.
  • La pelota ha chocado contra sus dedos, aunque él quería esquivarla.
  • Compraré el bolso cuando sea posible.
  • Subiré las cajas por la escalera porque son muy grandes.

Artículos

Los artículos son palabras que anteceden al nombre, actualizando la información sobre él.

Existen dos grandes tipos de artículos, los determinado o determinantes e indeterminados. Además los artículos distinguen siempre el género y el número del sustantivo al que hacen referencia.

Ejemplos

  • Los bailarines menos preparados llegaron antes a la función.
  • La tarta está deliciosa, pero me gustó más la del año pasado.
  • Una pelota ha chocado contra sus dedos, aunque el portero quería esquivarla.
  • Compraré un bolso cuando sea posible.
  • Subiré las cajas por la escalera porque son muy grandes.

Interjecciones

Las interjecciones son palabras que constituyen en sí mismas una oración y expresan una sensación o emoción particular y viva por parte del que la pronuncia. Son propias de oraciones exclamativas o interrogativas.

Suelen ser muy cortas y se cree que proceden de antiguas formas o palabras más largas que terminaron por acotarse. Por esta particularidad muchos lingüístas no las incluyen dentro de la categoría de palabra, sino de signo lingüístico.

Ejemplos

  • ¡Olé! Pero qué bien estuvo la función...
  • ¡Ea! Ya tenemos la tarta.
  • ¡Ay! La pelota ha tenido que hacerle daño en los dedos.
  • ¡Alto! Ya compraré yo el bolso.
  • ¿Eh? ¿Qué era lo que me habías dicho?

Cómo citar: "Categorías gramaticales". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/categorias-gramaticales/ Consultado: