Compuestos orgánicos

Qué son los compuestos orgánicos

Los compuestos orgánicos (o moléculas orgánicas) son aquellos que proceden de los seres vivos, es decir, son compuestos de origen biológico, los cuales se caracterizan por tener carbono como elemento principal.

Esto quiere decir que todos los compuestos orgánicos contienen carbono, aunque no todos los compuestos que poseen carbono son orgánicos.

Los compuestos orgánicos están presentes en todos los seres vivos, sus restos y productos. Por ende, representan la mayoría de los compuestos conocidos. Aunque son sintetizados por los organismos (como el petróleo), algunos se pueden obtener a través de síntesis artificial en laboratorios (como la vitamina C).

Generalmente, los elementos que participan en los compuestos orgánicos son el carbono y el hidrógeno, seguidos por el nitrógeno, el oxígeno, el fósforo y el azufre. Estos son elementos no metales, y una de sus características es unirse mediante enlaces covalentes, esto es, enlaces en los que comparten electrones.

Algunos ejemplos de compuestos orgánicos son:

  • proteínas, como las enzimas, las fibras musculares y los anticuerpos;
  • lípidos, presentes en los aceites y la mantequilla; también el colesterol y los triglicéridos en la sangre; las ceras y los esteroides;
  • carbohidratos, como la glucosa, la sacarosa y la fructosa;
  • hidrocarburos, como el benceno o el petróleo y sus derivados (gasolina, queroseno, etc.);
  • ácidos nucleicos, como el ADN o el ARN.

Los compuestos orgánicos constituyen el objeto de estudio de la química orgánica.

Características de los compuestos orgánicos

Dentro de la diversidad de compuestos orgánicos que existen, todos comparten una serie de características. A saber:

  • Siempre tienen carbono como elemento principal, casi siempre enlazado al hidrógeno. Menos frecuentemente, presentan nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.
  • Forman enlaces covalentes estables, los cuales dan lugar a cadenas lineales, ramificadas o cíclicas.
  • Pueden ser líquidos, sólidos o gaseosos.
  • No son buenos conductores de electricidad.

Propiedades de los compuestos orgánicos

Llamamos propiedades de los compuestos orgánicos a aquellos atributos propios de su naturaleza que caracterizan su comportamiento. Entre las más importantes podemos mencionar las siguientes:

  • Son combustibles: la mayoría de los compuestos orgánicos tienen la propiedad de arder en presencia del oxígeno.
  • Tienen solubilidad: algunos compuestos orgánicos son solubles en disolventes orgánicos, como el plástico en gasolina, mientras que otros son solubles en agua, como el alcohol y el azúcar.
  • Presentan isomería: es la propiedad de formar diferentes compuestos con el mismo número de átomos. Por ejemplo, la fructosa y la glucosa con compuestos diferentes que tienen la misma cantidad de átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno.
  • Pueden presentar aromaticidad: ciertos compuestos orgánicos presentan aroma debido a que poseen una estructura de anillos con enlaces simples y dobles intercalados. Por ejemplo, productos con benceno como la gasolina, las pinturas y los disolventes.
  • Puntos de ebullición y fusión: los compuestos orgánicos suelen registrar puntos de ebullición y fusión bajos.

Clasificación de los compuestos orgánicos

Existen muchas formas de clasificar los compuestos orgánicos, cada una de las cuales obedecen a diferentes necesidades. Las clasificaciones pueden responder a su origen, a sus grupos funcionales, a su estructura y a su polaridad, entre otros criterios.

Tipos de compuestos orgánicos según su origen

De acuerdo a la procedencia de los compuestos orgánicos, estos pueden ser naturales o artificiales.

  • Compuestos orgánicos naturales: son aquellos procedentes de los seres vivos o sus restos. Por ejemplo, la clorofila y los aminoácidos.
  • Compuestos orgánicos artificiales: son aquellos que pueden ser sintetizados artificialmente en laboratorios químicos. Por ejemplo, los plásticos y las fibras sintéticas.

Tipos de compuestos orgánicos según su estructura

Compuestos orgánicos

Cuando hablamos de estructura, nos referimos a la forma en que se unen los átomos de carbono entre sí. Pueden ser alifáticos, aromáticos o heterocíclicos.

  • Compuestos alifáticos: son los que forman estructuras de cadenas, bien sean lineales o ramificadas. Por ejemplo, los hidrocarburos como el propano.
  • Compuestos aromáticos: son aquellos que forman estructuras de anillos, de las cuales deriva la propiedad de la aromaticidad. Por ejemplo, la naftalina (C10H8) y el benceno (C6H6).
  • Compuestos heterocíclicos: su estructura se forma de anillos de carbono enlazados a otros elementos, como el nitrógeno. Por ejemplo, la sacarina (C7H5NO3S).

Tipos de compuestos orgánicos según sus grupos funcionales

En algunos compuestos orgánicos se encuentran presentes grupos funcionales, que son conjuntos de átomos arreglados en una forma específica que determinan la forma de reaccionar de los compuestos. Así, los compuestos orgánicos pueden ser:

  • Alcoholes: se forma con un carbono unido a un grupo hidroxilo OH.
  • Éteres: se forman cuando una cadena de carbonos presenta un átomo de oxígeno intercalado.
  • Ésteres: resultan de la combinación de un alcohol con un ácido orgánico.
  • Ácidos orgánicos: formados por carbono unido a un grupo carboxilo.
  • Aldehídos: resultan de la unión del carbono con un grupo carbonilo, esto es, un grupo formado de un carbono y un oxígeno.
  • Aminas: se forman por la unión del carbono a un grupo amina -NH3.

Tipos de compuestos orgánicos según su polaridad

La polaridad surge cuando la distribución de los electrones en las moléculas es desigual. Esto es una una condición constante de los compuestos inorgánicos, pero no de los orgánicos. Por ello, los compuestos orgánicos también pueden clasificarse en polares y apolares.

  • Compuestos orgánicos polares: son aquellos compuestos orgánicos cuyos enlaces de carbono e hidrógeno presentan otros elementos químicos como el nitrógeno, el oxígeno, el fósforo y el azufre, de lo que resulta una distribución desigual de electrones.
  • Compuestos orgánicos apolares: son aquellos que solo tienen carbono e hidrógeno y, por ende, la distribución de sus electrones es uniforme.

También te puede interesar:

Ejemplos de compuestos orgánicos

A continuación, presentamos una lista con algunos compuestos orgánicos presentes en la vida cotidiana y sus usos más comunes o más conocidos.

  1. Acetona (CH3(CO)CH3), removedor de barnices.
  2. Ácido acético (H3CCOOH), componente del vinagre.
  3. Ácido fórmico (HCOOH), sustancia defensiva de las hormigas.
  4. Alcohol isopropílico (C3H8O), desinfectante epidérmico.
  5. Benceno (C6H6), aditivo de gasolina, algunos detergentes, tinturas y otros.
  6. Butano (C4H10), gas combustible.
  7. Diclorodifeniltricloroetano o DDT, insecticida.
  8. Etanol (C2H3OH), componente de las bebidas alcohólicas.
  9. Formaldehído (CH2O), preservante de tejidos vivos.
  10. Glicerina o Glicerol (C3H8O3), agente anticongelante.
  11. Glucosa (C6H12O6), azúcar simple que aporta energía a los seres vivos.
  12. Hexano (C6H14), disolvente.
  13. Metano (CH4), gas de efecto invernadero.
  14. Naftaleno o naftalina (C10H8), repelente de polillas.
  15. Nylon, material para la fabricación textil.
  16. Poliestireno, material para fabricar anime.
  17. Propano (C3H8), gas combustible.
  18. Sacarosa (C12H22O11), edulcorante.
  19. Triclorometano o cloroformo (CHCl3), disolvente de grasas.
  20. Trinitrotolueno o TNT (C7H5N3O6), explosivo.

Diferencia entre compuestos orgánicos y compuestos inorgánicos

La primera diferencia entre los compuestos orgánicos e inorgánicos radica en su origen. Mientras los compuestos orgánicos provienen de los seres vivos y sus restos, los compuestos inorgánicos provienen mayormente de la corteza terrestre.

Los compuestos inorgánicos suelen estar constituidos por elementos metálicos y no metálicos, mientras que los compuestos orgánicos siempre tienen carbono como elemento principal.

La mayoría de los compuestos orgánicos se forman por enlaces covalentes, mientras que los compuestos inorgánicos generalmente se forman por enlaces iónicos.

Los compuestos orgánicos e inorgánicos se diferencian también en sus propiedades. Los compuestos inorgánicos son buenos conductores de electricidad cuando están disueltos en agua; en cambio, los orgánicos nunca son buenos conductores de electricidad.

A diferencia de los compuestos orgánicos, los compuestos inorgánicos no presentan concatenación, isomería o aromaticidad. Asimismo, rara vez son combustibles. Los compuestos inorgánicos solo alcanzan puntos de fusión a temperaturas muy elevadas.

Compuestos orgánicosCompuestos inorgánicos
OrigenBiológicoNo biológico
ElementosCarbono (siempre),
hidrógeno (casi siempre),
oxígeno, nitrógeno,
fósforo y azufre
Elementos metales
y elementos
no metales
EnlacesCovalentesIónicos en su mayoría
IsomeríaNo
Conducción de
electricidad
No
CombustibilidadRara vez
AromaticidadNo
Puntos de fusión
y ebullición
BajosAltos

Ver:

Fecha de actualización: 15/12/2020. Cómo citar: "Compuestos orgánicos". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/compuestos-organicos/ Consultado: