Confucianismo

¿Qué es el confucianismo?

El confucianismo, confucionismo o ruismo es una doctrina religiosa y filosófica con expresiones rituales promovida por el pensador Confucio en el siglo V a.C. El confucianismo propone el regreso a un orden primordial –que se habría deteriorado a lo largo de la historia– por medio de dos sistemas: la práctica del estudio y la práctica de las virtudes.

El propósito del confucianismo no es la salvación individual, sino la participación de los sujetos en la transformación y restauración de la sociedad, orientada a recuperar la armonía con la ley del Cielo o Tian. Por lo tanto, se trata de una doctrina con implicaciones ético-políticas.

De acuerdo a las creencias del confucianismo, la piedad filial (xiao) y el respeto a los superiores (di) son la base fundamental del orden social, lo que expresa la importancia de las jerarquías en lo privado y en lo público (la familia y el Estado respectivamente). Por ende, todo lo "antiguo" merece el mayor respeto. Junto a estas virtudes, también destacan las siguientes:

  • ren: bondad, benevolencia o altruismo;
  • shu: respeto mutuo;
  • zhong: lealtad;
  • xin: sinceridad;
  • yi: justicia;
  • li: propiedad;
  • zhi: sabiduría;

Características del confucianismo

El confucianismo reúne un conjunto de características que lo distinguen de otras doctrinas religiosas. Veamos las más importantes.

  • Se trata de un culto más civil que religioso.
  • Su respeto y sacralización del pasado hace que tienda al conservadurismo.
  • Es observante de un marcado ritualismo, visible también en las fórmulas de la cortesía.
  • Aunque reconoce la divinidad llamada Tian (Cielo), no profundiza en la metafísica.
  • Así, no rivaliza con los panteones de otras doctrinas religiosas.
  • Concibe el estudio como la contemplación de los textos filosófico-literarios que brindan modelos ejemplares de conducta.
  • La ética del confucianismo es una ética política.
  • Por ende, el confucionismo es contrario a la búsqueda del beneficio individual.
  • No admite la salvación individual, sino la búsqueda de la restauración del orden primordial.
  • No existe el concepto de progreso.

Te puede interesar Religión.

¿Quién era Confucio?

El pensador Confucio, cuyo verdadero nombre era Kong Kio, nació en China en el seno de una familia noble. Vivió entre 551 y 479 a.C. Al llegar a la mediana edad, Confucio conquistó algunos cargos importantes con la intención de poner en práctica sus teorías. Entre ellos, ministro de justicia del estado federal de Lu.

Al dejar el cargo peregrinó por el país en busca de autoridades sensibles a sus enseñanzas. De regreso a su tierra, fundó una escuela privada para formar consejeros reales. Desde entonces fue llamado Kong-fuzi, que quiere decir ‘maestro Kong’. La expresión Kong-fuzi pasó al latín como Confucius, de donde derivó a su forma actual.

Libros sagrados del confucianismo

Entre los libros sagrados del confucionismo, la mayoría recopilados por Confucio, podemos citar los llamados Cinco clásicos (wu jing):

  • Shujing (Libro de la historia);
  • Shijing (Libro de las canciones);
  • Yijing, (Libro de las mutaciones o de los cambios);
  • Li Ching, (Libro de ritos).
  • Ch'un Ch'iu (Anales de primavera y verano), escrito por el propio Confucio.

A esto se suman los llamados Cuatro libros (si shu), a saber:

  • Analectas de Confucio, complicación de diálogos, frases y anécdotas recogidas por sus discípulos después de su muerte;
  • Gran Saber, recopilado por Zhu Xi;
  • Doctrina de la medianía, atribuido a Zisi, nieto de Confucio;
  • Mencio, el cual recoge las enseñanzas del maestro Meng, llamado Mencio.

Origen e historia del confucianismo

El confucianismo surge en un período de crisis de la Antigua China. Su impulsor, Confucio, no se consideraba a sí mismo como fundador, sino como un predicador del mensaje que había recibido de sus antepasados.

Tras la fundación de la primera escuela, el pensamiento confuciano comenzó a divulgarse ampliamente, no sin resistencia. De hecho, fue perseguido en tiempos del primer imperio y fue rebatido por la escuela taoísta.

Al ascender la dinastía Han en el siglo III a.C., el confucianismo fue reivindicado. Para entonces ya existían las corrientes de los maestros Mencio y Xunzi.

Durante la dinastía Han, aparecieron otras corriente. Una de ellas sería la de Dong Zhong-Shu, basada en la relación cosmología-política y la teoría de los cinco elementos (wu-xing). También surgió la corriente de Han fu Wang Chong, que volvía al racionalismo y condenaba la superstición.

El confucianismo toleraba otras creencias como el budismo. Con el tiempo, sin embargo, se consideró que algunas prácticas de las religiones extrajeras, como el celibato, atentaban contra los valores del Estado.

También te puede interesar:

A pesar de ello, el confucianismo debió conceder espacio al pensamiento metafísico. Esto determinó la aparición de una nueva corriente durante la dinastía Sung (X-XIII d.C.): el neoconfucianismo representado por los maestros Zhu Xi y Wang Yang-Ming.

Durante la dinastía Qing (XVII-principios del XX), el neoconfucionismo fue rebatido por los defensores del confucianismo primitivo, de corte más racionalista. Con la llegada de la modernización y, luego, con la República Popular China, el confucianismo ha pasado por fases de persecución y fases de tolerancia por parte del gobierno.

Fecha de actualización: 13/05/2020. Cómo citar: "Confucianismo". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/confucianismo/ Consultado: