Significado de Democracia

Frank Arellano
Revisión por Frank Arellano
Profesor de Historia

Qué es Democracia:

La democracia es una forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo, mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas.

Etimológicamente, la palabra proviene del griego δημοκρατία (democratía), que se compone de los términos δῆμος (démos), que significa ‘pueblo’, y κράτος (krátos), que significa ‘poder’. Así, la democracia es el gobierno del pueblo.

El término democracia es extensivo a las comunidades o grupos organizados donde todos los individuos tienen el derecho de participar en la toma de decisiones con igualdad ante la ley.

El mecanismo fundamental de participación de la ciudadanía es el sufragio universal, libre y secreto, a través del cual se elige a los representantes para un período determinado. Las elecciones se llevan a cabo por los sistemas de mayoría, representación proporcional o la combinación de ambos.

Sin embargo, la existencia de elecciones no es indicador suficiente para afirmar que un gobierno o régimen es democrático. Se hace necesario que se conjuguen otras características. Revisemos algunas de ellas.

Características y principios de la democracia

La democracia puede ser entendida como una doctrina política y como una forma de organización social. Entre muchas de sus características, podemos mencionar las siguientes:

El principio de soberanía popular

En los sistemas democráticos el poder se deriva del consentimiento del pueblo. Son los ciudadanos a través del voto universal, libre y secreto quienes eligen a sus representantes para llevar a cabo las funciones de gobierno.

El Estado de derecho

Se acatan las normas consagradas en la constitución. Asimismo, rige el precepto de igualdad de todos los ciudadanos ante las ley.

Libertades individuales y sociales

La libertad de prensa y opinión son fundamentales, así como también la libertad de las personas para crear asociaciones cívicas, económicas, culturales o partidos políticos.

División de poderes

Las democracias contemplan la separación de poderes en órganos legislativos, ejecutivos y judiciales para evitar la concentración de la autoridad en un individuo o en pequeños grupos de personas.

Respeto por los derechos humanos

Los gobiernos democráticos defienden los principios expresados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU. Además, se comprometen a garantizar representación a las minorías, así como a grupos e ideologías disidentes.

Adaptación a distintas formas de organización del Estado

Ejemplos de esto son:

  • El sistema republicano: la administración pública recae sobre la ciudadanía y esta elige un presidente para ejercer el poder ejecutivo.
  • Las monarquías parlamentarias: se mantiene la figura del rey como cabeza de Estado. No obstante, entre los parlamentarios se escoge el primer ministro con atribuciones semejantes a las de un presidente.

Vea también:

Historia de la democracia

Origen

La democracia inició en la Grecia Antigua, especialmente en la ciudad de Atenas, entre los siglos VI y V a.C. La sociedad ateniense se organizó para tener un gobierno en el que los ciudadanos participaban directamente en la toma de decisiones sobre asuntos públicos a través de la discusión en asambleas y de votaciones.

Ese sistema se sustentó en que todos los ciudadanos podían hablar con libertad en el ágora, esto es, en la plaza pública donde se llevaban a cabo las asambleas. Asimismo, en este lugar los ciudadanos elegían a los generales de ejército y a aquellos que ocuparían cargos administrativos.

A pesar de que Atenas es tenida como precursora de la tradición que siglos más tarde deriva en las democracias modernas, lo cierto es que el voto estaba restringido en la antigua Ciudad-Estado griega. Sólo los varones adultos tenían tal derecho. Las mujeres y los esclavos quedaban excluidos.

Discurso fúnebre de Pericles 2

En la imagen destaca Pericles (495 - 429 a.C) notable magistrado y general de la edad de oro de Atenas. En el discurso fúnebre alabó la constitución de su ciudad, pues esta "favorecía a los muchos, en lugar de a los pocos, y por eso es llamada democracia".

La democracia en la Modernidad

Durante siglos los ideales de la democracia permanecieron ocultos. Fue la lectura de textos clásicos en el Renacimiento la que permitió su redescubrimiento y dio a conocer cómo había funcionado en la antigüedad. Entonces surgieron escritores que imaginaron cómo ponerla en práctica nuevamente.

Ejemplo de esto fue el libro de 1516, Utopía, de Tomás Moro. Este autor fantaseó con una isla en la que las autoridades eran elegidas por el voto popular y donde además los cargos se rotaban para que nadie acumulara poder.

En términos teóricos, debemos remontarnos a 1690 para hallar en el Segundo Tratado sobre el gobierno de John Locke ideas acerca de la soberanía popular y del contrapeso necesario entre el parlamento y la autoridad de los reyes.

En el marco de la Ilustración francesa del siglo XVIII, Montesquieu propuso la división del poder del Estado en ejecutivo, legislativo y judicial en su libro El espíritu de las leyes de 1748. Tales ideas fueron adoptadas en la independencia de los Estados Unidos y en la fundación de repúblicas luego de la Revolución Francesa de 1789.

Democracia y Revolución Industrial

Con la llegada de la Revolución Industrial en el siglo XIX, en Europa y América apareció la clase media. Esta clase social tuvo intereses que impulsaron su participación en la política, apoyaron la ampliación del derecho al voto y la formación de asociaciones.

La democracia fue evolucionando gradualmente. El derecho al sufragio primero se otorgó a las personas con propiedades, luego a las clases trabajadoras y, finalmente, también a las mujeres. En el año 1863, en boca de Abraham Lincoln se expresó la idea de democracia que había venido madurando con el tiempo, como el "gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".

Difusión de la democracia en el mundo

A lo largo del siglo XX, el número de países en los que la democracia avanzó como sistema político aumentó. Los dos momentos más importantes para la difusión de la democracia acontecieron después de la Segunda Guerra Mundial y luego de la caída del Muro de Berlín.

En el primer caso, las potencias europeas como Francia e Inglaterra se vieron forzadas a dar libertad a sus colonias en África y Asia. En muchos de estos nuevos países se constituyeron repúblicas y regímenes parlamentarios que promovieron la creación de instituciones participativas.

Si bien muchas de las democracias surgidas entonces han sido calificadas como defectuosas, existió la inclinación por favorecer a la democracia como ideal de gobierno en los países del tercer mundo.

En el segundo caso, la desintegración del bloque comunista en la década de 1990 permitió que numerosos países de Europa del Este adoptaran un modelo democrático con participación amplia de partidos políticos. Varios de esos países actualmente forman parte de la Unión Europea.

Tipos de democracia

A continuación se presentan los tipos de democracia según el nivel de injerencia ciudadana en asuntos públicos y según las corrientes políticas más populares de las últimas décadas.

Democracia representativa o indirecta

La democracia representativa, también llamada indirecta, es aquella donde los ciudadanos ejercen el poder político a través de sus representantes, elegidos mediante el voto, en elecciones libres y periódicas.

De este modo, el ejercicio de los poderes del Estado y la toma de decisiones deberá expresar la voluntad política que los ciudadanos han hecho recaer sobre sus dirigentes.

La democracia representativa es el sistema más practicado en el mundo, como en México, por ejemplo. Las democracias liberales, como la de los Estados Unidos de América, suelen funcionar dentro del sistema representativo.

Vea también Democracia representativa.

Democracia directa

La democracia directa fue el modelo original de la democracia, practicado por los atenienses en la Antigüedad. Se dice que existe una democracia directa o pura cuando son los mismos ciudadanos, sin intermediación de representantes, los que participan en la toma de decisiones de carácter político.

Dicha participación se ejerce a través del voto directo, el plebiscito, el referéndum y la iniciativa popular, entre otros. Hoy en día, este tipo de democracia luce inviable como sistema nacional debido a la masificación de la sociedad.

Sin embargo, este modelo inspira el funcionamiento de pequeñas organizaciones comunitarias como parte de una realidad local y puntual. Por ejemplo, asambleas vecinales o ciudadanas.

Democracia participativa

La democracia participativa es un modelo de organización política que pretende otorgar a los ciudadanos una mayor, más activa y más directa capacidad de intervención e influencia en la toma de decisiones de carácter público mediante mecanismos adicionales al voto.

Al menos teóricamente, la democracia participativa, se considera una variante de la democracia directa. Pretende incorporar al ciudadano en la vigilancia y control de la aplicación de las políticas públicas y procura que los ciudadanos estén organizados y preparados tanto para proponer iniciativas como para expresarse a favor o en contra de una medida.

Vea también Democracia participativa.

Democracia liberal

La democracia liberal se respalda en modelos de gobierno representativo que aspiran a seguir los principios del liberalismo clásico. Por ello enaltece el respeto de las libertades individuales, la libertad económica y el poder limitado del gobierno.

Las democracias liberales procuran establecer equilibrios entre los poderes del Estado y la ciudadanía, así como también otorgan protección a las minorías ante el poder de las mayorías.

Socialdemocracia

La socialdemocracia propone la búsqueda de mayor equidad económica y social entre ciudadanos respetando las instituciones del Estado democrático, sin destruir el funcionamiento de la economía capitalista. Por tanto, persigue cambios graduales mediante la regulación del mercado, el cobro de impuestos y la creación de programas públicos que ayuden a distribuir de la riqueza.

En su origen estuvo emparentada con el marxismo. Sin embargo, los socialdemócratas deseaban instaurar el socialismo a través de una transición pacífica y no revolucionaria. Después de la segunda mitad del siglo XX, estos se hicieron más moderados y su intención ahora se relaciona con el funcionamiento eficiente del Estado de bienestar.

Democracia cristiana

La democracia cristiana mezcla valores tradicionales del cristianismo con ideas democráticas modernas. En el aspecto social, defiende valores sociales conservadores, como la prevalencia de la unidad familiar.

Por otra parte, aunque la democracia cristiana cree en el derecho a la propiedad privada y su postura es contraria a las revoluciones de izquierdas, aboga por el bienestar económico a través de una robusta regulación del mercado y de las relaciones laborales.

Ejemplos de democracia

En las sociedades modernas, la práctica democrática por excelencia se ejerce cuando hay elecciones para elegir representantes. Los ciudadanos entonces se manifiestan mediante el voto para elegir presidentes, gobernadores, alcaldes, diputados, etc.

Sin embargo, estas no son las únicas demostraciones de democracia que podemos hallar en nuestra vida cotidiana, entre otros múltiples ejemplos de democracia están:

  • La elección del delegado de clases: en las escuelas los estudiantes pueden ponerse de acuerdo y votar por un compañero de clases que los represente ante el consejo escolar.
  • La formación de juntas de vecinos: los habitantes de conjuntos residenciales se reúnen cada año para elegir a aquellos que sostendrán las labores de administración de los edificios. El voto de los vecinos concede ese rol a quienes son elegidos como presidentes, tesoreros, vocales, etc.

3 ventajas y 3 desventajas de la democracia

Ventajas

  • Incentiva la participación ciudadana: las personas pueden tomar parte en las decisiones de su comunidad y país a través del voto o con la participación en actividades públicas.
  • Decreta la igualdad civil: todas las personas tienen los mismos derechos de participación y cada ciudadano conoce que su voto cuenta con el mismo peso de los demás.
  • Distribuye el poder político: en las democracias verdaderas existen balances y contrapesos en las instituciones para que ningún actor político imponga su voluntad a la población sin que haya discusión, consensos o aceptación.

Desventajas

  • Es costosa y poco eficiente: mantener las instancias públicas cuesta mucho dinero. Además, las leyes suelen exigir que se cumplan muchos pasos antes de aprobar resoluciones. Por ello, la democracia a veces es acusada de lenta y burocrática.
  • Uso del sistema para corromperlo: como la democracia da voz a todos, algunos políticos aprovechan su influencia para obtener ventajas y promover cambios que a la larga fragmentan la solidez institucional y pueden llegar a viciar, o incluso destruir, el sistema.
  • Genera polarización política: la identificación con una ideología puede hacer que los ciudadanos defiendan una postura exclusiva ante asuntos públicos. Esto causa grietas sociales que dificultan el alcance de acuerdos que beneficien a todos.

Bibliografía

Guariglia, Osvaldo (2010) "Democracia, origen, concepto y evolución según Aristóteles". En Cuadernos de Filosofía del Derecho, N° 33, (páginas 157-190).

Picardo, Hugo & Cambronaro, Andrei (2018) Para entender la beligerancia política. Editorial IFED-TSE. San José de Costa Rica.

Touchard, Jean (2006) Historia de las ideas políticas. Técnos. Madrid.

Sultana, Tasmeen (2012) "The Evolution of Democracy through the Ages: Focus on the European Experience". En Journal of European Studies, Vol. 28, N°1, (páginas 27-50).

Vea también:

Cómo citar: (24/05/2022). "Democracia". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/democracia/ Consultado:

Frank Arellano
Revisión por Frank Arellano
Licenciado en Historia (2010) y magíster scientiae en Lingüística (2015) por la Universidad de Los Andes en Mérida.