34 ejemplos de anáfora

Eva Andrés Vicente
Revisión por Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica

La anáfora es una figura retórica o literaria que consiste en la repetición de una palabra o expresión al inicio de una frase, a fin de lograr un efecto estético.

Existe también la anáfora gramatical, que consiste en la relación de una palabra con otro elemento de la frase para acentuar una idea que ya se conoce o sintetizar información.

Ejemplos de anáfora como figura retórica

Dale al aspa, molino,
hasta nevar el trigo.
Dale a la piedra, agua,
hasta ponerla mansa.
Dale al molino, aire,
hasta lo inacabable.
(Miguel Hernández)

En este poema de Miguel Hernández la anáfora se encuentra en la repetición de los términos Dale y hasta a lo largo del texto. La intención es aportar dinamismo a la composición, intentar imitar el movimiento circular del molino mediante palabras.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan solo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.
(Gabriela Mistral)

Gabriela Mistral emplea la repetición en cada uno de los versos para dar énfasis a la cantidad y variedad de besos que existen, un sinfín de besos que podríamos dar y recibir a lo largo de la vida.

Pintor nacido en mi tierra,
con el pincel extranjero,
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores viejos,
aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.
(Andrés Eloy Blanco)

El siguiente ejemplo juega con la repetición de palabras que pertenecen a la misma familia, al mismo campo semántico. Son palabras relacionadas con la pintura (pintor, pincel, pintores, píntame) para resaltar la importancia del pintor en esta composición.

¡Oh noche que guiaste!
¡oh noche amable más que la alborada!
¡oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!
(San Juan de la Cruz)

San Juan de la Cruz se sirve de la anáfora para hacer un llamamiento a la noche y dedicarle unas palabras de gratitud por permitir el encuentro entre los seres amados.

¡Cuánta flor han deshojado,
cuánta mirada cautiva,
cuánto encaje de hilo limpio,
cuánto beso sobre el día
que como un pozo de brasas
se enciende y los aniquila!
(Antonio Carvajal)

Antonio Carvajal utiliza la repetición para hacer hincapié en la cantidad de amantes que, hechizados de amor durante la noche, se sienten abandonados al llegar el día y separarse de la persona amada.

Generales traidores:
mirad mi casa muerta,
mirad España rota:
pero de cada casa muerta sale metal ardiendo
en vez de flores,
pero de cada hueco de España
sale España,
pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,
pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio
del corazón.
(Pablo Neruda)

Pablo Neruda hace un balance de los daños que causa la guerra y se vale de la anáfora para dar fuerza al texto y captar la atención del lector.

Los siguientes ejemplos son textos bíblicos, en los que encontramos la repetición de expresiones que dotan al texto de cierta musicalidad, además de dar importancia al mensaje. La anáfora se utiliza para recalcar aquellas ideas que han de calar en los adeptos.

Bendito serás en la ciudad y en el campo. Bendito será el fruto de tus entrañas y el fruto de tu tierra…
(Deuteronomio 28, 3-6)

¡No a nosotros, Señor, nos des la gloria,
no a nosotros, sino a tu nombre,
llevado por tu amor, tu lealtad!
(Salmo 115, 1-3)

Felices los que tienen el espíritu del pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Felices los que lloran, porque recibirán consuelo. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.
(Evangelio de San Mateo 5, 3-7)

El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla.
(Primera carta de Pablo a los Corintios 13, 4)

Estos ejemplos de anáforas corresponden a letras de las canciones, donde también es un recurso bastante frecuente. Los estribillos se generan mediante la repetición de frases y fórmulas, quizá porque es la parte más importante de la canción y la que resulta más fácil de memorizar.

Hay quien precisa una canción de amor;
hay quien precisa un canto de amistad;
hay quien precisa remontarse al sol
para cantar la mayor libertad.
(Silvio Rodríguez)

Contigo aprendí
Que existen nuevas y mejores emociones
Contigo aprendí
a conocer un mundo lleno de ilusiones.
(Armando Manzanero)

Bésame, bésame mucho
como si fuera ésta noche la última vez
Bésame, bésame mucho
que tengo miedo a perderte
perderte después.
(Consuelo Vásquez)

Solamente una vez
amé en la vida
Solamente una vez
y nada más.
(Agustín Lara)

No creas que no valió la pena
No creas que no eres importante
Al contrario, yo te amé con toda el alma.
(Natalia Lafourcade)

También te puede interesar:

Ejemplos de anáfora gramatical

¡Corre, corre, que para luego es tarde!

¡Vuela, vuela alto!

Y dale, y dale, una y otra vez.

Siempre me ha gustado el chocolate, lo considero un auténtico manjar.

Él insiste en llevar el cabello largo, pero lo tiene poco cuidado.

Miguel y yo fuimos al campo, nos encanta la naturaleza.

Padres e hijos reunidos en casa, todos cantaban con emoción.

Alicia Rivas es profesora de la universidad y la que coordina el proyecto en cuestión.

Rafael es el padre de la novia, él es el responsable de la fiesta.

María y Antonio irán a París este año. Ellos han soñado con eso desde niños.

Quería hablar con Manuel, pero no lo he encontrado.

Los músicos han tocado estupendamente esta noche, se merecen nuestro agradecimiento.

Ana era mi mejor amiga, por eso le dediqué mi primer libro.

Hay que llegar a tiempo al aeropuerto, por eso debemos salir de casa antes.

No habrá nadie en casa esta tarde que pueda recibir al mensajero.

Hay dos bolsas en la mesa, la azul es la mía.

Madonna es una gran artista, los fans la adoran.

Tengo tres hermanos, todos mayores.

Ese tejido es precioso, lo fabrican artesanalmente.

Ver también:

Cómo citar: (03/10/2022). "34 ejemplos de anáfora". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/ejemplos-de-anafora/ Consultado:

Eva Andrés Vicente
Revisión por Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid (2007).