Significado de Analogía

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Licenciado en Letras

Qué es Analogía:

Como analogía se denomina la relación de parecido o semejanza que se puede identificar entre cosas diferentes.

La palabra analogía proviene del latín analogĭa, y esta a su vez procede del griego ἀναλογία (analogía), que significa ‘proporción’, ‘semejanza’.

El concepto de analogía también puede emplearse para aludir al razonamiento según el cual pueden reconocerse características similares entre seres o cosas diferentes.

Así, un argumento por analogía es aquel que se vale de situaciones similares para explicar una cosa, como, por ejemplo: “Nuestro hijo siente rabia cuando no lo dejamos salir con sus amigos, del mismo modo en que tú te enfureces cuando apago el televisor mientras ves el fútbol”.

En este sentido, la analogía, como concepto, tiene una amplia aplicación en los más variados campos del saber, como el derecho, la biología, la lingüística, la gramática, la retórica o la geografía.

Vea también Semejanza.

Analogía en derecho

En el derecho, como analogía se designa al método mediante el cual una norma jurídica es extendida a casos que anteriormente no habían sido contemplados en ella, esto obedece a que se puede identificar en ellos una relación de semejanza con otros casos o situaciones concretas para las cuales ya había sido aplicada.

Analogía en biología

La biología considera como analogías las semejanzas existentes entre partes u órganos que, en diferentes organismos, tienen funciones parecidas, así como una misma posición relativa. Tal sería el caso, por ejemplo, de la ubre de una vaca con los senos de una mujer, cuya función es amamantar; otro caso parecido sería el de las alas de una mariposa y las de una abeja.

Analogía en lingüística

Dentro del campo de la lingüística, se puede aplicar el principio de la analogía para la creación de nuevas formas lingüísticas o para la modificación de otras ya existentes, basándose en la semejanza que presentan entre sí. El ejemplo por antonomasia son los pretéritos de tuve, estuve, anduve, formados a partir de la analogía con hube.

Analogía en la gramática

Para la gramática, la analogía constituye las relaciones de semejanza, formas que presentan los elementos lingüísticos cuyas funciones son iguales o coincidentes entre sí. Por ejemplo, una de las analogías entre la palabra ser y estar es que ambos son verbos.

En este sentido, las analogías en la gramática, también llamadas analogías verbales, se dividen en dos tipos: las analogías simétricas y asimétricas.

Analogías simétricas y asimétricas

Las analogías simétricas son intercambiables al ser equivalentes, en cambio, los términos de las analogías asimétricas se relacionan pero no indican semejanza.

Tipos de analogías simétricas

Dentro de las analogías simétricas:

  • Analogías de sinonimia: comparten las mismas características como, por ejemplo, luz y lámpara.
  • Analogías por complementariedad: objetos vinculados en una función como, por ejemplo, cama y descanso.
  • Analogías cogenéricas: pertenecen a la misma clase o categoría como, por ejemplo, novela y cuento.

Tipos de analogías asimétricas

Entre las analogías asimétricas podemos contar las siguientes:

  • Analogías antonímicas o de oposición: términos opuestos como, por ejemplo, analogía y diferencia.
  • Analogías de intensidad: el grado énfasis o potencia como, por ejemplo, disgusto y odio.
  • Analogías inclusivas: relación entre el todo y un componente del conjunto. Esta categoría se divide por: género-especie como, por ejemplo, canino y perro; todo-parte como, por ejemplo, Sonora y México; conjunto-elemento como, por ejemplo, cardumen y pez; continente-contenido como, por ejemplo, computadora y placa madre.
  • Analogías por ubicación: se relacionan por el lugar en que se encuentran como, por ejemplo, avión y aeropuerto.
  • Analogías de secuencialidad: etapas diferentes de un mismo ciclo como, por ejemplo, niñez y adolescencia.
  • Analogías por función: se asocian por labor o tarea como, por ejemplo, cocinero y cocinar.
  • Analogías por reciprocidad: uno condiciona la existencia del otro como, por ejemplo, madre e hijo.
  • Analogías por producto: uno genera al otro como, por ejemplo, panadero y pan.
  • Analogías por medio y/o instrumento: herramienta que se le atribuye a un agente como, por ejemplo, astrónomo y telescopio.
  • Analogías por característica: indica un atributo del objeto como, por ejemplo, sol y calor.

Analogía en retórica

En la retórica, la analogía designa un recurso literario mediante el cual se establecen relaciones de similitud entre dos elementos, conceptos o ideas, con la finalidad de ofrecer una perspectiva novedosa del asunto en cuestión que le permita al lector comprenderlo desde otros ángulos.

Por ejemplo: Batman es a Robin lo que Sancho es al Quijote; el agua es a las plantas lo que el alpiste al perico.

Vea también Figuras literarias.

Analogía en geografía

En geografía, la analogía se emplea para establecer semejanzas y disparidades entre distintos hechos y fenómenos que ocurren en diferentes lugares del planeta.

En este sentido, se puede aplicar el principio de analogía para comparar el mar Caribe con el mar Meridional de China, o la selva Amazónica con la selva Lacandona.

Como resultado de este proceso de estudio, obtenemos características generales y específicas de cada uno de los lugares, lo cual nos permite conocer mejor sus peculiaridades.

Fecha de actualización: 12/09/2019. Cómo citar: Coelho, Fabián (12/09/2019). "Analogía". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/analogia/ Consultado:

Fabián Coelho
Fabián Coelho
Profesional de las letras, licenciado por la Universidad de Los Andes (2011). Apasionado por la literatura, la historia y la filosofía, y entusiasta confeso de los diccionarios, la gramática y los manuales de estilo. Ha trabajado creando, escribiendo y corrigiendo en ediciones, publicidad, periodismo y contenidos digitales desde 2008.