Conocimiento empírico

¿Qué es el Conocimiento empírico?

Conocimiento empírico, o conocimiento no científico, es un tipo de conocimiento que se obtiene a través de la observación y experimentación de un fenómeno particular. Es decir, es lo que aprendemos después de percibir o interactuar con otros seres vivos, objetos o fenómenos.

El conocimiento empírico se caracteriza por basarse en la experiencia personal. Requiere el uso de nuestros sentidos y por lo tanto, es subjetivo, ya que depende del individuo que perciba el fenómeno.

El conocimiento empírico es, también, práctico, porque nos permite aprender sobre el entorno que nos rodea sin necesitar de otro tipo de conocimiento.

Por ejemplo, cuando una persona toca una lija por primera vez puede percibir la textura rugosa a través del tacto. Lo que ha aprendido de esta experiencia (la sensación del material) forma parte de su conocimiento empírico.

El conocimiento empírico se diferencia del científico, en que es el resultado de la investigación y la experimentación con métodos verificables y cuantificables.

También se distingue del conocimiento filosófico, que son todos los saberes obtenidos a partir de la reflexión sobre temas subjetivos. O del conocimiento religioso, que son las creencias que componen una religión y que se consideran verdades incuestionables para los creyentes de esa fe.

Características del conocimiento empírico

El conocimiento empírico o no científico se caracteriza por basarse en la experiencia y se limita a lo que se puede percibir con los sentidos, entre otros rasgos distintivos que se detallan a continuación.

1. Se basa en la experiencia

Para poder adquirir conocimiento empírico es necesario experimentar el fenómeno, esto es, interactuar con aquello de lo que se desea aprender.

Por ejemplo, para entender cómo se siente estar en el mar, hay que entrar en él.

2. Está limitado a la percepción sensorial

El conocimiento empírico solo puede experimentarse a través de los cinco sentidos, por lo tanto, la falta o alteración de alguno de ellos implica una limitación de la experiencia. Por lo tanto, el conocimiento empírico adquirido es limitado.

3. Es subjetivo

Como el conocimiento empírico depende de lo que cada individuo experimenta con sus sentidos, las experiencias dependen de lo que la persona perciba y cómo lo perciba, lo que le resta objetividad a la experiencia. Distintos individuos pueden tener experiencias diferentes expuestos al mismo fenómeno.

4. No es verificable

El conocimiento empírico no se puede verificar ni medir. Por ejemplo, si una persona dice que experimentó un dolor muy intenso después de una caída, no hay forma de saber si lo que experimentó fue realmente tan doloroso como dice.

5. Carece de método

No existe un método empírico estandarizado para registrar ni medir las experiencias, todo está sujeto a lo que la persona registre con sus sentidos.

6. Las conclusiones son particulares

El conocimiento empírico no se puede aplicar a todos los fenómenos. Por ejemplo, si una persona es alérgica a las flores es solo su experiencia. No se puede aplicar una conclusión general porque no todas las personas son alérgicas a las flores.

7. Es práctico

El conocimiento empírico tiene aplicaciones en la vida cotidiana, permite entender fenómenos cotidianos según lo que percibimos con nuestros sentidos, pero no sirve para elaborar teorías ni generalizaciones.

Ejemplos de conocimiento empírico

Conocimiento empírico, grupo de personas jugando en el mar

El conocimiento que se adquiere de las interacciones con el ambiente ayuda a las personas a manejarse de forma más eficiente. Estos son algunos ejemplos de conocimiento empírico aplicados a la vida cotidiana:

  1. Experimentar el olor, sabor y sensación térmica del mar por primera vez.
  2. Aprender que acercarse al fuego puede causar calor extremo y quemaduras.
  3. Descubrir el sabor y textura de alimentos que no conocíamos.
  4. Aprender a caminar.
  5. Las personas que viven cerca del mar y aprenden a nadar de forma natural.
  6. Aprender a hablar.
  7. Entender el funcionamiento de un dispositivo electrónico.
  8. Asociar ciertos tipos de nubosidad con la llegada de lluvias o tormentas.
  9. Aprender un nuevo idioma.
  10. Entender los ciclos de siembras y cosechas según las estaciones climáticas.
  11. Entender costumbres y tradiciones de otras culturas a través de la observación.
  12. Conocer la hora y la profundidad del agua adecuada para pescar.
  13. Asociar cada estación con ciertos cambios en el clima y la temperatura.
  14. Conocer la sensación que genera meter las manos en agua helada.
  15. Cuando los niños se miran en el espejo y comprenden que se están viendo a sí mismos.
  16. Experimentar alergia con algún alimento y no comerlo más.
  17. Aprender a manejar bicicleta.
  18. Ver y sentir la nieve por primera vez.
  19. Cuando, sin saber cocinar, mezclamos ciertos alimentos para hacer una comida.
  20. Jugar un nuevo videojuego.
  21. Cuando una madre entiende si su bebé llora porque tiene hambre o sueño.

Conocimiento empírico y científico

El conocimiento empírico y científico son dos formas de entender la realidad. Sin embargo, cada uno tiene métodos y sistemas diferentes para generar nuevo conocimiento, como se describe a continuación:

Tienen métodos diferentes

El conocimiento empírico está basado en la experiencia personal y la percepción de la información a través de los sentidos para elaborar conclusiones acerca de la realidad.

Una persona que vive y trabaja en el campo establece ciertas relaciones entre la temperatura o la forma y el color de las nubes para asumir que se acerca una tormenta. Esta persona ya ha experimentado varias tormentas y ha establecido relaciones entre las variables mencionadas anteriormente. Esto es conocimiento empírico.

El conocimiento científico, por su parte, está basado en la evidencia y en la aplicación de métodos estandarizados para verificar los datos y generar conocimiento.

Una persona que aplique el conocimiento científico para predecir una tormenta utilizará métodos verificables, como la medición de la presión atmosférica, la temperatura del ambiente, la dirección del viento, etc.

El conocimiento científico está sistematizado

El conocimiento científico implica una sistematización de procesos para aplicar los métodos que sean necesarios. Por ejemplo, una investigación de campo requiere de un diseño previo para establecer qué técnicas de análisis de datos se van a implementar. La investigación científica no puede realizarse de forma improvisada.

El conocimiento empírico no es sistemático. El conocimiento se va generando acorde a las experiencias percibidas por el sujeto.

Un ejemplo es que muchos bebés aprenden a caminar en un proceso desordenado: primero gatean, luego dan sus primeros pasos y pueden volver a gatear antes de caminar correctamente.

El conocimiento empírico no es preciso

El conocimiento empírico es poco preciso, ya que al partir de la experiencia individual, depende de lo que cada persona haya percibido.

Un ejemplo común es la descripción de colores. Una persona puede ver un cuadro de color azul y decir que es "azul celeste". Otra persona verá el mismo cuadro y dirá que es "azul claro". Por lo tanto, no hay precisión con respecto al nombre correcto del color.

El conocimiento científico es preciso, ya que puede ser medido y verificado con instrumentos y técnicas estandarizadas.

Un grupo de científicos puede detectar y probar que el agua corriente de una ciudad ha superado los niveles permitidos de mercurio, al presentar más de 0,001 microgramos por litro.

Ver también:

Fecha de actualización: 28/10/2020. Cómo citar: "Conocimiento empírico". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/conocimiento-empirico/ Consultado: