Significado de Retroalimentación positiva y negativa

Qué es Retroalimentación positiva y negativa:

La retroalimentación es un mecanismo de control de sistemas en el cual los resultados obtenidos de una tarea o actividad son reintroducidos en el sistema con la finalidad de incidir o actuar sobre las decisiones o acciones futuras, bien sea para mantener el equilibrio en el sistema, bien para conducir el sistema hacia uno nuevo. En este sentido, podemos hablar de dos tipos de retroalimentación: la positiva y la negativa.

La retroalimentación negativa tiene como función el control y regulación de los procesos de un sistema. Como tal, se encarga de mantener el equilibrio dentro del sistema, contrarrestando o modificando las consecuencias de ciertas acciones. De allí que se asocie a procesos homeostáticos o de autorregulación.

Por ejemplo: nos piden que desarrollemos diez tareas en cinco horas, pero somos capaces de realizarlas en tres. A continuación, se nos exige que en la próxima oportunidad usemos las cinco horas para la realización de las diez tareas. Allí ha ocurrido un proceso de retroalimentación negativa para que el sistema regrese a su equilibrio original, basado en la calidad de la ejecución de las tareas.

La retroalimentación positiva, por su parte, se encarga de amplificar o potenciar ciertos cambios o desviaciones introducidos en un sistema, para que este pueda evolucionar o crecer hacia un nuevo estado de equilibrio, diferente del anterior.

Por ejemplo: nos piden que desarrollemos nuevamente las diez tareas en cinco horas, y somos capaces de haberlas resuelto en solo tres horas. Entonces, nos felicitan y nos piden que continuemos reduciendo la cantidad de tiempo que dedicamos a las tareas. Allí la retroalimentación ha sido positiva, el sistema está buscando un nuevo equilibrio basado en la eficiencia.

La finalidad de los procesos de retroalimentación positiva y negativa está siempre enfocada en optimizar el comportamiento de los sistemas, de acuerdo a determinados patrones y criterios. Como tal, es un mecanismo que se aplica prácticamente a cualquier proceso que involucre el control y ajuste de un sistema. En este sentido, se emplea en áreas como la comunicación, la psicología, la gestión empresarial, la electrónica, la educación y la medicina.

Retroalimentación en fisiología

En el ámbito de la fisiología, en Medicina, la retroalimentación es un concepto que se refiere al mecanismo de control de muchos procesos fisiológicos del organismo. Como tal, existen dos tipos: la retroalimentación positiva y la negativa.

  • Retroalimentación negativa: es aquella que produce un efecto contrario al estímulo inicial. Esto quiere decir que si algún factor dentro del organismo se vuelve excesivo o insuficiente, la retroalimentación negativa actuará para devolver al organismo a sus niveles normales. Como tal, es un sistema de regulación y control de las funciones orgánicas.
  • Retroalimentación positiva: es aquella que, a partir de un estímulo inicial, responde potenciando o amplificando la reacción del organismo. Esto puede ocurrir como consecuencia de una deficiencia o exceso de algún factor en el organismo. De allí que la retroalimentación positiva necesite de la negativa para su regulación.

En este sentido, si ocurre que, por ejemplo, una glándula del sistema endocrino produce determinada hormona en cantidades excesivas, necesitará de la retroalimentación positiva para disminuir la producción hormonal y, posteriormente, de la retroalimentación negativa para regular la producción de hormonas en el organismo.

De allí que se considere que tanto la retroalimentación negativa como la positiva trabajan conjuntamente para mantener la homeostasis en el cuerpo humano, es decir, los fenómenos de autorregulación que conducen al mantenimiento de un organismo.

Cómo citar: "Retroalimentación positiva y negativa". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/retroalimentacion-positiva-y-negativa/ Consultado: