Significado del Viernes de Dolores

Qué es Viernes de Dolores:

El Viernes de Dolores es una tradición católica anual que conmemora los sufrimientos de la Virgen María por medio de la procesión de Nuestra Señora de los Dolores. Se realiza en el marco del Viernes de Concilio, último viernes de la cuaresma, que anuncia la proximidad de la Semana Santa.

La tradición nació en 1472 y se mantiene en muchas comunidades como expresión de la devoción popular. Sin embargo, dejó de ser obligatoria en 1969 para dar primacía al significado del Viernes de Concilio, nombre de la liturgia oficial del día, que recuerda el concilio (asamblea) donde de decidió dar muerte a Jesús.

viernes de dolores

Virgen de las Angustias, Granada. Fotografía de José Manuel Ferro Ríos.

Junto a la misa de concilio, la tradición principal del Viernes de Dolores es la procesión de Nuestra Señora de los Dolores. Esta advocación es llamada también La Dolorosa, Virgen de la Piedad, Virgen de la Amargura o Virgen de las Angustias. La procesión es organizada por hermandades y cofradías devocionales que velan por preservar la tradición y sus valores.

Otras tradiciones del día son el Altar de Dolores y los indultos de Semana Santa. En países como España, de hecho, se concede indulto a determinados reos, toda vez que Jesús, también preso y condenado, se entregó para el perdón de los pecados. Los indultos son solicitados por las hermandades y cofradías que predican en las cárceles durante el año. Las autoridades civiles tienen la potestad de otorgar los indultos o no.

¿Cuándo se conmemora el Viernes de Dolores?

El Viernes de Dolores se conmemora el último viernes de la cuaresma, es decir, antes de la Semana Santa. Es parte de las conmemoraciones del Viernes de Concilio. En tanto que depende de la Semana Santa, su fecha varía de año en año. Las próximas fechas del Viernes de Dolores son:

AñoFecha
202208 de abril
202331 de marzo
202422 de marzo
202511 de abril
202627 de abril
202719 de marzo
202807 de abril
202923 de marzo
203012 de abril
203104 de abril

La fecha de la Semana Santa (y el Viernes de Dolores) cambia anualmente porque se calcula en función del equinoccio de primavera y el calendario lunar, al igual que la Pascua judía.

Nuestra Señora de los Dolores y su significado

viernes de dolores

Virgen de los Dolores. Nótese que la Virgen lleva en su pecho un corazón con siete espadas, las cuales representan sus siete dolores. Fotografía de J. L. Maral.

La advocación de Nuestra Señora de los Dolores representa los sufrimientos que María experimentó durante la vida, pasión y muerte de Jesús. Los dolores de la Madre enlutada expresan también los sufrimientos de toda madre por sus hijos.

Popularmente, se dice que fueron siete los dolores de María. Este número en la Biblia representa lo completo, lo acabado, lo terminado.

Los siete dolores de la Virgen son:

  • Primer dolor: en la presentación del Niño Jesús en el templo de Jerusalén, Simeón profetiza el sufrimiento de María con la frase: «Y a ti, mujer, una espada te atravesará el corazón».
  • Segundo dolor: José y María huyen a Egipto con el Niño Jesús, porque Herodes había ordenado matarlo.
  • Tercer dolor: Jesús se pierde en el Templo de Jerusalén durante tres días, a la edad de 12 años.
  • Cuarto dolor: María se encuentra con Jesús en el camino al Calvario (en la calle de la Amargura).
  • Quinto dolor: crucifixión de Jesús (María permanece de pie, junto a la cruz).
  • Sexto dolor: descendimiento de la cruz (María recibe el cuerpo sin vida de su hijo).
  • Séptimo dolor: sepultura de Jesús.

viernes de dolores

Dos versiones de Nuestra Señora de los Dolores.

En la imagen de La Dolorosa, María suele aparecer ataviada con traje negro en señal de luto. En otras oportunidades, se le ve ataviada con vestido rojo y manto azul, o traje púrpura.

En el pecho puede llevar una espada, recordando las palabras del profeta Simeón. También puede llevar un corazón atravesado por siete espadas alusivas a los siete dolores.

El Altar de Dolores y las ofrendas

viernes de dolores

Altar de Dolores en Actopan, Hidalgo, México (2017). Fotografía de Ruber Yuka. Detalle.

En algunos países, como México, es costumbre levantar un altar dedicado a los dolores de la Virgen. Esta tradición proviene de Europa, donde fue promovida por la Orden de los Siervos de María desde el siglo XIII.

El altar se instala el Viernes de Dolores y se desmantela después del Viernes Santo. Su función es acompañar a los fieles a contemplar la Semana Santa. Los elementos del altar de dolores son:

  • Imagen de La Dolorosa: puede ser una pintura o una escultura. Representa a María sufriente o enlutada.
  • Trigo, cebada o alfalfa germinados: representan el cuerpo de Cristo.
  • Agua saborizada: representa las lágrimas de María y la persistencia de su corazón dulce en la adversidad.
  • Frutas (naranjas o manzanas): Las naranjas se pintan de dorado como símbolo de amargura, y se atraviesan de banderines morados, que representan los siete dolores. Las manzanas representan el pecado original.
  • Luces: simbolizan la luz y presencia de Cristo.
  • Hierbas aromáticas: se usa manzanilla y otras hierbas aromáticas frescas para consolar a la Virgen.
  • Semillas: símbolo de la agricultura, se ofrecen para pedir buena cosecha.

Viernes de Dolores y Viernes de Concilio

viernes de dolores

Ilustración de 1884 sobre el Sanedrín, consejo de expertos que trataba los asuntos del pueblo judío.

Oficialmente, el Viernes de Concilio recuerda la asamblea (llamada también concilio del latín o sanedrín del griego) en que las autoridades judías acordaron dar muerte a Jesús. Por eso, este día anuncia la proximidad de la Semana Santa.

En el año 1472, el papa Benedicto XIII ordenó que en esa fecha se recordase también la advocación de Nuestra Señora de los Dolores, que no figuraba en el calendario litúrgico. Desde entonces este día comenzó a conocerse como Viernes de Dolores.

En el año 1814, el papa Pío VII añadió el 15 de septiembre como solemnidad de Nuestra Señora de los Dolores. Sin embargo, no modificó la tradición inaugurada por Benedicto XIII, y la advocación pasó a conmemorarse dos veces al año.

Viendo que la solemnidad estaba duplicada, el Concilio Vaticano II, convocado por el papa Pablo VI, suprimió el Viernes de Dolores en 1969. Esto ayudó a priorizar el sentido de la liturgia del Viernes de Concilio, que resalta el protagonismo de Jesús.

En el año 2000, la Iglesia publicó una tercera edición del Misal Romano. En atención a la presencia de la tradición, el papa Juan Pablo II hizo incluir una mención a los Dolores de la Virgen en la liturgia del Viernes de Concilio.

Algunas de las regiones donde se mantiene la tradición del Viernes de Dolores son:

  • Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, el País Vasco y Murcia, en España.
  • Popayán, en Colombia.
  • Colón (Querétaro), en México.
  • Natá de los Caballeros, en Panamá.
  • Lima, Arequipa, Tarma y Huacho, en Perú.
  • Mafra, en Portugal.

En las regiones (o países) que se acogieron plenamente a la liturgia del Viernes de Concilio, la procesión de La Dolorosa no se suprimió, sino que fue trasladada al Miércoles Santo o al Viernes Santo. Por esta razón, en estos lugares el último viernes de cuaresma se conoce mejor por su nombre oficial: Viernes de Concilio.

Puedes profundizar sobre el tema en:

Cómo citar: "Viernes de Dolores". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/viernes-de-dolores/ Consultado: