Significado de Leyenda

Qué es Leyenda:

Una leyenda es un relato que se transmite por tradición oral, el cual combina elementos reales con elementos imaginarios o maravillosos, enmarcados en un contexto geográfico e histórico concreto.

Las leyendas están íntimamente relacionadas con la cultura y tradiciones locales, de allí que suelen incluir elementos afines a una comunidad o localidad en particular. Esto hace que sean aceptadas como historias verídicas, ya que el personaje, momento histórico o lugar mencionado en la leyenda es conocido por todos.

Ejemplos de leyendas podrían ser las historias de La Llorona, La Sayona, El Silbón, El callejón del beso, etc.

La palabra leyenda procede del latín legenda, derivado de legĕre que significa 'leer'. Se usa en el sentido de "digno de ser leído o conocido" y hace referencia a eventos que son recordados y difundidos para que la historia prevalezca en el tiempo, como por ejemplo las narraciones religiosas que aparentemente dieron origen al uso del término.

Características de las leyendas

Este tipo de narraciones se distinguen por estar basadas en la realidad y por ser creaciones anónimas, entre otras características que veremos a continuación.

Se transmiten de forma oral o escrita

Si bien las leyendas se difundieron originalmente con la tradición oral de una generación a otra, también pueden difundirse de forma escrita. Hoy en día es posible encontrar recopilaciones de leyendas en formato impreso o digital.

Tienen un componente de realidad

Las leyendas están basadas total o parcialmente en un hecho, momento o personaje real . Esta característica permite ubicar lo narrado en un contexto específico.

Por ejemplo, las leyendas históricas sobre batallas reales, o las leyendas urbanas que supuestamente ocurrieron en un lugar conocido.

Suelen tener un componente fantástico

Las leyendas cuentan con un elemento de carácter sobrenatural, mágico o fantástico, como un lugar encantado o un personaje con poderes paranormales.

En la leyenda de La llorona, por ejemplo, la mujer de la historia suele desaparecer ante la mirada de la víctima.

Sus personajes son representaciones de arquetipos

Los arquetipos son representaciones universales de patrones de comportamiento, como el héroe, el villano o la mujer sabia.

Por ejemplo, las leyendas históricas suelen tener un héroe que salvó a un grupo de personas o a un país, mientras que en muchas historias rurales está presente el arquetipo de la bruja malvada.

Son creaciones anónimas

Las leyendas carecen de autor conocido. Por esta razón, los detalles se suelen ir modificando con el paso del tiempo gracias al aporte colectivo, lo cual da origen a múltiples versiones de la misma historia.

Por ejemplo, La materia de Bretaña es un conjunto de textos de la Edad Media escrito por diversos autores franceses e ingleses. Cada uno aportó su versión sobre la leyenda del Rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda.

Hacen referencia a un lugar o momento histórico particular

En las leyendas el lugar, el año, el evento o el personaje es reconocible, por lo tanto el contexto es fácil de identificar por los lectores u oyentes de la historia.

Un ejemplo es la leyenda sobre el cerro de La Bufa, en México. Se trata de una formación natural real, sobre la que se afirma que tiene una escalinata secreta que lleva a un palacio subterráneo cubierto de oro.

Incluyen elementos del folclore local

Las leyendas incluyen elementos o símbolos propios del contexto cultural de la historia, como brujas, duendes, fantasmas, santos, magos, lugares con propiedades mágicas, etc.

Por ejemplo, en las zonas rurales latinoamericanas la figura del duende forma parte del folclore local, por lo que suele ser común encontrar leyendas asociadas a estos personajes.

Puedes leer más sobre este tópico en Características de una leyenda.

Elementos de una leyenda

Para narrar una leyenda se requieren personajes, un argumento que describa la situación de forma general, la trama que indique el orden del argumento, un contexto o referencia espacio-temporal y un narrador que nos cuente lo que sucede.

  • Personajes: son quienes llevan a cabo las acciones dentro de la historia. Pueden ser héroes, pero también pueden representar otro tipo de arquetipos, como la hechicera, los enamorados, la madre, etc. Por ejemplo, en la leyenda de La Llorona, los personajes son la propia Llorona y las personas (generalmente hombres) con los cuales se encuentra en lugares desolados.
  • Argumento: son las acciones que tienen lugar en la historia, ordenadas cronológicamente. Por ejemplo, el argumento de La Llorona es que se trata de una mujer que vaga en busca de sus hijos y emite sonidos desgarradores.
  • Trama: es el orden de las acciones planteadas en el argumento. En las leyendas, la trama inicia con la introducción, continúa con el nudo o conflicto y termina con el desenlace o resolución, coincidiendo con el orden del argumento. En otros textos narrativos, como la novela, la trama puede comenzar con el desenlace.
  • Contexto: son las referencias que sirven para ambientar la narración, como el lugar y el tiempo. Por ejemplo, “En una calle oscura del centro de Caracas...”.
  • Narrador: es quien cuenta la historia. En las leyendas, el narrador está en tercera persona, es decir, es alguien que no participa en la historia. Un ejemplo sería “El taxista vio a la mujer vestida de blanco, escuchó su llanto desconsolado y supo inmediatamente que se había encontrado a La llorona".

Partes de una leyenda

Los elementos de una leyenda se organizan en una estructura compuesta por una inicio, un nudo o conflicto y una resolución. A continuación te explicamos cada una de ellas.

Inicio. Es la presentación del lugar, personajes y tiempo de la historia. Le da al lector u oyente un contexto de referencia y le da pistas sobre los acontecimientos por venir. Por ejemplo

“En la zona de La Hoyada, en el centro de Caracas, muchos vecinos han reportado la presencia de una mujer vestida de blanco, casi siempre a la medianoche.”

Nudo. Es el conflicto de la historia. Aquí se conoce cuáles son las intenciones de los personajes y sus posibles enfrentamientos.Un ejemplo sería:

“Antonio Bracho, un taxista de la zona, contó horrorizado cómo la mujer apareció repentinamente dentro de su auto, pidiéndole que la llevara a ver a sus hijos”.

Resolución. El conflicto llega a su fin, casi siempre por la intervención de un componente mágico. Por ejemplo:

“El taxista le dio la espalda a la mujer y comenzó a rezar mientras manejaba. Al cabo de unos minutos, la presencia espectral desapareció.“

Tipos de leyendas

Existen tres grandes categorías de leyendas: según el público al que estén dirigidas, su origen o su temática. Y una misma leyenda puede ser de varios tipos al mismo tiempo, como un leyenda urbana que al mismo tiempo sea de terror, por ejemplo. Conociendo esto, vamos a profundizar en estas clasificaciones.

Según el tipo de público

Leyenda infantil

Una leyenda infantil es un tipo de relato destinado a los niños que posee elementos fantásticos o imaginarios pertenecientes a la tradición popular. En algunos casos tratan de dar una explicación al origen de un lugar o acontecimientos pasados.

Suelen tener por función la enseñanza de algún tipo de comportamiento o la advertencia de ciertos peligros que el niño puede enfrentar. En ocasiones se trata de leyendas populares adaptadas al público infantil eliminando elementos no apropiados a su edad.

Un ejemplo de leyenda infantil puede ser la historia de San Nicolás, Santa Claus o Papá Noel, extendida en muchos países y con algunas variantes.

Según su origen

Leyenda urbana

Una leyenda urbana es un relato inventado que forma parte del folclore contemporáneo de la sociedad masificada, en virtud de lo cual se distinguen de las leyendas de tradición popular local.

Se difunden normalmente a través de los medios de comunicación masiva, como la radio, la TV y, especialmente, el internet. Algunas de ellas incluyen elementos inverosímiles y, tal como corresponde a las características de una leyenda, la mayoría se difunde como si fuesen ciertas. Con frecuencia se relacionan con las teorías de la conspiración.

Por ejemplo: la leyenda según la cual Walt Disney fue criogenizado para reanimar su cuerpo en el futuro. Otro ejemplo puede ser el relato de la autopista fantasma.

Leyenda rural

Es una narración que tiene lugar en el campo y que suelen transmitirse de forma oral, de allí que los hechos contados sean difíciles de verificar. Por lo general están asociadas a lugares o personas de esa zona.

Un ejemplo de leyenda rural es la de apariciones de personas (generalmente mujeres) en el medio del camino para solicitar ayuda y que luego desaparecen.

Leyenda local

Son historias atribuidas a hechos o personas vinculados a lugares muy específicos, como un municipio, una región o un estado. Muchas veces, la existencia de este tipo de leyendas convierte a un lugar en un sitio de interés turístico.

Un claro ejemplo de leyenda local es la del monstruo del lago Ness, ubicado en Escocia, que cada año atrae a cientos de turistas deseosos de poder ver a la supuesta criatura que vive oculta en el lago.

Según su temática

Leyenda de terror

También conocidas como leyendas escatológicas, son historias o relatos que tratan de infundir miedo al oyente. Incluyen habitualmente temas macabros como la muerte o el dolor e incluyen personajes o sucesos paranormales.

En ocasiones se cuentan como si fueran ciertas, referidas a alguien cercano (un amigo de un amigo, por ejemplo) o a acontecimientos que supuestamente ocurrieron en un lugar próximo (por ejemplo, un bosque, camino o cueva conocidos). Un ejemplo de leyenda de terror es la leyenda de la llorona o la leyenda del chupacabras.

Leyenda histórica

Es un tipo de leyenda que narra acontecimientos históricos como fundaciones de ciudades, guerras, invasiones, procesos de conquista, revoluciones, etc. Estas historias mezclan elementos verídicos con fantasía, lo cual magnifica el hecho que se quiere reseñar.

Un ejemplo de leyenda histórica es la del rey Arturo. Aunque es un personaje ficticio de la literatura inglesa suele ser vinculado con eventos reales, como su participación en la batalla del monte Badon, ocurrida en el año 516.

Leyenda religiosa

Es una leyenda que narra episodios sobrenaturales relacionados con la vida y obra de los santos, personas que vivieron una vida entregada a la vida religiosa o ayudando a los más necesitados. También describen situaciones en las que se debe elegir entre el bien y el mal, apariciones de ángeles o santos a personas comunes, etc.

Un ejemplo de leyenda religiosa es la de las apariciones de la virgen de Guadalupe a Juan Diego Cuauhtlatoatzin en diciembre de 1531, que luego dieron lugar a la creación del primer templo dedicado a esta advocación.

Leyenda etiológica

Es un tipo de leyenda que explican la creación de elementos de la naturaleza, tales como montañas, ríos, lagos, animales, etc. Las leyendas etiológicas buscan darle sentido a la aparición de estos elementos y por lo general están vinculados a un ser con dones sobrenaturales.

Un ejemplo de leyenda etiológica es la de la creación del Cerro Prieto, una estructura volcánica ubicada en México. La historia cuenta que se formó al morir una hechicera que había hecho mucho daño a las familias de la región.

Vea también Tipos de leyendas

Ejemplos de leyendas cortas

La Llorona

Es una leyenda común en muchos países de Latinoamérica. Cuenta la historia de una mujer que aparece en las noches llorando por sus hijos fallecidos, especialmente en calles o caminos solitarios.

Los motivos de su pérdida varían según la localidad, ya que en unas versiones se asegura que fue ella misma quien los ahogó en un río, mientras que en otras versiones fue el padre de los niños y ella vaga buscando venganza.

La mulata de Córdoba

Es una leyenda mexicana que se ubica en la ciudad de Córdoba en el año 1618. En ella, una mujer llamada Soledad es acusada de hechicera. En la prisión, convence a uno de los guardias para que le consiga un trozo de carbón y dibuja un barco en medio del mar.

Al terminar, le preguntó al guardia qué le hace falta al dibujo. “Que el barco navegue”, le respondió. Acto seguido, la mujer saltó hacia la pared, incorporándose mágicamente en el dibujo y escapando en el barco.

La Mojana

Es una leyenda local sobre una mujer de largos cabellos dorados que vivía en una gruta rodeada de arroyos ubicada en Luruaco, en el Atlántico colombiano. La mujer aparecía a plena luz del día y su belleza cautivaba a los jóvenes, quienes al intentar acercarse a ella, desaparecían bajo las aguas.

Con el paso del tiempo, los arroyos se fueron secando, y hoy en día la cueva de la Mojana es una atracción turística del sector.

El laberinto de Parque Chas

Es una leyenda urbana sobre el barrio Parque Chas de la ciudad de Buenos Aires, caracterizado por su distribución circular. La historia dice que no se debe caminar la manzana que forman las calles Berna, Marsella, La Haya y Ginebra. Hacerlo implica entrar en un laberinto que lleva a otra parte del barrio e incluso, de la ciudad.

La leyenda afirma que la única forma de no perderse en el laberinto es caminar por cualquier calle que no tenga nombre de ciudad europea.

La luz mala

Es una leyenda escatológica de origen argentino, chileno y uruguayo. Relata la aparición de una luz muy intensa que puede verse en las noches en ciertas montañas. Según la historia, la luz flota a pocos metros del piso y puede desplazarse muy velozmente, confundiendo a quien la observa.

La leyenda (que algunos optan por llamar luz buena) dice que la función de la luz es señalar lugares donde hay tesoros escondidos.

Sheng Nung y el origen del té

Es una leyenda china de carácter histórico que relata cómo el emperador Sheng-Nung descansaba bajo un frondoso árbol mientras su séquito ponía agua a hervir. El emperador se dio cuenta que las hojas del árbol caían en el agua y emanaba un olor agradable y quiso probar la infusión.

Al hacerlo, se dio cuenta que la bebida no solo era agradable al gusto, sino también a su espíritu, así que ordenó a sus súbditos informar a toda la población sobre las bondades de la bebida y su forma de preparación. Y así fue cómo se difundió el descubrimiento del té.

Origen de las leyendas

El filólogo español José Manuel Pedrosa afirma en su libro La leyenda que en el período medieval se utilizaba este término para referirse a las historias escritas por los clérigos. En esos relatos se contaba la vida de los santos y se mezclaban elementos históricos con fantasía.

Las narraciones de carácter no religioso eran llamadas historias o consejas, pero con el paso del tiempo se comenzó a llamar leyenda a cualquier narración a la que se le quisiera dar un carácter verídico, fuese real o no.

A partir del siglo XVIII, el término historia se acuñó para referirse a hechos reales, mientras que la denominación leyenda quedó para las narraciones que incluyeran elementos fantásticos.

El uso de elementos reales, la representación de arquetipos y el carácter anónimo de las leyendas son solo algunas de las características de este tipo de narraciones.

Diferencia entre mito y leyenda

Las palabras mito y leyenda en muchas ocasiones se utilizan indistintamente. Sin embargo, son diferentes. Los mitos son relatos simbólicos que narran el origen de una civilización o explican fenómenos de la naturaleza. Las leyendas, en cambio, son historias que parten de un elemento concreto de la realidad, aunque puedan contener rasgos fantásticos.

Además, en los mitos, las historias suelen ser complejas y con muchos personajes, como los relatos que conforman la mitología griega. En las leyendas, las historias son breves, sencillas y con pocos personajes.

Vea también:

Cómo citar: "Leyenda". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/leyenda/ Consultado:

Fecha de actualización