Significado de Silogismo

Qué es Silogismo:

Se conoce como silogismo al razonamiento deductivo que consta de dos premisas (mayor y menor), a partir de las cuales se llega a una conclusión.

El silogismo es un argumento formado de tres proposiciones, estando la conclusión contenida en una de las dos primeras y, mostrando a la otra que la misma conclusión allí está contenida.

El silogismo es tomado como un razonamiento deductivo, ya que partiendo de dos juicios se infiere uno nuevo. En este sentido, la “premisa mayor”, es aquella que sirve de punto de partida, y es la más general; por su parte, la “premisa menor” sirve de intermediario y es menos general, y de ellas dos se deduce la conclusión del razonamiento.

En base a la anterior información, el ejemplo más clásico del silogismo es:

  • Todos los hombres son mortales. (Premisa mayor)
  • Pedro es hombre. (Premisa menor)
  • Luego, Pedro es mortal. (Conclusión)

Según el filósofo y pensador griego Aristóteles, el razonamiento es un encadenamiento de juicios, que partiendo de una premisa se descubre otras. Aristóteles se basa en el razonamiento deductivo e inductivo, pero también indica que la clave de deducir lo particular es de lo general. En conclusión, los juicios aristotélicos son la unión del sujeto y el predicado.

Por otro lado, con respecto al silogismo se debe de tomar en cuenta una serie de reglas para su validez, como:

  • Un silogismo contiene tres proposiciones.
  • En dos premisas negativas no se puede concluir nada.
  • En dos premisas positivas no puede obtenerse una conclusión negativa.
  • Si una premisa es negativa, la conclusión es negativa, y viceversa.
  • De dos premisas particulares no se saca conclusión.
  • El término medio no pueden entrar en la conclusión.

El modo de silogismo resulta de la disposición de las premisas según su cualidad (afirmativa o negativa) y cantidad (general o particular). Cada una de las premisas puede ser universal afirmativa (A), universal negativa (E), particular afirmativa (I) o particular negativa (O).

En cuanto al contexto jurídico, el silogismo es una herramienta que apoya a la interpretación de la norma, que permite adecuar la norma con respecto a los hechos para garantizar la solidez de la argumentación del jurista, así como su posición en el procedimiento judicial.

Etimológicamente, silogismo es de origen latín “syllogismus”, y este a su vez de una palabra griega.

Por otro lado, el término silogístico es un adjetivo relativo al silogismo o encierra un silogismo.

Tipos de silogismo

Los principales tipos de silogismo son:

Silogismo categórico, es aquel en que la premisa mayor afirma o niega. Esto quiere decir, A es parte de C, y B es parte de C, por ejemplo:

Todos los seres vivos respiran. Un animal es un ser vivo. Un animal respira.

Silogismo hipotético, también llamado condicional, aquel en que la premisa mayor presenta una alternativa, y la menor afirma o niega una de las alternativas, por ejemplo:

Si no hace la tarea, no saldrá bien en la materia. Si no sale bien en la materia, entonces no pasa de año. Por lo tanto, si no hace la tarea, no va a pasar de año.

Silogismo disyuntivo, se caracteriza porque no afirma que las premisas sean ciertas, sino únicamente una de ellas, pero no simultáneamente, por ejemplo:

Esta tarde visitaran a los tíos o primos. La visita no es a los tíos. Luego, la visita es a los primos.

Vea también el significado de Premisa.

Fecha de actualización: 08/03/2017. Cómo citar: "Silogismo". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/silogismo/ Consultado: