Tipos de articulaciones

¿Cuáles son los tipos de articulaciones del cuerpo humano?

El cuerpo humano tiene 2 grandes tipos de articulaciones:

  • Articulaciones según su estructura: sinoviales, fibrosas y cartilaginosas.
  • Articulaciones según su función: diartrosis, anfiartrosis, sinartrosis.

Las articulaciones son estructuras que funcionan como un punto de unión entre huesos o entre huesos y cartílagos. Gracias a ello, se hace mucho más fácil el movimiento, sin generar un desgaste en la estructura ósea.

Tipos de articulaciones según su estructura

Las articulaciones pueden ser agrupadas según la estructura de su tejido. En ese sentido, pueden ser:

Articulaciones sinoviales

Conforman la mayor parte de las articulaciones de las extremidades inferiores. Reciben este nombre porque están unidas por una estructura llamada capsula sinovial, que está llena de líquido sinovial, indispensable para la lubricación y nutrición de los cartílagos que conforman la articulación.

A su vez, las articulaciones sinoviales se subclasifican en 6 grupos:

Articulaciones esféricas o enartrosis

Tienen forma de balón y pueden desplazarse en cualquier dirección. Un ejemplo de enartrosis es la articulación escapulohumeral (hombro).

Articulaciones planas o artrodias

Son un tipo de articulación de superficie plana. Solo pueden desplazarse, no giran ni pueden moverse en otra dirección. Un ejemplo de articulaciones artrodias son las intercarpianas, que encuentran en la mano y permiten la movilidad de los dedos.

Articulación en bisagra o trocleares

Son articulaciones que solo permiten la extensión y flexión de las estructuras asociadas. Un ejemplo de articulación troclear es la fémoro rotuliana, que permite la movilidad de la rodilla.

Articulaciones en pivote o trocoides

Son un tipo de articulación sinovial que solo permite la rotación lateral. Un ejemplo de articulación trocoide es la atlantoaxial, que permite la rotación del cuello.

Articulaciones condiloideas o elipsoidales

Este tipo de articulaciones se encargan de unir un hueso con forma cóncava y otro con forma convexa. Un ejemplo de articulaciones elipsoidales son las temporomandibulares, que se encuentran a ambos lados de la cabeza y funcionan al mismo tiempo, permitiendo el movimiento de la mandíbula.

Articulaciones en silla de montar o selares

Recibe este nombre porque son articulaciones que tienen forma de silla de montar. Un ejemplo de articulación selar es la esternoclavicular, que une al esternón con el primer cartílago costal.

Articulaciones fibrosas

Son articulaciones que están formadas por tejido fibroso, cuya función es unir a los huesos involucrados. Su característica principal es su escasa movilidad y se subclasifican en tres tipos:

Sindesmosis

Son articulaciones que unen huesos separados por una gran distancia, bien sea con una membrana o con un ligamento fibroso. Un ejemplo son las articulaciones que unen los arcos vertebrales.

Gonfosis

Son articulaciones que solo se encuentran en los dientes y los huesos maxilares. Su nombre viene del griego "gonfos" que quiere decir clavo, y hace alusión a la manera en la que se creía que se formaban y encajaban los dientes.

Suturas

Son articulaciones que solo se ubican en el cráneo y ayudan a darle cierta movilidad. Las suturas están formadas por fibras de colágeno, llamadas fibras de Sharpey, que en el algunos casos pueden cerrarse completamente y convertirse en hueso, especialmente durante la vejez.

Articulaciones cartilaginosas

Son estructuras compuestas por cartílago, lo que permite que las uniones entre los huesos involucrados tengan una mayor capacidad para resistir la fuerza que se ejerce contra ellos sin perder la flexibilidad.

Un ejemplo de articulaciones cartilaginosas son los tejidos que unen los discos vertebrales, ya que permiten la absorción de cargas pero sin impedir la movilidad de la espalda.

Ver también Articulaciones.

Tipos de articulaciones según su función

Dependiendo de las funcionalidades de las articulaciones, estas se dividen en tres grupos:

Sinartrosis

Son articulaciones con muy poca movilidad y se subclasifican en dos tipos, dependiendo del tejido que las conforme:

  • Sincondrosis: cuando el tejido está formado por cartílago, como la articulación esternoclavicular.
  • Sinfibrosis: cuando el tejido está formado por fibra, como las suturas ubicadas en el cráneo.

Anfiartrosis

Son estructuras cartilaginosas flexibles pero con una baja movilidad. Un ejemplo son las articulaciones de los discos vertebrales.

Diartrosis

Son las articulaciones con el mayor rango de movimiento y son las más numerosas en el cuerpo humano. Están formadas por cartílago y están unidas por la cápsula sinovial, en donde se encuentra el líquido sinovial que las protege. La unión entre el húmero y la escápula, llamada articulación glenohumeral, es un ejemplo de diartrosis.

Ver también:

Fecha de actualización: 26/02/2020. Cómo citar: "Tipos de articulaciones". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/tipos-de-articulaciones/ Consultado: