Significado de Análisis

Qué es Análisis:

Por análisis se entiende el examen minucioso y pormenorizado de un asunto para conocer su naturaleza, sus características, su estado y los factores que intervienen en todo ello.

La palabra análisis se forma del prefijo griego ana, que significa 'de abajo a arriba' o 'enteramente'; del verbo lyein que significa 'soltar' y del sufijo -sis, que significa 'acción'.

Por lo tanto, análisis será la acción de desentrañar por completo el sentido de un elemento sujeto a estudio.

Se considera también que el análisis es una competencia de la inteligencia, capaz de registrar y procesar información para hallar soluciones.

La palabra tiene aplicación en todos los ámbitos de la vida. Son comunes expresiones como análisis político, análisis histórico, análisis médico o análisis de sangre. Esto demuestra que todo es susceptible de ser analizado.

Cada tipo de análisis se dedica a estudiar detenidamente fenómenos específicos, no solo en cuanto a las características que los definen, sino en cuanto a las causas y consecuencias relacionados con ello.

Tipos de análisis

Existen diversos tipos de análisis según las metodologías o propósitos a estudiar. Entre ellos, podemos mencionar los siguientes ejemplos:

Análisis cuantitativo

Se refiere a todos aquellos análisis que parten del estudio de los objetos o situaciones mediante la interpretación de cifras. Estas cifras pueden expresar cantidad, volumen, proporción, peso, etc. Este tipo de análisis es muy común, por ejemplo, en los estudios estadísticos.

Vea también Investigación cuantitativa.

Análisis cualitativo

Se refiere a aquellos estudios que examinan los fenómenos a partir de sus propiedades cualitativas, es decir, a partir de sus cualidades o características y modos de comportamiento. Se aplica con frecuencia en las investigaciones humanísticas.

Vea también Investigación cualitativa.

Análisis teórico

El análisis teórico se dedica al estudio sistematizado de las teorías y conceptos, sea en sí mismos o aplicados a un determinado objeto de estudio. Puede tener varios propósitos según el caso.

Por ejemplo, demostrar la eficacia del modelo teórico, facilitar herramientas para la interpretación de un fenómeno o justificar las observaciones extraídas sobre los asuntos estudiados.

Análisis formal

Se refiere a todos aquellos análisis que estudian las formas de manera pormenorizada, comprendiendo no solo sus características sino su origen y contexto. Por ejemplo, la iconografía.

Vea también Iconografía.

Análisis estructural

Es el que toma como punto de estudio la estructura de un objeto y la articulación entre sus partes. Puede usarse en áreas tan diversas como la sismología, la arquitectura, la narratología, etc.

Vea también Estructuralismo.

Análisis experimental

Es un método de análisis que aplica experimentos y luego estudia los resultados comparativamente para poder llegar a determinadas conclusiones. El análisis experimental suele aplicarse en las ciencias.

Vea también Investigación científica.

Análisis exhaustivo

Este tipo de análisis cruza todas las variables posibles para poder entender los fenómenos dentro de un contexto complejo o como fenómenos complejos en sí mismos.

Diferencia entre análisis y descripción

Una descripción levanta un registro del estado de una cuestión sin atender a las causas, las consecuencias o a la complejidad de su proceso.

Por el contrario, el análisis estudia las razones últimas que provocaron una determinada circunstancia, y proyecta su comportamiento en el futuro. El análisis puede partir de una descripción o incluirla, pero ciertamente la trasciende.

Fecha de actualización: 11/07/2019. Cómo citar: "Análisis". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/analisis/ Consultado: