Contaminación del aire: qué es y cómo ocurre

La contaminación del aire o contaminación atmosférica es la presencia de partículas y sustancias extrañas que pueden alterar la calidad del aire, provocando daños a la salud y al medio ambiente.

El aire está compuesto por nitrógeno (78%), oxígeno (21%) y otros gases en menor proporción. Entre estos se destacan el dióxido de carbono CO2 y el metano, que actúan como gases invernaderos. También en la atmósfera se encuentran suspendidas partículas sólidas y líquidas, como esporas y gotas de agua.

La contaminación atmosférica data desde tiempos remotos. Sin embargo, desde finales del siglo XVIII, con la Revolución industrial, han aumentado las fuentes de contaminación, como las industrias, el transporte y la extracción de materias primas. También ha crecido nuestro conocimiento sobre los efectos dañinos de tales eventos en nuestra salud y la de otros seres vivos.

contaminacion del aire a partir de industrias

Las actividades industriales en las ciudades son la principal fuente de contaminación del aire.

Cómo se produce la contaminación del aire

En la atmósfera se produce el movimiento del aire, con lo cual se pueden transportar los agentes contaminantes desde el sitio de producción a zonas más alejadas. Así, la contaminación atmosférica actúa a nivel local, alterando la calidad del aire de ciudades y pueblos, o a nivel global, afectando el medio ambiente del planeta.

La contaminación del aire puede producirse tanto en el medio ambiente como en espacios cerrados. La calidad del aire dentro de la casa, la escuela, el sitio de trabajo y otras edificaciones puede afectarse por el humo del cigarrillo, ciertos materiales de construcción como el amianto y productos como barnices, pinturas o insecticidas.

La contaminación del aire puede ser localizada o difusa. La contaminación localizada está asociada a las fuentes fijas de contaminación, como las industrias y las centrales eléctricas. La contaminación difusa se presenta con fuentes contaminantes móviles como el transporte terrestre y aéreo.

Causas de la contaminación del aire

Son muchas y muy variadas las causas de la contaminación. Estas pueden ser de origen natural o generadas por los seres humanos:

  • Incendios forestales: la combustión incontrolada de grandes extensiones de bosques libera al aire gases y partículas.
  • Erupciones volcánicas: la erupción de un volcán trae consigo una gran emisión de gases y partículas de origen natural. Lamentablemente, no podemos controlar esta fuente de contaminación del aire.
  • Agricultura y ganadería: la producción agrícola y la cría de ganado es una de las principales fuentes de emisión de agentes contaminantes. Ciertas prácticas en el campo son altamente contaminantes, como el arado de la tierra, que libera el dióxido de carbono atrapado en el suelo, así como la dispersión de partículas. La utilización de fertilizantes nitrogenados en la agricultura emiten gran parte de los compuestos de nitrógeno, como el amoníaco y el óxido de nitrógeno.
  • Actividades industriales: inicialmente se construyeron las industrias dentro de los límites de ciudades, hasta que se reconoció su gran poder contaminante y fueron desplazadas a las afueras de centros poblacionales. Sin embargo, sus actividades siguen afectando el aire.
  • Vehículos con motor a combustión: los vehículos que emplean combustibles fósiles para su funcionamiento emiten grandes cantidades de gases contaminantes, principalmente dióxido de carbono. Estos vehículos incluyen vehículos ligeros con motor de gasolina, vehículos con motor diesel, motocicletas y aviones.
  • Incineración de desechos urbanos y rurales: en algunas ciudades aún se quema la basura para eliminarla. Esta forma de manejo de los desechos es altamente contaminante.

Consecuencias de la contaminación del aire

Los efectos de la contaminación del aire se pueden sentir en diferentes ámbitos:

Alteración de los ecosistemas

La acumulación de los compuestos de nitrógeno en los ecosistemas provoca un aumento en la disponibilidad de este elemento en el suelo. Esto provoca que el suelo sea más ácido, disminuye la materia orgánica y la biodiversidad del mismo.

La lluvia ácida se produce cuando gases contaminantes en el aire se combinan con el agua en la atmósfera, precipitando hacia la superficie. Los ácidos que se producen son el ácido sulfúrico y el ácido nítrico.

Las plantas que reciben esos ácidos sufren daños en las hojas, además de problemas en el crecimiento y en los procesos de absorción y regeneración de las raíces. Las lluvias ácidas están relacionadas con la reducción de los bosques europeos desde finales del siglo XX.

Problemas de salud

La mala calidad del aire, tanto en espacios interiores como exteriores, perjudica a las personas, especialmente los niños y los ancianos, que suelen ser los más sensibles.

Los problemas de salud relacionados con la contaminación atmosférica son las enfermedades respiratorias y el cáncer de pulmón, las enfermedades cardiovasculares y leucemias.

Disminución del ozono en la estratosfera

Los compuestos orgánicos volátiles, conocidos como clorofluorocarbonados (CFC) se utilizaron por mucho tiempo como refrigerantes en aires acondicionados, propelentes de aerosoles y para limpiar metales y componentes electrónicos.

A finales del siglo XX se descubrió que los CFC eran capaces de alcanzar la estratosfera y allí reaccionar con el ozono, destruyéndolo.

Al disminuir el ozono en la estratosfera, disminuye la capacidad de protección de la superficie terrestre contra las radiaciones ultravioleta dañinas. Estos rayos promueven el envejecimiento de la piel y daños en los ojos, además de problemas con el sistema inmunológico.

También las plantas y animales se ven afectados por este aumento en las radiaciones UV. Por ejemplo, el fitoplancton marino se reduce, con lo que se ven alterado las cadenas alimenticias que dependen de estos organismos como fuente primaria de alimento.

Los rayos UV además provocan daños en los materiales expuestos al sol, afectando su durabilidad.

Calentamiento global

Muchos de los contaminantes gaseosos en el aire producen lo que se conoce como efecto invernadero. Este consta de la propiedad de algunos gases para impedir la irradiación de calor de la Tierra al exterior, provocando un aumento en la temperatura de la superficie terrestre a nivel global.

Además, el incremento del efecto invernadero altera los fenómenos climáticos en la atmósfera, provocando fuertes inundaciones y sequías.

Vea también Causas y consecuencias de la contaminación del aire.

Los principales contaminantes atmosféricos

Los contaminantes del aire pueden tener origen natural o ser producidos por las actividades humanas. Entre los principales agentes podemos mencionar:

  • Compuestos con nitrógeno: como los óxidos de nitrógeno y el amoníaco. Estos se producen por causas naturales, como la actividad de los microorganismos del suelo, por la utilización de fertilizantes en la agricultura, por los incendios forestales y por la combustión de los motores de los vehículos.
  • Dióxido de azufre SO2: se produce naturalmente por las erupciones volcánicas y emisiones oceánicas. Artificialmente, proceden de centrales de combustión, industrias manufactureras y de la construcción.
  • Monóxido de carbono CO: se produce por la oxidación del metano, por los incendios forestales, en las descargas eléctricas de las tormentas y en los procesos de combustión incompleta del tráfico.
  • Material particulado: como el hollín, la arena, las cenizas, el polvo, las esporas y el polen. Son muy variados y se producen de formas diversas. Por ejemplo, la intrusión sahariana es el transporte por el viento de las arenas del desierto de Sahara.
  • Metano CH4: se produce por descomposición de materia orgánica por acción de algunas bacterias, escapes en minas y gasoductos e incendios forestales.
  • Compuestos orgánicos volátiles: incluyen tolueno, butano, benceno, etileno y más de 1000 sustancias distintas. Estos compuestos son producto de la combustión originada por los automóviles.
  • Ozono troposférico O3: la presencia de altas concentraciones de ozono en la capa más baja de la atmósfera puede empeorar los problemas respiratorios.

Soluciones a la contaminación del aire

El problema de la contaminación atmosférica pasa por tomar medidas de prevención, reducción y eliminación de los agentes contaminantes. Algunas de las medidas que podemos llevar a cabo contra la contaminación del aire pueden ser:

  1. Sustitución de materiales: podemos reemplazar algunas sustancias tóxicas por otras menos nocivas, por ejemplo los CFC se reemplazaron por hidroclorofluorocarbonados, menos reactivo con el ozono. También podemos usar gas natural que es menos contaminante que el carbón.
  2. Cambios en los procesos industriales: algunas técnicas pueden ser alteradas para disminuir la emisión de sustancias contaminantes.
  3. Sustitución de sistemas de calefacción con gas: se puede utilizar sistemas eléctricos, con agua caliente o con vapor de agua.
  4. Medios de transporte movidos por fuentes de energía renovables: con la aparición de vehículos eléctricos o que emplean biofuel.
  5. Utilización de catalizadores en los tubos de escape: estos atrapan muchos de los compuestos volátiles, a excepción del dióxido de carbono.
  6. Prácticas agrícolas menos agresivas: como el no-arado y el compostaje, la eliminación de las quemas de sobrantes de agriculturas, la utilización de tanques de acumulación de metano para usar como gas de cocina.
  7. Sustituir fuentes de energía con base en combustibles fósiles: mediante energía generada a traves de paneles solares, turbinas eólicas o presas hidroeléctricas.
  8. Programas de inspección y mantenimiento obligatorios para el parque automotor:
  9. Regulación del tráfico: esto puede ser aumentar el número de pasajeros por vehículos, estimular el transporte público masivo.
  10. Utilizar medios de transporte alternativos: si podemos ir a un lugar en bicicleta o caminando, estamos no solo contribuyendo con el ambiente sino con nuestr propia salud.
  11. Reforestación y manejo adecuado del suelo: sabemos que las plantas son acumuladores naturales de dióxido de carbono y generadores de oxígeno. Así, las medidas tendentes a recuperar los bosques y los suelos contribuiran a la reducción de gases invernadero.
  12. Estimular medidas de almacenamiento de dióxido de carbono: ya sea a través de la reforestación, el manejo adecuado del suelo o la inyeción de CO₂ en yacimientos de petróleo que estan fuera de funcionamiento.

Vea también:

Referencias

Gallego Picó, A. et al (2012) Contaminación atmosférica. Universidad Nacional de Educación a Distancia. Madrid
Manzer, L.E. (1990) The CFC-Ozone Issue: progress on the Development of ALternatives to CFCs. Science 249: 31-35

Cómo citar: "Contaminación del aire". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/contaminacion-del-aire/ Consultado: