9 Ejemplos de Mitos de diferentes tipos y culturas

Eva Andrés Vicente
Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica

Los mitos son relatos maravillosos de tradición oral que forman parte de la cultura de las grandes civilizaciones y sirven para explicar su visión del mundo.

A continuación veremos 9 ejemplos de mitos de diversas culturas y diferentes tipos.

1. Origen del totemismo

Es un mito de carácter cosmogónico que forma parte de la mitología aborigen australiana.

Cuenta una historia sagrada que al principio reinaba una inmensa oscuridad, en la que no había nada, salvo un gran océano. Después de concebir la Tierra y las altas montañas, los dioses decidieron crear a todos los animales, plantas y seres vivos que habitan el mundo.

Cada una de las especies animales y vegetales se convirtió en un tótem. Cada tótem fue asignado a una persona por medio de una visión, de un sueño. Así, este onírico presente, simboliza el vínculo de la persona con su comunidad, un símbolo de protección que deben cuidar y respetar con el objetivo de mantener su mundo en orden y equilibrio.

2. La fundación de la ciudad de Tenochtitlán

Esta historia, procedente de la cultura mexicana, es un mito fundacional sobre el que se establece el inicio de la historia de México.

El dios Huitzilopochtli, es también conocido como Mexi por ser la divinidad principal de los Mexicas (los guiados por Mexi). Abandonaron las tierras de Aztlán, en compañía de sus cuatro sacerdotes, para procurar una nueva tierra donde establecerse.
Huitzilopochtli tras enfrentarse y vencer a su sobrino Copil, quien quería vengarse de su tío por abandonar a su familia, depositó su corazón entre los juncos del lago Texcoco. Allí creció un tunal sobre el que se posaba y alimentaba una hermosa águila.

El dios ordenó a su pueblo encontrar ese lugar para establecerse. Cuando llegaron, allí estaba el águila, con sus alas extendidas y rodeada de plumas de colores de los pájaros con que se alimentaba. Al verlos, agachó la cabeza en un gesto de reverencia hacia los futuros habitantes de Tenochtitlán.

3. El mito del cataclismo

Es un mito procedente la mitología egipcia, de carácter escatológico, que establece el final de la raza humana. Habla de la relación entre dioses, hombres y la correcta celebración de los rituales y ofrendas.

Durante el mandato del dios Sol, Ra, la humanidad estaba urdiendo planes en contra de su gobernante porque lo consideraban demasiado anciano para gobernar. El dios, al conocer sus planes, reúnió a todos los dioses para obtener su consejo, pues quería vengarse de los hombres por conspirar contra él.

La respuesta fue que debía vengarse utilizando el Ojo de Ra, el ojo solar, que se transformó en la diosa destructora Hathor, para que persiguiera a los hombres por el desierto hasta acabar con ellos. Pero Ra cambió de parecer, comprendiendo que sin los hombres, no habría rituales ni ofrendas. Para rescatarlos, engaño a Hathor, esparciendo cerveza teñida de ocre que simulaba sangre derramada. La diosa bebió hasta embriagarse y no pudo llevar a cabo la masacre.

4. Ganesha y la escritura

Ganesha, deidad hindú

Esta historia sagrada, procedente del hinduismo, es un mito de tipo etiológico que explica cómo esta divinidad llegó a ser el dios de la escritura y la sabiduría.

Ganesha es una divinidad nacida de Shiva y Parvati, cuya apariencia se caracteriza por su corpulencia y por tener cabeza de elefante y cuatro brazos. Todo sacrificio, ceremonia o composición escrita comenzaba con una invocación a Ganesha.

Fue nombrado por su padre escriba de los dioses y solicitado por el sabio Vyasa, aconsejado por Brahma, para que redactara la gran epopeya, el Mahabharata. La historia cuenta que el sabio dictaba frases difíciles para confundir al dios y así permitirse el tiempo necesario para crear nuevos pasajes. Desde entonces, se considera a Ganesha el dios de la escritura y la sabiduría.

5. El mito de Sísifo

Un relato extraído de la antigüedad clásica griega, un mito de tipo moral que narra el castigo de los dioses ante los excesos de soberbia de los hombres.

Sísifo, hijo de Eolo y fundador de Corinto, se valía de su astucia para engañar y urdir fechorías. Después de ver a Zeus pasar por Corinto tras raptar a la ninfa Egina, Sísifo lo delató al padre de la ninfa a cambio de una fuente para su ciudad.
Zeus, enfurecido, envió a Tánato (la muerte) a buscar a Sísifo, pero este la encerró durante largo tiempo, impidiendo el fallecimiento de los mortales.

Zeus liberó a Tánato, provocando la muerte inminente de Sísifo, quien fue condenado a los infiernos. Su castigo consistía en subir eternamente hasta la cima de una colina una roca, que tras resbalarse, volvía al punto de partida. Como Sísifo, tenía que empujar la roca una y otra vez no tendría tiempo para maquinar sus perversos engaños.

6. Los hijos de Atum

Dioses egipcios

Isis, Osiris y Hathor ante el faraón Tutankamon

Es un mito teogónico que narra el nacimiento de los principales dioses del antiguo Egipto.

Atum fue la primera esencia divina, el creador de todo, incluso de sí mismo, a partir de un caos primigenio. Al tener dentro de sí la fuerza de cualquier divinidad que pudiera existir, creó a sus hijos, un grupo de ocho dioses y diosas, que unidos a él formaban la conocida enéada de Heliópolis, una genealogía divina dotada de diversos atributos y responsabilidades, cuyo papel principal era gobernar el universo.

Atum creó primero a Shu, Tefnut, que representan el aire y el rocío; después surgieron Geb y Nut, el dios de la tierra y la diosa del cielo. De estos nacieron otros cuatro hijos: Osiris, Isis, Seth y Nephthys.

7. La creación del pueblo maya Quiché

Es un mito antropogénico procedente de la cultura maya, contenido en el Popol-Vuh, un compendio de historias, mitos y leyendas realizado por el pueblo Quiché.

Inicialmente todo estaba vacío, únicamente había silencio y agua de mar, donde merodeaban los poderosos dioses del cielo. Decidieron crear vida, haciendo que parte del agua dejase paso a la tierra, montañas y llanos. Después crearon a los animales y los invitaron a invocar a los dioses, pero su lenguaje no permitía pronunciar sus nombres. Entonces decidieron crear seres que pudieran alabarlos.

Los primeros seres fueron creados de barro, eran capaces de hablar, pero sin cordura. Después fueron de madera, incapaces de reconocer a sus creadores. La tercera generación, formada de plantas y espigas, tampoco fue lo que los dioses esperaban. Así, las nuevas criaturas de carne y hueso, tenían gran conciencia e inteligencia, pero los dioses nublaron su visión para que no se equipararan a ellos.

8. Mito de Adonis y las estaciones

Es una historia rescatada de la mitología griega, un mito de tipo etiológico a través del cual se explican los cambios estacionales en la naturaleza.

Adonis nació de Mirra, una joven que fue transformada en árbol tras unirse de forma incestuosa con su padre, Cíniras.
La belleza de Adonis era tal que hasta la propia Afrodita quedó deslumbrada. La diosa lo acompañaba durante sus cacerías, hasta que un día Adonis fue atacado por un jabalí herido, causándole la muerte. Afrodita quedó muy afligida por la pérdida y los dioses, apiadándose, accedieron a que Adonis volviese al mundo de los vivos para estar a su lado.

Pero Perséfone, embelesada por la belleza del joven, se negó porque quería tenerle a su lado, en el Hades. Para poner fin al conflicto, Zeus determinó que Adonis permaneciera cuatro meses del año con cada diosa. Así, la muerte y resurrección periódica de Adonis simboliza el ocaso y renacimiento de la naturaleza durante el otoño y la primavera, respectivamente.

9. Las Valquirias y el Valhalla

Es una historia extraída de la mitología nórdica, un mito escatológico sobre el destino de los guerreros a su muerte.

Las Valquirias son divinidades femeninas, en ocasiones propicias y protectoras para los guerreros, de ellas depende su destino, en su mano está que alcancen la victoria o pierdan la vida. Son enviadas por Odín al campo de batalla para recoger a los caídos en combate y conducirlos al Valhalla.

Son muchos los guerreros que consiguen llegar al Valhalla, donde sacian su sed con hidromiel y su apetito con la carne de un jabalí que nunca se acaba. Dedican el tiempo a combatir durante el día y por la noche disfrutan del banquete en el gran salón al que dan acceso más de quinientas puertas. Allí, en el Valhalla, vivirán hasta que tengan que enfrentarse al lobo Fenrir cuando se desate el Ragnarok.

Ver también:

Referencias:

  • Sánchez, E. C. (2022). Los mitos de la fundación de Tenochtitlan. Las águilas de Huitzilopochtli. Antropología Americana, 7(14), 61-79.
  • Lévi-Strauss, C. (1965). El totemismo en la actualidad (No. 04; GN489, L4.). México D. F.: Fondo de Cultura económica.
  • Hart, G. (2004). Mitos egipcios. El pasado legendario. Ed. Akal.
  • Martínez, C. F., Fernández-Galiano, E., Melero, R. L., & Fernández-Galiano, M. (1997). Diccionario de mitología clásica. Alianza.
  • Wilkins, W. J. (1998). Mitología hindú. Edicomunicación.
  • Popol-Vuh. (1857). Anónimo
  • Whittock, H., Whittock, M. (2018). Mitos y leyendas nórdicos. Edaf.

Cómo citar: Vicente, Eva (23/01/2023). "Ejemplos de mitos". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/ejemplos-de-mitos/ Consultado:

Eva Andrés Vicente
Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid (2007). Profesora de clases particulares de latín, griego y lengua española entre 2006 y 2009. Creadora de contenidos online desde mayo de 2021.