Los principales dioses griegos y su significado

Eva Andrés Vicente
Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica

Los dioses griegos son las divinidades que integran el panteón religioso de la Antigua Grecia. Una religión de carácter politeísta en el que figuran dioses de diferentes generaciones que configuran gran parte de la mitología griega.

Dioses olímpicos

Los dioses olímpicos son los doce dioses más poderosos e importantes de la mitología clásica, que reciben este nombre por residir en el monte Olimpo.

Dioses olímpicos

Imagen que muestra la representación de cada uno de los Dioses Olímpicos.

Zeus

Zeus es la gran autoridad, el más poderoso de todos los dioses griegos. Dios del cielo, el trueno y los fenómenos meteorológicos, creador del rayo y del relámpago. Protector de la familia y el hogar, se le consideraba el garante de la estabilidad y la paz en el mundo.

Hijo de Crono y Rea, fue criado en una cueva en el monte Ida para esconderlo de su padre, amamantado por la cabra Amaltea, protegido por las Ninfas y por el estruendo que los Curetes hacían golpeando sus escudos para camuflar el llanto del niño. Cuando Zeus creció, luchó contra Cronos y lo derrocó, convirtiéndose así en el rey de los dioses.

Zeus tuvo numerosos hijos e hijas con diferentes madres. Uno de sus hijos más conocidos es Heracles, el famoso héroe que realizó doce trabajos para demostrar su valentía y fuerza.

En la cultura romana Zeus equivale a la figura de Júpiter.

Hera

Hija de Crono y Rea, esposa de Zeus y reina de los Olímpicos. Hera es la diosa de la fecundidad y de la lealtad en el matrimonio, protectora de las mujeres y de la familia.

De su unión con Zeus nacieron Hebe, Ares, Ilitía y Éride. Hefesto, sin embargo, fue engendrado sin la intervención de Zeus, un acto vengativo de la diosa hacia su marido por el nacimiento de Atenea.

Hera es considerada una diosa celosa y vengativa, a raíz de las múltiples infidelidades por parte de Zeus, quien se dice que tuvo numerosas relaciones con otras mujeres, tanto mortales como inmortales. Esto hizo que Hera se sintiera herida y enojada, y por eso se dedica a perseguir a aquellos que desafían su autoridad para castigarlos con su ira.

Su nombre en la cultura romana es Juno.

Poseidón

Poseidón era uno de los hijos de Crono y Rea, y hermano de Zeus. Dios del mar y de los terremotos, se le representa subido en su carro y sosteniendo un tridente, arma que se usaba para luchar.

Tenía un gran dominio sobre los océanos, y se le consideraba el señor de los mares y de los ríos. Tenía un carácter impredecible y violento que causaba tempestades cuando se enojaba. También se le atribuían poderes curativos y la capacidad de conceder favores a aquellos que lo adoraban.

Tuvo numerosos hijos e hijas con diferentes madres, entre ellos el famoso caballo alado Pegaso, el cíclope Polifemo y el monstruo marino Tritón, que fue engendrado por Anfítrite.

Poseidón participó en el conflicto por el dominio de la región Ática y de la ciudad de Atenas, en el que se enfrentó a Atenea. Durante la Guerra de Troya otorgaba su favor a los griegos, sin embargo, Odiseo (Ulises) tuvo que soportar la ira del dios por matar a su hijo Polifemo.

Es el dios Neptuno de la mitología romana.

Atenea

Imagen de Atenea

Atenea es la diosa de la sabiduría y la guerra. Después de que Zeus se tragara a Metis, para evitar que alumbrara un hijo que pudiera arrebatarle el trono, comenzó a sentir un fuerte dolor de cabeza. Hefesto golpeó la cabeza de Zeus y de la brecha surgió Atenea armada con su casco y su lanza.

Su carácter es justo y sabio, es valiente, poderosa y una de las diosas más respetadas y temidas. Consiguió el dominio de la ciudad de Atenas en su disputa con Poseidón gracias al olivo sagrado que regaló a la ciudad y que, junto a la lechuza, es uno de sus principales símbolos.

También es considerada la diosa de las artes y las habilidades y en algunas representaciones escultóricas suele aparecer junto a una serpiente, con la égida (una piel de cabra) sobre los hombros y la cabeza de la Gorgona en el centro de su escudo.

Atenea es la diosa romana Minerva.

Hefesto

Es el dios del fuego, de los herreros y la forja. Según unas versiones es hijo de Zeus y Hera, aunque la más popular establece que es hijo únicamente de Hera. De pequeño fue arrojado desde el monte Olimpo, y esta caída le provocó una cojera permanente. Otras versiones describen al dios como cojo y deforme de nacimiento.

Cayó en la isla de Lemnos, donde fue criado por las Oceánides, que lo ocultaron en una cueva donde se instruyó en el arte de la fragua. Hefesto era el herrero de los dioses y forjador del rayo de Zeus, del tridente de Poseidón, de la armadura de Aquiles y de la coraza de Heracles, entre otras muchas creaciones.

En Roma se le conoce con el nombre de Vulcano.

Apolo

Hijo de Zeus y Leto y hermano gemelo de Artemisa. Considerado el segundo en importancia después de Zeus, Apolo es el dios de la luz y el sol, de las artes, la poesía y de la música, pues generalmente se le representa portando una cítara de siete cuerdas. Lidera el coro de las Musas y, como su hermana, es un gran arquero.

También es un dios profético, a él estaba dedicado el santuario de Delfos, lugar donde se ubicaba el icónico Oráculo y su sacerdotisa, la Pitia.

Son muchos los amores protagonizados por Apolo, pero el más famoso es con la ninfa Dafne, que huía después de rechazar al dios, y se convirtió en laurel cuando Apolo está a punto de alcanzarla. El laurel ya se consideraba el árbol consagrado al dios Apolo, pero a partir de entonces se convirtió en un símbolo, que adorna su cabeza en forma de corona en muchas representaciones.

Otro de sus símbolos es el disco solar. Apolo es dios del sol, encargado de guiar su carro tirado por cuatro caballos alados, cuyo recorrido representaba el paso del tiempo y el cambio de las estaciones.

Conocido como Febo en la cultura romana.

Artemisa

Imagen de Ártemis

Es la diosa de la caza y la naturaleza, protectora de las mujeres y de los animales salvajes. En sus representaciones aparece armada con un arco y un carcaj de flechas y, generalmente, va acompañada por ciervos o perros. Artemisa es hija de Zeus y Leto y hermana gemela del dios Apolo.

Aunque Artemisa es protectora de la fecundidad humana y los partos, es una diosa virgen. Son muchos los que han intentado seducirla sin éxito, pero quizá la historia más popular es la de Orión, un cazador que murió por una de las flechas de la diosa al intentar yacer con ella por la fuerza. A su muerte, Zeus lo colocó en el cielo convertido en constelación.

Artemisa se asocia en Roma a la diosa Diana.

Hermes

Es el mensajero de los dioses, dotado de alas en su casco y sandalias, es portador del Caduceo de oro, que hoy representa el símbolo del comercio. Y es que Hermes es también el dios de los comerciantes y los viajeros. Fue fruto de la unión entre Zeus y Maya, la menor de las hijas de Atlante y Pléyone.

Su juventud, astucia y elocuencia son los rasgos que mejor definen a este dios. Conducir a las tres diosas que se enfrentaron en el juicio de Paris, asistir a la Guerra de Troya en calidad de heraldo y guiar a Príamo en presencia de Aquiles para reclamar el cadáver de Héctor son algunos de sus hechos más conocidos.

Esta divinidad recibe el nombre de Mercurio en la mitología romana.

Ares

Conocido como Marte en Roma, es hijo de Zeus y Hera. Ares es el dios de la guerra, concretamente del combate, representa también la violencia, el impulso y la fuerza bruta. Su caracter impulsivo le convierte en un ser apasionado en lo que se refiere al amor, pero también en un imprudente.

Su idilio más conocido es el que mantuvo con Afrodita a espaldas de Hefesto, unión de la que nacieron Eros, Anteros y Harmonía.

Afrodita

Es la diosa del amor y la belleza, en la antigua Roma recibía el nombre de Venus. Nacida de la espuma que surgió en el mar alrededor de los órganos sexuales de Urano, tras ser castrado por Crono, fue transportada hasta la isla de Chipre gracias al viento Céfiro.

Afrodita fue la vencedora en el juicio de Paris. Un certamen en que se enfrentó a Hera y Atenea por la adquisición de la manzana de oro de Eris, la discordia, que tenía la inscripción "para la más hermosa". Cada diosa ofreció un don a Paris para ganarse su favor: Hera ofreció poder y riqueza, Atenea ofreció sabiduría y estrategia militar, y Afrodita ofreció el amor de la mujer más bella.

Paris eligió el regalo de Afrodita y el amor de Helena, la esposa de Menelao, rey de Esparta. La huida de Helena a Troya y el intento de Menelao por recuperarla fueron los desencadenantes de la Guerra de Troya.

Dioniso

Es el dios del vino y la embriaguez, nacido de la unión entre Zeus y Sémele. Una artimaña de Hera provocó la muerte de Sémele antes de dar a luz, pero Hermes consiguió salvar al bebé. Zeus se lo cosió a un muslo para que terminara de gestarse. Fue criado por las Ninfas en el monte Nisa para protegerlo de Hera, y allí fue donde descubrió la vid.

En Roma era conocido con el nombre de Baco. Sus rituales eran conocidos porque los participantes intentaban alcanzar el éxtasis mediante el delirio místico.

Deméter

Es la diosa de la tierra cultivada, la agricultura y la cosecha y en la cultura romana recibe el nombre de Ceres.

Hija de Crono y Rea y hermana mayor de Zeus. Su episodio más popular es la búsqueda de su hija Perséfone, que fue raptada por Hades para llevarla al mundo subterráneo y hacerla su esposa.

Deméter la buscó por todo el mundo para recuperarla, y en su empeño dejó de cuidar de la tierra, y las cosechas se marchitaron y murieron. Zeus instó a Hades a devolver a la joven para que se reuniera con su madre. Pero no podía regresar definitivamente porque había comido un fruto en el mundo subterráneo y debía permanecer al menos un tercio del año junto a Hades en su morada.

Preolímpicos y otros dioses de la mitología griega

Gea

Gea es la representación de la madre tierra, nacida del Caos, de ella surgen el cielo, las montañas y el mar.

De su unión con Urano nacieron los Titanes, las Titánides, los Cíclopes y los Hecatonquiros, seres de cien brazos dotados de una fuerza sobrenatural. A raíz de la castración de Urano, nacieron de Gea las Erinias, los Gigantes y las Melíades.

Gea también engendró hijos con el Ponto, el mar, entre los que figuran Forcis y Nereo, divinidad marina, padre de las Nereidas y abuelo de Aquiles, héroe griego por excelencia, nacido de la nereida Tetis.

Urano

Urano es la personificación del cielo, nacido de Gea, con la que engendra a los Titanes, las Titánides y otros muchos vástagos. Por temor a su fuerza, mantenía a su estirpe sepultada y no les permitía ver la luz del sol. Gea les alentaba a que se levantaran en contra de su padre, pero ninguno tenía coraje suficiente.

Únicamente Crono tuvo el valor de enfrentarse a Urano, armado con una hoz que le había proporcionado su madre, con la que castró a su progenitor. De la sangre que sus órganos vertieron en la tierra nacieron las Erinias y los Gigantes; la sangre derramada en el mar generó la espuma de la que surgió Afrodita.

Crono

Es la personificación del tiempo y el más joven de los Titanes, sus hermanos eran Océano, Crío, Jápeto e Hiperión. Es hijo de Gea y Urano, quienes predijeron que sería derrocado por uno de sus hijos. Lideró la rebelión contra su padre, Urano, a quien castró mientras dormía.

Se casó con su hermana Rea, una de las Titánides, con quien engendró a Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón. Temeroso por la predicción de sus padres, Crono devoraba a sus hijos para evitar ser destronado. Cuando nació Zeus, Rea lo ocultó en Creta y en su lugar entregó a Crono una piedra con pañales para que la engullera.

Cuando creció, Zeus llegó a ser el copero de Crono y, dándole a beber una pócima a base de mostaza y sal, consiguió que vomitara a todos sus hermanos. Con la ayuda de estos, los Cíclopes y los Hecatonquiros, Zeus le declaró la guerra a Crono y al resto de Titanes, que fueron derrotados y condenados a permanecer en el Tártaro.

En Roma recibe el nombre de Saturno.

Rea

Una de las Titánides, junto a Febe, Mnemósine, Temis, Tetis y Tía. Se unió a su hermano Crono, con quien engendró a algunas de las figuras más importantes del panteón griego: Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus. Protegió a este último de las fauces de su esposo, para que no lo devorara como al resto de sus hijos.

Este hecho hizo que se cumpliera la profecía en la que Crono es derrocado por uno de sus vástagos.

Hades

Es el dios de los muertos y del inframundo. Hijo de Crono y Rea, devorado por su progenitor y rescatado gracias a su hermano Zeus. Participó en la guerra contra los Titanes, armado con un casco que le hacía invisible, con el que consiguió inmovilizar a Crono para que Zeus lo abatiera con su rayo.

Al término del conflicto, Zeus otorgó a Hades el control del inframundo. En la antigüedad se conocía al lugar donde residen los muertos como el reino de Hades, cuya puerta está custodiada por el can Cerbero. Allí el barquero Caronte transportaba las almas en su barca y las ayudaba a cruzar al otro lado de la laguna Estigia.

En la cultura romana, Hades recibe el nombre de Plutón.

Metis

Es una de las Oceánides, es decir, de las hijas de Océano y Tetis. Metis es consejera de los dioses y la representación de la inteligencia, fue quien ayudó a Zeus dándole la pócima que provocó que Crono vomitara a los hijos que había devorado.

Fue la primera esposa de Zeus, con quien engendraría, según una predicción, un hijo varón que le arrebataría el trono. Para evitarlo, engulló a su esposa cuando todavía estaba encinta de su primera hija, Atenea.

Eros

Es la personificación del amor, según la versión más popular, es hijo de la unión entre Afrodita y Ares, dioses del amor y la guerra respectivamente. En versiones más antiguas, Eros nace de un huevo original cuyas dos mitades representan el cielo y la tierra.

La figura de Eros corresponde al dios Cupido de los romanos y comúnmente se le representa como un niño alado armado con flechas. Aunque su actitud es infantil, su poder y las consecuencias de sus actos tienen un profundo impacto para aquellos que son tocados por sus dardos.

Perséfone

Nacida de la unión entre Zeus y Deméter, fue raptada por Hades, quien estaba enamorado de ella. Su madre la buscó de forma incansable, hasta que logró encontrarla con la ayuda de Zeus, que ordenó a Hades su liberación inmediata.

Pero Perséfone quedó atrapada en el inframundo por comer un fruto y se vio obligada a pasar sus días entre el mundo de los muertos y el de los vivos. Se rindió culto a su figura como diosa de los infiernos y compartía con su madre el protagonismo durante los llamados Misterios de Eleusis.

Su nombre en la cultura romana es Proserpina.

Pan

Es el dios de la naturaleza salvaje, protector de los rebaños y manadas. Hijo de Hermes y de la ninfa Dríope, se le asocia con el cortejo de Dioniso. Su apariencia es humana, aunque posee patas y cuernos de macho cabrío.

Pan era adorado por pastores y cazadores, un dios jovial que recorría los montes acompañado siempre de su perro. Se le relaciona con la música y se le atribuye la creación de la flauta de doble caña, también llamada Siringe, en honor a una ninfa de la que el dios estaba enamorado.

Musas

Imagen de las 9 Musas

Eran nueve divinidades nacidas de la unión entre Zeus y Mnemósine. Estas ninfas tenían dotes proféticas e inspiradoras para aquellos que cultivan cualquier disciplina artística, aunque tradicionalmente se las vincula con la poesía.

Calíope era musa de la poesía épica, Clío era la musa de la historia y Erato de la lírica coral. A Melpómene se le atribuye la tragedia, a Talía la comedia y a Polimnia la pantomima. Terpsícore era musa de la danza, Euterpe de la flauta y Urania de la astronomía.

Ver también:

Referencias:

  • Martínez, C. F., Fernández-Galiano, E., Melero, R. L., & Fernández-Galiano, M. (1997). Diccionario de mitología clásica. Alianza.
  • Hesíodo. (2000) Obras y fragmentos. Biblioteca Básica Gredos.

Cómo citar: Vicente, Eva (14/12/2022). "Dioses griegos". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/dioses-griegos/ Consultado:

Eva Andrés Vicente
Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid (2007). Profesora de clases particulares de latín, griego y lengua española entre 2006 y 2009. Creadora de contenidos online desde mayo de 2021.