Significado de Esclavismo

Qué es Esclavismo:

Se entiende por esclavismo el sistema social que se fundamenta en la esclavitud como un régimen social. El esclavismo también indica el modo de producción que se basa en el trabajo forzado de la mano de obra que solo recibe a cambio lo necesario para subsistir.

Por tanto, el esclavismo es una condición jurídica en la cual una persona, bien sea hombre o mujer (esclavo o esclava), es propiedad de otra, es decir de un amo. El esclavo no es libre de tomar sus propias decisiones, no tiene derechos y es explotado cruelmente.

El esclavismo ha existido desde la época de la prehistoria cuando inició la descomposición de las comunidades primitivas y el hombre comenzó a utilizar a otros individuos con fines comerciales.

Al desarrollar la actividad agrícola el ser humano tuvo que procurar una mayor organización social y laboral para lo cual utilizó a los esclavos con fines comerciales basándose en la idea de la propiedad.

Es decir, los esclavos formaban parte de las pertenencias del amo y eran considerados como los medios de producción, sin ningún tipo de beneficio, solo debían seguir órdenes y trabajar.

En consecuencia, los esclavos no tenían derecho a defender su voluntad y eran utilizados por sus dueños hasta agotar todas sus fuerzas sin importar su estado de salud.

La esclavitud formó parte del orden social tanto en las organizaciones sociales más antiguas, como en las precolombinas. Por ejemplo, en India, China, Egipto, Mesopotamia, Grecia, Roma, se empleaban a los esclavos en los hogares, en el comercio, la construcción de palacios y mausoleos, la agricultura, entre otros.

En América los aztecas, mayas e incas, también utilizaban a los esclavos con fines similares.

El esclavismo fue creciendo a medida que los pueblos más fuertes y ricos invadían y conquistaban a otros poblados más pequeños y pobres de donde obtenían esclavos. En otros casos, había personas que se vendían como esclavos con el fin de pagar sus deudas, y otros eran esclavos por cometer algún delito.

No obstante, aunque todavía existen diversos casos de esclavitud, han sido innumerables las personas a lo largo de la historia que han luchado en su contra hasta alcanzar su abolición.

Actualmente existen tratados internaciones en contra de la esclavitud y se estableció el día 2 de diciembre de cada año, como el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud .

Vea también Esclavitud.

Surgimiento del esclavismo y sus consecuencias

El esclavismo forma parte del desarrollo de la organización social y agrícola, el cual sustituyó el antiguo régimen comunal y generó un sistema económico de producción esclavista tomando en cuenta lo siguiente:

Desarrollo de la productividad: a medida que se desarrollaron e inventando nuevas herramientas y métodos de agricultura y cría de animales, aumentó el desarrollo económico y se precisaba de mayor mano de obra, es decir, esclavos.

Propiedad privada: esta idea surgió a medida que se desarrollaron instrumentos de trabajo que propiciaron una mayor producción y diversificación de productos, con el fin de sustentarse y hacer trueques o negocios. Al tener mayores ganancias y riquezas se precisaba de más cantidad de esclavos que se compraban o intercambiaban.

Desigualdad patrimonial: a medida que las personas se enriquecían debían fortalecer la seguridad de sus pertenencias y sus ejércitos, los cuales tenían la tarea de invadir pueblos más pequeños y pobres a fin de apoderarse de todo aquello que encontraban. Las personas que capturaban o sobrevivían a los actos vandálicos se tomaban como esclavos.

Clases sociales: una vez se organizados los grupos sociales, estos se diferenciaban por sus riquezas y estatus de poder, y se dividieron en clases sociales alta, media y baja. La clase baja tenía pocos recursos, estaba formada, generalmente, por artesanos y campesinos, y de ahí se obtenía gran número de esclavos.

Aparición del estado: los estados se fueron conformando manteniendo las medidas de represión esclavista y negando sus derechos, por el contrario, se justificaba aún más su existencia y trabajo duro. El esclavismo se extendió por años gracias al apoyo de diversos políticos y jueces que apoyaban la postura esclavista.

Modo de producción esclavista

La mejor manera de desarrollar el modo de producción fue el esclavismo, ya que los esclavos trabajan arduamente, día y noche, a fin de generar mayores niveles de productividad. Los esclavos eran las personas que trabajan la tierra, la construcción, la ganadería y las minas.

Esta mano de obra impulsó un importante desarrollo a nivel económico y comercial. Tanto así, que al principio los esclavos fueron considerados como un tipo de moneda de intercambio con el cual se podía efectuar pagos, hasta la aparición de la moneda metálica.

El modo de producción esclavista desarrolló una importante fuerza de producción industrial que impulsó la actividad económica. Antes de la abolición de la esclavitud, las familias adineradas poseían grandes riquezas que se enumeraban en propiedades inmuebles, objetos lujosos, esclavos, entre otros.

Para ese entonces, los trabajos realizados por los esclavos eran rudimentarios y artesanales, no se empleaba ningún tipo de maquinaria.

En el modo de producción esclavista la fuerza de trabajo está sometida a la esclavitud y todo lo que esto conlleva, es decir, unicamente trabajo y ningún tipo de retribución por el esfuerzo o productividad.

Este modo de producción también está basado en la propiedad y el derecho, es decir, solos los esclavos que tenían la posibilidad de pagar por su libertad eran liberados, de lo contrario seguían en esa situación.

Vea también Esclavo.

Cómo citar: "Esclavismo". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/esclavismo/ Consultado: