Significado de Humanismo

Qué es Humanismo:

El humanismo, en el sentido amplio, significa valorar al ser humano y la condición humana. En este sentido, está relacionado con la generosidad, la compasión y la preocupación por la valoración de los atributos y las relaciones humanas. La palabra, como tal, se compone de la palabra humānus, que significa ‘humano’, e -ισμός (-ismós), raíz griega que hace referencia a doctrinas, sistemas, escuelas o movimientos.

El humanismo fue un movimiento filosófico, intelectual y cultural que comenzó en Italia en el siglo XIV con el Renacimiento y se extendió a través de Europa, rompiendo con la fuerte influencia que ejerció la Iglesia católica en todos los órdenes de la vida durante la Edad Media.

El teocentrismo, por ejemplo, que concebía a Dios como el centro de todo, deja paso al antropocentrismo, donde el hombre ocupa el centro y se erige como la medida de todas las cosas. En este sentido, el humanismo exalta las cualidades de la naturaleza humana sin recurrir a ninguna religión para ello.

La filosofía humanista ofrecía nuevas formas de pensar y reflexionar acerca de las artes, las ciencias y la política, lo cual revolucionó el ámbito cultural y supuso un periodo de transición entre la Edad Media y la Modernidad.

Vea también:

A través de sus obras, los intelectuales y los artistas humanistas exploraron temas inspirados en los clásicos de la antigüedad grecorromana, que eran sus modelos de verdad, belleza y perfección. Algunos autores humanistas de gran importancia de aquel periodo fueron Giannozzo Manetti, Marsilio Ficino, Erasmo de Rótterdam, Guillermo de Ockham, Francesco Petrarca, François Rabelais, Giovanni Pico della Mirandola, Tomás Moro, Andrea Alciato y Michel de la Montaigne, entre otros.

En las artes plásticas y en el campo de la Medicina, el humanismo propició obras enfocadas en el estudio de la anatomía y del funcionamiento del cuerpo humano. Por su parte, en las ciencias, se produjo la secularización del saber científico y ocurrieron importantes descubrimientos en diversas ramas del saber, como la Física, las Matemáticas, la Ingeniería o la Medicina.

Humanismo y Renacimiento

El humanismo sentó las bases y los fundamentos ideológicos del Renacimiento europeo. El humanismo renacentista, como tal, surgió con una nueva postura hacia las doctrinas religiosas en vigor de aquel momento, y con un consiguiente alejamiento de estas doctrinas para poder realizar una evaluación más racional de estas. Durante el Renacimiento, el humanismo también se caracterizó por los intentos de liberar al ser humano de las rígidas reglas del cristianismo de la época medieval. En un sentido amplio, el humanismo en este periodo batalló contra el oscurantismo de la Edad Media, y llevó a la creación de un comportamiento y una conducta científica, libre de normas teológicas.

Vea también Renacimiento.

Humanismo y Literatura

El humanismotambién corresponde a una escuela literaria que tuvo gran importancia en los siglos XIV y XV. En la literatura, se destacó la poesía palaciana, es decir, la surgida dentro de los palacios, escrita por nobles que retrataron los usos y las costumbres de la corte. Algunos de los escritores italianos que causaron más impacto fueron Dante Alighieri con la Divina comedia, Petrarca con el Cancionero y Boccaccio con el Decamerón.

Humanismo secular

El humanismo secular, también conocido como el humanismo laico, es un movimiento filosófico que se ocupa de la justicia social, la razón humana y la ética. Los humanistas seculares, seguidores del naturalismo, fueron generalmente ateos o agnósticos, al mismo tiempo que renegaban de la doctrina religiosa, la pseudociencia, la superstición y el concepto de lo sobrenatural. Para los humanistas seculares, estas áreas no son vistas como el fundamento de la moralidad y de la toma de decisiones. Por el contrario, un humanista secular se basa en la razón, la ciencia, la experiencia personal y el aprendizaje a través de los relatos históricos, que se constituyen como los soportes éticos y morales dan sentido a la vida.

Humanismo y Psicología

La psicología humanista tuvo su origen en la década de 1950, y su importancia aumentó significativamente en las décadas de los 60 y 70. Siendo una rama de la psicología y, más específicamente, de la psicoterapia, la psicología humanista surgió como una reacción al análisis exclusivamente realizado sobre el comportamiento.

Teniendo como base el humanismo, la fenomenología, el existencialismo y la autonomía funcional, la psicología humanista enseña que el ser humano tiene en su interior un potencial de autorrealización.

La psicología humanista, como tal, no tiene como propósito revisar o realizar una adaptación de los conceptos psicológicos existentes, pero sí procura ser una nueva aportación al campo de la psicología encuadrándose dentro de lo que se conoce como el paradigma humanista. En este sentido, se considera como una teoría adicional, juntamente con la terapia de la conducta y el psicoanálisis.

Vea también:

Fecha de actualización: 28/09/2018. Cómo citar: "Humanismo". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/humanismo/ Consultado: