Significado de Farsa

Qué es Farsa:

La farsa es un tipo de representación teatral que se caracteriza por su brevedad y la interpretación burlesca y satírica que realizan los personajes sobre diversas circunstancias y comportamientos comunes que experimentan las personas.

Asimismo, coloquialmente se entiende por farsa las actitudes que toman algunas personas para confundir o engañar a alguien a partir de una serie de mentiras e inventos. Por ejemplo, “tu hermana hizo toda una farsa para que saliéramos de casa”; “debes terminar con esta farsa y decir toda la verdad”.

Farsa en teatro

Su nombre deriva del latín farcire, que significa ʽrellenarʼ. La farsa surgió a lo largo del desarrollo del teatro griego, pero fue en la Edad Media cuando más se cultivó e interpretó entre los interludios de las demás obras dramáticas para rellenar o complementar el programa teatral.

La farsa surgió como una alternativa para el público, por eso expone otros temas y asuntos reales, menos densos que los que se acostumbraban a representar sobre los morales y religiosos.

De allí que la farsa se caracterice por entretener y divertir al público a través de la sátira y de las ironías representadas acerca de las actitudes de las personas y la sociedad en general.

De esta manera, la farsa fue del agrado del público y poco a poco fue ganando popularidad, aunque en sus inicios se le relacionaba como aquellas obras teatrales que se hacían en las comunidades más humildes.

Sin embargo, la farsa ganó espacio y cada vez tuvo mayores representaciones, incluso, se podría decir que influenció la creación del teatro del absurdo.

No obstante, cabe destacar que aunque la farsa tuvo su mayor auge durante la Edad Media, en la actualidad no se le considera como un género teatral sino como una forma teatral que simboliza la realidad.

Es decir, la farsa busca denunciar diversas realidades a través de representaciones ridículas o grotescas del comportamiento de ciertos individuos, esto genera una risa impulsiva, la cual que no deriva de la reflexión de los hechos. Sin embargo, algunas farsas no producen risas pero sí logran conmover o avergonzar al público.

La farsa es una reinterpretación de la realidad que busca exponer y denunciar las miserias humanas, las posturas religiosas, las ideologías, las crueldades, lo desagradable, las mentiras, las burlas y las críticas malintencionadas de la sociedad.

Las interpretaciones de las farsas buscan enseñar la realidad, por ello acostumbran a ser extravagantes, burlescas y poner en ridículo y avergonzar a muchas personas.

No obstante, no debe ser confundida con la comedia, que es un género teatral que se opone a la tragedia y siempre tiene un final feliz.

Características de la farsa

A continuación se presentan las principales características de la farsa.

  • Busca reflejar la realidad desde una perspectiva irónica y burlesca.
  • Satiriza los comportamientos ridículos de algunas actitudes humanas.
  • Los personajes se desenvuelven a través de interpretaciones caricaturescas, extravagantes y, en ocasiones, grotescas.
  • Busca enfrentar al espectador con la realidad en sí misma.
  • Siempre tiene un final feliz y, en ocasiones, queda abierta a la imaginación.
  • Expone una crítica social desde la óptica satírica.
  • En ocasiones puede hacer uso del lenguaje vulgar.
  • Los temas pueden partir de lo más sencillo a lo más complejo.

Ejemplos de la farsa

Entre los ejemplos más conocidos de la farsa se pueden destacar las obras cinematográficas del comediante Charles Chaplin, la obra Ubu rey del dramaturgo francés Alfred Jarry, la obra Eloísa está debajo de un almendro, del dramaturgo español Enrique Jardiel Poncela, entre otros.

Vea también Comedia.

Fecha de actualización: 10/07/2018. Cómo citar: "Farsa". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/farsa/ Consultado: