Hades (Dios Griego del Inframundo)

Eva Andrés Vicente
Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica

Hades es el dios del inframundo o reino de los muertos, forma parte de la primera generación de dioses en la mitología griega. El nombre de Hades proviene de Aïdēs, que en griego antiguo significa “el invisible”, haciendo alusión al reino que gobernaba, que se hallaba fuera del mundo terrenal.

Aunque también puede referirse a su principal atributo, su casco de invisibilidad, que obtuvo durante la guerra contra los titanes y que le permite moverse sin ser visto.

Dios griego Hades con casco y cetro

Es una divinidad asociada a la riqueza de la tierra, pues los minerales y los metales preciosos se encuentran en su dominio subterráneo.

Hijo de Cronos y Rea; hermano de Zeus, Poseidón, Hera, Démeter y Hestia. Es un dios serio y reservado que vive separado del mundo de los vivos y los demás dioses. Su papel es custodiar las almas de los fallecidos y mantener el equilibrio en su reino.

Se le considera una divinidad fuerte, que destaca por su determinación a la hora de juzgar las almas. Hades comprende la complejidad de las vidas humanas y evalúa sus almas con justicia, tomando en cuenta sus acciones y motivaciones.

Su compleja personalidad refleja la riqueza de su influencia en las creencias griegas sobre la vida, la muerte y el más allá. En la mitología romana era conocido con el nombre de Plutón.

Aquí puedes conocer a algunos de los hermanos de Hades:

Hades en la mitología griega

Hades y sus hermanos

Según la mitología griega, Hades es hermano de Démeter, Hestia, Hera, Poseidón y Zeus. Fue devorado por Cronos, como el resto de sus hijos, y posteriormente liberado por Zeus, quien obligó al titán a vomitar a toda su descendencia.

Zeus, Poseidón y Hades, el mayor de los tres, lideraron la Titanomaquia, una batalla contra los Titanes que duró 10 años. Hades, armado con un casco que le volvía invisible, consiguió desarmar a Crono, quien fue abatido por uno de los rayos de Zeus.

Tras la victoria, los dioses se repartieron los reinos a gobernar. A Zeus le correspondió el Olimpo o reino de los dioses, a Poseidón los mares y océanos, y a Hades el reino de los muertos.

Conoce a Los Principales Dioses Griegos y Mitología Griega.

Hades y el mito del rapto de Perséfone

Hades se enamoró de Perséfone, hija de su hermana Deméter, diosa de la agricultura y la fertilidad.

Hades la engañó y la raptó para poder llevarla al inframundo. Cuando esto ocurrió, Deméter recorrió el mundo buscándola, y su desolación hizo que la tierra se volviera infértil, a consecuencia de un invierno que nunca más llegaba a su fin.

Zeus intervino para que Perséfone fuese devuelta al mundo de los vivos, pero ya era demasiado tarde. Había comido semillas de granada durante su estancia en el reino subterráneo y estaba condenada a permanecer allí para siempre.

Para solucionar la situación, Zeus decide que Perséfone pase parte del año en el reino de los muertos y la parte, en el mundo de los vivos.

Este es el origen mitológico de las estaciones. Cuando Perséfone está en el Hades, la tierra se vuelve gris, triste y estéril (otoño e invierno). Cuando regresa al mundo de los vivos, la tierra florece y los árboles dan sus frutos (primavera y verano).

De la unión de Hades y Perséfone no hubo descendencia mítica. Se cree que tiene relación con el hecho que no puede brotar nueva vida desde la muerte.

Hades y el inframundo

Barquero Caronte

Hades ha sido retratado como un dios especialmente cruel con aquellos que intentaran escapar de su reino. Cuando los seres humanos alcanzan su destino final, Hermes Psicopompo, el guía de las almas, los acompaña en su descenso hacia el inframundo gobernado por el dios Hades.

El viaje hacia el reino de los muertos no es sencillo. Las almas cruzan la turbulenta laguna Estigia en compañía del barquero Caronte, quien transporta a los difuntos por el precio de un óbolo, una moneda que debían poner los familiares o amigos en la boca del fallecido.

Al otro lado de la laguna Estigia encontrarán a Cerbero, el feroz perro guardián de tres cabezas que custodia la entrada al dominio de los muertos.

Tras superar estas pruebas, las almas finalmente llegan a los campos de Asfódelos, una vasta extensión que se extiende en el inframundo. Allí, las almas aguardan en una especie de letargo hasta que llega el momento de enfrentar el juicio que determinará su destino. Cada acción, cada elección durante su vida mortal, es sopesada con imparcialidad.

Aquellas almas que han llevado vidas comunes y corrientes, sin destacar en virtud ni maldad, regresan a los campos de Asfódelos, para vagar sin rumbo durante años.

Las almas que han mostrado bondad y pureza en sus vidas son recompensadas. Accederán a los campos Elíseos, un rincón paradisíaco en el inframundo donde encuentran la dicha y la felicidad eternas, exentas de sufrimiento.

Aquellas que han cometido actos atroces se convierten en sombras atrapadas en el Tártaro, una región de sufrimiento, donde enfrentan castigos adecuados a sus transgresiones, perpetuando un ciclo de penitencia.

Saber más sobre el Significado de Hades en la Biblia y la Mitología

Vea también:

Referencias:

  • Martínez, C. F., Fernández-Galiano, E., Melero, R. L., & Fernández-Galiano, M. (1997). Diccionario de mitología clásica. Alianza.
  • Hesíodo. (2000) Obras y fragmentos. Biblioteca Básica Gredos.

Cómo citar: Vicente, Eva (22/02/2024). "Hades (Dios Griego del Inframundo)". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/hades-dios-griego-del-inframundo/ Consultado:

Eva Andrés Vicente
Eva Andrés Vicente
Licenciada en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid (2007). Profesora de clases particulares de latín, griego y lengua española entre 2006 y 2009. Creadora de contenidos online desde mayo de 2021.
Otros contenidos que pueden ser de tu interés