Significado de Memoria humana

Qué es Memoria humana:

La memoria humana es una función cerebral que implica un complejo proceso de codificación, almacenamiento y recuperación de la información, habilidad y experiencia obtenida en el pasado.

Se trata de una función básica, pero de vital importancia del cerebro que surge gracias a las conexiones sinápticas que realizan las neuronas y que hacen posible que el ser humano desarrolle la capacidad de recordar.

De hecho, aunque en la memoria se almacena información bastante fiable, no se trata de un recuerdo totalmente exacto de aquello que vivimos. De allí que tengamos en muchas ocasiones recuerdos distorsionados.

En este sentido, la memoria humana es una de las funciones cerebrales más estudiadas debido a su importancia. Los especialistas han establecido que se trata de un proceso que se desarrolla en diversas partes del cerebro y sus estudios se han desarrollado desde el siglo XIX hasta nuestros días.

La memoria nos permite distinguir aquello que sabemos, quiénes son las personas que nos rodean, cómo debemos actuar o llevar a cabo ciertas tareas, nos permite ubicarnos en el tiempo y espacio, entre otros. Por tanto, resulta de vital importancia, ya que sin memoria los seres humanos no sabríamos cómo actuar ante los diversos escenarios que se nos presentan a diario.

Fases de la memoria humana

A continuación se presentan las fases que constituyen la memoria humana como una función cerebral.

  • Codificación: se trata del proceso y transformación continua de la información sensorial en códigos verbales o códigos visuales que reciben un significado. La memoria humana solo almacena la información que le resulta de mayor relevancia según las experiencias anteriores, de allí que tanto la concentración como la atención del individuo influyan en aquello que su memoria codifica.
  • Almacenamiento: se refiere a la acumulación y retención de la información que será utilizada a medida que sea necesario. El almacenamiento puede darse tanto en lo que se denomina como memoria de corto plazo, como en la memoria de largo plazo.
  • Recuperación: es la acción de recordar y que nos permite encontrar la información que ya fue codificada (con significado) y almacenada, bien sea para evocarla o actualizarla.

Tipos de memoria humana

La memoria humana se clasifica en tres diferentes tipos que a continuación se presentan.

Memoria sensorial

La memoria sensorial es aquella que se capta a través de los sentidos, en especial a través de los sentidos visual y auditivo. Este tipo de memoria se caracteriza por procesar un gran número de información, pero que es almacenada por un breve tiempo. También puede ser transmitida a la memoria de corto o largo plazo.

La memoria sensorial se subdivide en:

  • Memoria icónica: registra y almacena una gran cantidad de estímulos visuales (imágenes), pero por corto tiempo hasta que sea categorizado o reconocido aquello que se vio.
  • Memoria ecoica: almacena de manera temporal los estímulos auditivos hasta que el receptor los procesa. Este tipo de memoria, por ejemplo, nos permite llevar a cabo conversaciones.

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo se caracteriza por tener la capacidad de almacenar información, a partir del ambiente en el cual se interactúa y por tiempo limitado.

En este sentido, la memoria humana puede retener entre 6 o 7 ítems o elementos durante un periodo de 30 o 40 segundos, aproximadamente, si no se repite la información varias veces.

Por ejemplo, solo podemos memorizar un número telefónico por breve tiempo si no lo repetimos más de una vez. Otro ejemplo puede ser el tratar de recordar una serie de elementos que nos han mostrado rápidamente, de los cuales se olvidan algunos al pasar pocos minutos, en especial los intermedios, ya que es más fácil recordar los primeros elementos o los últimos.

La memoria a corto plazo se puede mantener al repasar de manera constante y por un momento la nueva información, de lo contrario será olvidada. Incluso, si se trata de un repaso prolongado de la información, ésta podrá transferirse a la memoria de largo plazo.

Memoria operativa

La memoria operativa o memoria de trabajo es un sistema de memoria a corto plazo que nos permite almacenar y utilizar informaciones que luego podrán ser aplicadas en la ejecución de ciertas tareas que precisen de un tipo información almacenada en la memoria de largo plazo.

Esta memoria a su vez está compuesta por otros subsistemas que son:

  • Ejecutivo central: es un sistema supervisor que nos permite hacer uso de la información que se tiene a fin de establecer metas, planificar u organizar tareas con un fin específico.
  • Bucle fonológico: es un sistema de memoria que almacena la información verbal que recibimos.
  • Agendo visoespacial: sistema de memoria limitado que almacena la información visual y espacial (imágenes mentales).

Memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo es aquella que tiene almacenado todo el cúmulo de información, experiencias y recuerdos que hemos codificado, retenido y recuperado a lo largo de nuestra vida. Es decir, es nuestra memoria general acerca de todo lo que conocemos.

En la memoria de largo plazo se encuentran las habilidades desarrolladas, las estrategia aplicadas para llevar a cabo diversas tareas, acontecimientos, imágenes, entre otros.

La memoria a largo plazo se puede subdividir en:

  • Memoria implícita o procedimental: se trata de aquello que aprendemos y que después aplicamos de manera inconsciente. Por ejemplo, una habilidad física como montar bicicleta.
  • Memoria explícita: se refiere al conocimiento que se acumula a través de las experiencias. A su vez se subdivide en memoria episódica (hechos concretos) y memoria semántica (palabras, fechas, números).

Vea también Memoria.

Fecha de actualización: 15/10/2019. Cómo citar: "Memoria humana". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/memoria-humana/ Consultado: