Significado de Satélite

Qué es Satélite:

Como satélite designamos al cuerpo menor que orbita en torno a otro de mayor proporción. La Astronomía diferencia entre dos tipos de satélite: los cuerpos celestes naturales y los artificiales. La palabra, como tal, proviene del latín satelles, satellĭtis, y se usaba originalmente para referirse a la guardia o escolta del rey, de allí que posteriormente se haya empleado para designar lo que está en torno o alrededor de algo.

En este sentido, puede emplearse para referirse a una persona que depende o está subordinada a otra de mayor rango. Dentro de la organización demográfica, por su parte, también existe el concepto de ciudad satélite, que implica la creación de una ciudad dependiente, en términos de actividad económica, de otra de mayor importancia. Asimismo, puede utilizarse para hacer referencia a un Estado que es política y económicamente dominado por otro Estado que ostenta mayor poder.

En mecánica, satélite puede designar a la rueda dentada de un engranaje que gira sobre un eje y cuya función es transmitir el movimiento de otra rueda dentada.

Satélite natural

Un satélite natural es un cuerpo celeste opaco, cuyo brillo supone el reflejo de un astro mayor, que orbita en torno a un planeta mayor o primario. El satélite, como tal, acompaña al planeta en su movimiento de traslación alrededor del astro que aquel, a su vez, orbita. El satélite que nos es más familiar es la Luna, aunque otros planetas del sistema solar, como Júpiter, Marte o Saturno, poseen también sus propios satélites o lunas.

Satélite artificial

Un satélite artificial es un vehículo espacial que se ha colocado en órbita alrededor de la Tierra (o de algún otro astro), dispuesto con tecnología para la recopilación y retransmisión de información. Su órbita puede ser baja, media, elíptica o geoestacionaria (acorde con la velocidad de la Tierra), según el tipo de funciones a que esté destinado, que podrán ser pacíficas, para la trasmisión de datos de índole geológica, cartográfica, meteorológica o experimental, así como para aplicaciones en la industria de la telefonía y la televisión, o militares, como el espionaje.

Satélite meteorológico

Un satélite meteorológico es aquel cuya función esencial es hacer seguimiento del tiempo atmosférico y las condiciones ambientales de la Tierra para recopilar y retransmitir la información. En este sentido, un satélite meteorológico, además de rastrear fenómenos asociados al clima, abarca aspectos de la actividad atmosférica como la polución del aire, las auroras polares, los incendios forestales, las tormentas de arena, las corrientes oceánicas y fenómenos como los huracanes o las erupciones volcánicas; asimismo, también es útil para observar el estado de la capa de ozono, el color de los mares, las luces de las ciudades, o las zonas cubiertas de nieve sobre la superficie terrestre.

Satélite de comunicaciones

Como satélite de comunicaciones se denomina aquel tipo de satélite empleado para la emisión y retrasmisión de señales en amplias zonas de la superficie terrestre usando frecuencias de radio o microondas. En este sentido, su función es similar a la de una antena, pero su rango de acción es mayor y más eficaz. Por lo general, son satélites geoestacionarios usados en gran medida por la industria de las telecomunicaciones.

Fecha de actualización: 22/09/2014. Cómo citar: "Satélite". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/satelite/ Consultado: