Desierto

¿Qué es un desierto?

El desierto es un área de tierra extremadamente seca y con escasas precipitaciones. Es uno de los biomas más importantes de la Tierra dada la variedad de plantas y animales adaptados a vivir en tales condiciones.

Los desiertos cubren aproximadamente una quinta parte de la superficie terrestre, y se pueden encontrar en todos los continentes de la Tierra. Por ello, se puede diferenciar entre desiertos cálidos, desiertos fríos, desiertos montañosos, desiertos costeros y desiertos semiáridos.

Desierto.1En los desiertos, la flora y la fauna son escasos debido a poca agua y las altas temperaturas en las que se desarrollan.

Estos biomas reciben cerca de 25 cm de lluvia por año, lo que dificulta la supervivencia de los seres vivos. Sin embargo, muchas especies se han adaptado a vivir bajo las temperaturas extremas y la aridez de los suelos que los caracteriza, empleando técnicas que les permiten superar la agresividad del medio.

Características del desierto

Escasez de agua

La falta de agua se debe a que las precipitaciones son escasas y apenas llegan a los 25 cm por año, incluso, puede ser un valor menor. La baja humedad atmosférica, las altas temperaturas durante el día y los fuertes vientos también propician la falta de agua.

Temperaturas extremas

En los desiertos cálidos durante el día las temperaturas pueden llegar hasta lo 50° C, y en la noche pueden caer hasta los 0° o -10° C. En los desiertos polares las temperaturas suelen ser inferiores a cero, y pueden alcanzar los -50° C.

Ubicación geográfica

Los desiertos cubren cerca de un quinta parte del planeta. Los desiertos cálidos se ubican en las latitudes tropicales y templadas de una zona del ecuador. Sin embargo, también se encuentran desiertos en otras zonas como en Argentina, el norte de África, Asia, Australia, Chile, Estados Unidos, México, Rusia, entre otros.

Los desiertos fríos se ubican en las zonas polares del Ártica y la Antártida, por ejemplo, Groenlandia.

Clima desértico

Se diferencian tres zonas que son:

  • Zonas semiáridas o esteparias: se ubican en los bordes de los desiertos y tiene una precipitación media entre 250 y 500 mm.
  • Zona árida: las precipitaciones anuales están entre los 25 y 250 mm.
  • Zona hiperárido: son aquellas zonas en las que pueden pasar varios años sin llover, como en los desiertos ubicados en zonas polares o en centro de los grandes desiertos cálidos.

Flora y fauna

La flora y la fauna de los desiertos está compuesta por plantas y animales adaptados a sobrevivir bajo condiciones climáticas extremas. Son especies muy vulnerables a los cambios climáticos y demás actividades del ser humano que afecten los desiertos y causen procesos de desertificación.

Relieve

El relieve de los desiertos se caracteriza por tener:

  • Dunas: montículos de arena que se forman por el viento al juntar capas de arena que se acumulan. Se pueden encontrar en los desiertos costeros y en el interior de los grandes desiertos.
  • Llanuras: son grandes extensiones de tierra plana que pueden presentar ondulaciones debido a las dunas. Se pueden apreciar tanto en los desiertos calientes como en los fríos.
  • Salinas: se ubican en zonas que en tiempo pasado fueron lagos o estanques de agua salada y que se secaron dejando en el fondo grandes depósitos de sal.
  • Mesetas: son elevaciones con cimas planas y laderas empinadas en medio del desierto.

Suelos

Los suelos de los desiertos varían según los procesos de erosión que afectan una zona en particular. Por ello, se pueden diferenciar suelos arenosos compuestos principalmente por arena, y desiertos rocosos o pedregosos cuyos terrenos están compuestos por piedras.

Actividad humana

Diversas actividades humanas contribuyen a que los espacios desérticos estén en aumento. Por ejemplo, las actividades agropecuarias contribuyen a la desertificación de los suelos por causa del pastoreo y el aprovechamiento incorrecto de los recursos hídricos de diversas zonas.

Sin embargo, millones de personas viven en zonas desérticas adaptadas para el desarrollo de diversas actividades sociales, económicas y culturales.

Ejemplo de ello son los Emiratos Árabes Unidos, y otras regiones de América, África y Asia donde incluso, aún se encuentran agrupamientos nómadas dedicados al pastoreo en zonas aledañas a los oasis.

Ecosistema del desierto

El ecosistema del desierto está conformado por diversas especies de plantas y animales adaptados a vivir en zonas de extrema sequía y aridez.

Flora

La flora en los desiertos es escasa porque las plantas pueden pasar mucho tiempo, incluso años, recibir lluvias o agua fresca. Por tanto, la cobertura vegetal de estos biomas sea reducida o casi inexistente.

Las formaciones vegetales se caracterizan por tener ciclos de vida cortos o ser resistentes a las extremas condiciones ambientales de los desiertos.

Las plantas xerófilas, por ejemplo, están adaptadas a la ausencia de agua. Estas plantas se han adaptado al tener raíces largas que se extienden para extraer, almacenar y conservar en sus tallos agua del subsuelo.

Algunos ejemplos de flora desértica son las plantas suculentas como los cactus que almacenan agua en sus espinas y tallos. También se pueden apreciar arbustos medianos, hierba de mezquite, entre otros. Incluso, alguna plantas del desierto pueden brotar y florecer en temporadas de lluvia.

En los desiertos fríos también hay pocas plantas debido a las bajas temperaturas, los periodos de poca luz y la falta de lluvias. Entre las plantas que se desarrollan en estas zonas están los arbustos enanos como el sauce polar, diversos tipos de musgo, entre otros.

Fauna

La fauna de los desiertos cálidos está constituida por animales adaptados a vivir en condiciones extremas. Estos han desarrollado técnicas que les permite vivir con poca agua y mantenerse frescos. Por ejemplo, los camellos puede pasar semanas sin beber agua porque sus pestañas y fosas nasales forman un barrera contra la arena.

Otros animales pasan gran parte de las horas soleadas bajo la tierra o escondidos entre las rocas, y salen de cacería en las noches cuando la temperaturas descienden.

La fauna desértica está compuesta por serpientes, lagartos, escarabajos, hormigas, arácnidos, aves, buitres, ratones, zorros, camellos, dromedarios, ratones, entre otros.

En los desiertos fríos los animales están adaptado a vivir bajo temperaturas muy bajas y con poca luz en ciertos periodos del años.

Entre las especies de animales que viven en estas condiciones están el oso polar, los pingüinos, las aves migratorias, los zorros del ártico, la liebre ártica, los renos, entre otros.

Vea también Ecosistema.

Tipos de desierto

  • Desierto cálido: consta de pocas precipitaciones y altas temperaturas a lo largo del año que pueden llegar a los 50º C. Se ubican cerca de la línea del ecuador y se caracterizan por tener suelos muy calientes. Por ejemplo, el desierto cálido más grande de la Tierra es el Sahara, al norte de África.
  • Desierto semiárido: es un tipo de desierto moderadamente seco, con temperaturas entre los 21 a 38º C en el día. Las precipitaciones son escasas aunque mayores que en los desiertos cálidos. Por ejemplo, el desierto de Montana en Estados Unidos.
  • Desierto costero: caracterizados por la ocurrencia de neblina, está asociado por las corrientes marítimas frías que provocan la inversión de temperatura y condensación. Las temperaturas medias son entre los 13 y 24º C. Por ejemplo, el desierto de Atacama en Chile.
  • Desierto frío: son desiertos cubierto de nieve, con precipitaciones anuales inferiores a 250 mm. Las temperaturas medias están entre los -2 y -26º C. Por ejemplo, el desierto de Groenlandia y la Antártida. En estas áreas se encuentran las tundras, biomas con semejanza a los desiertos fríos.
  • Desierto florido: ocurre en el desierto de Atacama, en Chile, el más estéril del planeta. Su nombre se debe en la aparición de diversas flores entre los meses de septiembre y noviembre, en aquellos años en que las precipitaciones son inusuales.

¿Cuáles son los desiertos más grandes de la Tierra?

  • Desierto de Sahara: conocido como el desierto más cálido del mundo. Se ubica en toda la franja norte del continente africano.
  • Desierto de Gobi: se extiende en la parte sur de Mongolia y el norte de China. Tiene una rica vida salvaje y un clima extremo.
  • Desierto de Sonora: se ubica entre los Estados Unidos y México, cubriendo grandes partes de Arizona y California.
  • Desierto Lençois Maranhenses: es un desierto de dunas blancas, ubicado en Brasil. Resultan curiosas y espectaculares las acumulaciones de agua que se forman entre junio y septiembre a raíz de las lluvias.
  • Desierto de Atacama: ubicado al norte de Chile es considerado el desierto más seco del mundo.
  • Desiertos polares del ártico y antártico: se ubican en las zonas polares y son los más grandes de este tipo.

Oasis

Los oasis son puntos geográficos en los desiertos en los que se puede encontrar agua y vegetación. Por ello, pueden haber asentamientos de personas que viven a sus alrededores, como los nómadas, ya que pueden realizar las actividades del pastoreo y la agricultura.

Se pueden encontrar oasis en el desierto de Ica, en Perú, Pica, en Chile y en varias zonas del Sahara en África.

Vea también Desertificación.

Fecha de actualización: 29/07/2020. Cómo citar: "Desierto". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/desierto/ Consultado: