Significado de Empresa

Qué es una Empresa:

Empresa es una entidad compuesta por un grupo de personas que destina recursos financieros propios o de terceros para llevar a cabo actividades industriales, comerciales o de servicios, bien sea con fines lucrativos o no.

La palabra empresa también se utiliza para referirse a una tarea, actividad o acción considerada difícil, importante o costosa.

El término empresa proviene del italiano impresa, que a su vez proviene del latín prehendere y significa tomar o alcanzar algo.

Clasificación de las empresas

Las empresas pueden clasificarse según diversos criterios que van desde el tamaño de la organización hasta el tipo de forma de jurídica con el cual generan sus actividades.

Empresas según su tamaño

Un criterio para clasificar a las empresas es el número de empleados que tiene. En ese sentido, las empresas pueden ser de cuatro tipos.

Microempresa

Es una organización formada por menos de 10 empleados.

Un ejemplo de microempresa serían los emprendimientos o las startups.

Pequeña empresa

Tiene hasta 50 empleados.

Un ejemplo de pequeña empresa son las iniciativas comerciales familiares.

Mediana empresa

Tienen hasta 250 empleados.Son empresas que probablemente comenzaron en las categorías anteriores hasta que pudieron expandirse.

Un ejemplo de mediana empresa son las cadenas de supermercados locales.

Gran empresa

Tienen más de 250 empleados. Por lo general son las empresas líderes en su rubro.

Ejemplos clásicos de grandes empresas son las multinacionales y transnacionales.

Empresas según el origen de su capital

Las empresas también pueden clasificarse por el origen de sus fondos económico. Pueden ser de tres tipos.

Empresa pública

En este caso, el Estado es quien pone los recursos económicos.

En muchos países de Latinoamérica, las empresas de servicios esenciales son públicas.

Empresa privada

Son organizaciones cuyo capital es de personas o empresas particulares.

La mayoría de las empresas son de este tipo.

Empresa mixta

Se refiere a aquellos casos en los que se combina capital público y privado o en su defecto, capital privado y gestión pública (del Estado).

En Europa, países como Noruega cuentan con un modelo de empresas mixtas para la gestión de los servicios públicos.

Empresas según el sector de su actividad

Según el tipo de actividad al que se dediquen las empresas, estas pueden ser:

Del sector primario

Están dedicadas a la explotación o extracción de materias primas.

Un ejemplo de empresa del sector primario son las empresas de minería.

Del sector secundario

Son entidades dedicadas a la transformación de materias primas en productos y servicios.

Un ejemplo de empresa del sector secundario es la industria de alimentos.

Del sector terciario

Son las empresas que se encargan de comercializar servicios o productos terminados.

Una zapatería o una agencia de viajes son un ejemplo de empresas del sector terciario.

Empresas según su ámbito de actividad

Dependiendo del alcance geográfico de la empresa, estas se clasifican en:

Empresas locales

Su radio de atención se reduce a una zona específica, como una ciudad o un pueblo.

Una librería es una empresa local, por ejemplo.

Empresas regionales

En este caso, se trata de organizaciones que se encuentran en un estado, provincia o región en particular.

Cualquier empresa que opere solo en una parte del territorio nacional, se considera una empresa regional.

Empresas nacionales

Son empresas que cuentan con sedes o sucursales dentro del mismo país. También aplica para las organizaciones cuyos productos o servicios puedan encontrarse a lo largo del territorio.

Hoy en día, las plataformas de comercio electrónico permiten que cualquier negocio que pueda vender sus productos a todo un país se considere una empresa nacional.

Empresas trasnacionales

Son organizaciones que tienen la capacidad para operar dentro y fuera del país, bien sea porque tienen sucursales físicas o porque sus productos tienen alcance internacional.

Las franquicias son un ejemplo de empresas trasnacionales.

Empresas según el destino de sus beneficios

Dependiendo del uso o destino de las ganancias generadas, las empresas pueden ser dos tipos.

Empresas con fines de lucro

Son las empresas cuyo objetivo es multiplicar su capital para el beneficio de sus socios o accionistas.

Cualquier organización con fines comerciales es una empresa con fines de lucro.

Empresas sin fines de lucro

Se refiere a las organizaciones privadas cuyo objetivo no es generar ganancias económicas, sino beneficios de carácter social o altruista.

Las organizaciones no gubernamentales y las fundaciones son ejemplos de empresas sin fines de lucro

Empresas según su forma jurídica

Cuando se registra una empresa legalmente, por lo general existen tres figuras jurídicas a elegir, dependiendo del número de socios involucrados y los objetivos de la organización.

Empresas individuales

Se refiere a las empresas formadas por una sola persona. Sin embargo, no todas las legislaciones permiten este tipo de figura jurídica.

Los trabajadores autónomos o independientes son un ejemplo de empresas individuales.

Sociedades

Son empresas formadas por un grupo de socios. Pueden ser de dos tipos:

Sociedades de responsabilidad limitada (S.R.L): tienen un número máximo de socios.

En México, General Electric está constituida como una S.R.L.

Sociedades anónimas (S.A): pueden tener un número ilimitado de socios.

En México, la empresa de alimentos Bimbo está constituida como S.A.

Cooperativas

Son organizaciones de interés social, cuyo objetivo suele ser la búsqueda de beneficios económicos o laborales para un colectivo determinado.

En Latinoamérica, es común que los trabajadores del campo se agrupen en cooperativas para vender sus productos, recibir capacitaciones o beneficios por parte del Estado.

Ver también Tipos de empresas.

Fecha de actualización: 21/04/2020. Cómo citar: "Empresa". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/empresa/ Consultado: