Machu Picchu: historia completa de la ciudad inca olvidada

Machu Picchu es una antigua ciudad inca que se encuentra en Perú. Su nombre deriva de la lengua quechua y significa 'montaña vieja', y fue construida antes del siglo XV.

En esta ciudad está el conjunto de construcciones mejor conservadas del Imperio inca, una de las civilizaciones precolombinas más poderosas de América del Sur, que ocuparon extensos territorios entre Colombia y Chile.

Machu Picchu se encuentra en una zona montañosa y selvática del lado oriental de la Cordillera de Andes, a 2430 m de altura sobre el nivel del mar, en la provincia de Urubamba, departamento del Cusco o Cuzco, Perú.

Machu Picchu-2

En la imagen se observan diferentes construcciones, entre ellas las terrazas para realizar la agricultura, actividad importante para el sustento de la población inca.

La antigua ciudad tiene un complejo arquitectónico imponente compuesto casas, terrazas, plazas, escalinatas y templos. Sobresale su diseño y la proeza de su construcción por ubicarse en la cima de una montaña.

En el año 1981 el lugar donde se encuentran propiamente las construcciones incas fue declarado Santuario Histórico de Machu Picchu. En 1983 la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad, y en julio de 2007 fue nominada como una de las siete maravillas del mundo moderno.

Machu Picchu siglo a siglo

Machu Picchu-1

Imagen de los restos que aún quedan en pie de casa, escalinatas y espacios abiertos de Machu Picchu.

La antigua ciudad de Machu Picchu fue habitada, aproximadamente, a partir del siglo IX por poblaciones indígenas de los alrededores de la Vilcabamba y del Valle Sagrado.

A pesar de que Machu Picchu se encuentra en una zona montañosa y selvática los primeros pobladores lograron realizar trabajos de agricultura, lo que conllevó al asentamiento de sus primeros pobladores, hasta la construcción de la ciudad en la cima de la montaña. Así se fue gestando su historia, luchas, olvido y su redescubrimiento.

Conquista de Pachacútec

Machu Picchu alcanzó su importancia y notoriedad en el siglo XV cuando fue conquistada por Pachacútec en 1430, noveno gobernante del imperio inca o Tahuantinsuyo. Pachacútec fue reconocido por transformar el curacazgo, Estado antiguo de Perú, en el reconocido Imperio incaico.

El dominio de Pachacútec abarcó las montañas de Machu Picchu, Huyana Picchu, sus quebradas y valles. Bajo su mandato se construyeron importantes centros administrativos, santuarios religiosos, terrazas para la agricultura, y hubo un aumento notorio de la población.

Años de transición y conquista de Perú

Pachacútec fue sucedido por su hijo Túpac Yupanqui entre los años 1470 y 1493, y este a su vez por su hijo Huayna Cápac, quien gobernó entre los años 1493 y 1527.

Huayna Cápac, se caracterizó por concentrar el poder político y religioso del imperio a fin de mantener los territorios conquistados por su padre y controlar la constante resistencia que había en la zona norte.

Tras morir de viruela, su hijo Huáscar Inca tomó el poder del imperio entre 1527 y 1532. Durante su mandato hubo constantes enfrentamientos y conspiraciones en su contra, especialmente, por parte de su hermano Atahualpa.

Así surgió una guerra civil por el trono del imperio entre los años 1529 y 1532, resultando victorioso Atahualpa.

Durante estos enfrentamientos también ocurrió la conquista de Perú. Los españoles guiados por Francisco Pizarro llegaron al Cuzco, y tomaron como rehén y ejecutaron a Atahualpa.

Incas de Vicabamba

Tras la conquista española Machu Picchu perdió, en gran medida, la importancia que había alcanzado. Los sucesores y herederos legítimos de Atahualpa se exiliaron en Vilcabamba, donde se mantuvo la resistencia en contra de los nuevos conquistadores.

Machu Picchu se mantuvo habitada, en menor medida, y fue considerada como ciudad que debía pagar tributos a los nuevos colonos españoles, quienes visitaron pocas veces este poblado.

El imperio inca existió hasta la muerte del último inca de Vilcabamba, Túpac Amaru, quien fue ejecutado por los españoles en 1572. Este hecho significó la conquista oficial de Perú.

Machu Picchu entre los siglos XVII y XIX

Con la muerte del último inca de Vilcabamaba, el imperio inca fue en total declive. Los colonos españoles no realizaron importantes asentamientos en aquella zona y Machu Picchu fue perdiendo su importancia, aunque no quedó totalmente deshabitado.

Tras muchos años, en 1865 Antonio Raimondi, un naturalista italiano, pasó cerca de las edificaciones incas sin saberlo. En 1867, un empresario alemán de nombre Augusto Berns fundó una empresa minera en la zona, lo que colocó nuevamente en el mapa a Machu Picchu.

No fue hasta 1880 que Charles Wiener, explorador francés, confirma la existencia de la ciudad olvidada de Machu Picchu. No llegó a ir, pero lo dedujo de diversas evidencias arqueológicas de las que le habían hablado.

Hallazgo de Machu Picchu 1911

En 1911 por el profesor estadounidense Hiram Bingham realizó una expedición en la zona, junto con otros guías, y llegó a Machu Picchu el 24 de julio de 1911. De esta manera fue redescubierta la ciudad Inca.

Bingham encontró dos familias que vivían en sus alrededores y uno de estos lo condujo hacia las ruinas incas que se encontraban encubiertas por la maleza.

Tras tal hallazgo, Bingham solicitó el apoyo de la Universidad de Yale y permiso del gobierno peruano para dar inicio al estudio de la zona arqueológica. En 1913, la revista National Geographic publicó un artículo sobre Machu Picchu. Desde entonces, esta zona arqueológica destacó por su valor cultural e histórico.

Vea también Las 7 maravillas del mundo moderno.

Cómo citar: "Machu Picchu". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/machu-picchu/ Consultado: