Significado de Inflación

Qué es Inflación:

Como inflación se denomina la situación de elevación generalizada y sostenida de los precios de los bienes y servicios en una economía durante un periodo determinado de tiempo.

La inflación es consecuencia del desequilibrio entre la producción y la demanda, lo que conlleva una subida continuada de los precios de los productos, ocasionando a su vez una pérdida del valor de dinero y del poder adquisitivo. Es decir, la demanda es mayor que la producción.

¿Por qué ocurre esto? Pues porque cuando los precios suben, con el mismo dinero podemos adquirir cada vez menos cosas, es decir, el poder adquisitivo disminuye. Esto se puede calcular gracia al índice de precios al consumidor (IPC, por sus siglas), que determina el porcentaje de variación de los precios de ciertos productos durante un periodo de tiempo determinado.

Vea también Devaluación.

Causas de la inflación

La inflación puede ser ocasionada por diferentes factores, a saber:

  • Inflación de la demanda, que es cuando la demanda de un bien aumenta más rápido que la oferta y el sector productivo no es capaz de satisfacer rápidamente dicha demanda.
  • Inflación de costes, que es cuando los costes de producción suben (por ejemplo, la materia prima), llevando a las empresas a subir sus precios para mantener sus márgenes de ganancias.
  • Inflación estructural, que es cuando la economía entra en una espiral inflacionaria donde, al subir los precios, suben los salarios, lo cual ocasiona a su vez una nueva subida de los precios, ocasionando una dinámica dañina.

Consecuencias de la inflación

La inflación puede tener, no obstante, tanto consecuencias positivas como negativas. Entre las primeras destaca el que los bancos centrales de los Estados puedan tomar como medida para mitigar una recesión ajustar sus tasas de interés con el propósito de estimular la inversión.

Entre las consecuencias negativas de la inflación, por su parte, está la disminución del valor real de la moneda, todo lo cual repercute negativamente en el ahorra y la inversión como consecuencia de la incertidumbre del valor del dinero en el futuro.

Vea también Recesión.

Tipos de inflación

La inflación puede ser clasificada en distintos tipos, según la forma en que se comporte.

  • Inflación moderada: es aquella en que los precios suben de manera gradual.
  • Inflación galopante: es aquella en que los precios suben en tasas que rondan los dos o tres dígitos al año.
  • Hiperinflación: es aquella en que la subida de los precios puede alcanzar 1.000% anual, como consecuencia de una severa crisis económica.

Vea también Hipeinflación y Crisis económica.

Inflación y deflación

La inflación y la deflación se diferencian en la forma en que afectan la economía de un país. Mientras que la deflación implica la bajada generalizada de los precios de los productos y servicios, lo cual puede conducir a una recesión económica, la inflación, por su parte, supone la elevación generalizada de los precios, lo cual ocasiona una pérdida del valor real del dinero y del poder adquisitivo.

Vea también Deflación.

Fecha de actualización: 24/07/2017. Cómo citar: "Inflación". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/inflacion/ Consultado: